Repetir un musical como “LA BELLA Y LA BESTIA“, que vi primero en Londres allá por el año 1999, luego en Madrid el 2000 con Carlos Marín y Xenia Reguant y en el 2007 con David Ordinas y Julia Möller en su segunda revisión, no me atraía en un principio y más cuando me habían comentado que habían reducido mucho toda la escenografía y que casi no tenía que ver con la espectacularidad del original.

Sin embargo, al aterrizar en Valencia esta nueva versión y estar casi dos meses en cartel, me hizo replanteármelo, contando con que tras visitar el teatro para ver desde detrás del escenario cómo se desarrollaba el montaje, me hicieron dudar de que fuese una versión “menor” como me habían dicho.

ignasi y talia

Talia del Val e Ignasi Vidal como “La Bella y la Bestia”

La posibilidad de ver el musical con un nuevo reparto, ofrece la suerte de poder verlo desde otra perspectiva. En esta ocasión, tenía curiosidad por ver a Talia del Val como Bella, ya que su Cosette de “Los Miserables” no me gustó nada y me extrañaba que le hubieran dado un papel de tanto peso en el musical, aunque la incógnita sigue sin despejarse para mi, ya que cuando fui al teatro, ante mi estupor anunciaron que el papel en esa función lo iba a hacer Lidia Fayren, que me gustó todavía mucho menos en su Eponine de “Los Miserables”, pero cual sería mi sorpresa, tras ver que mis prejuicios sobre ella se fueron al garete, ya que estuvo estupenda, vocal y actoralmente.

Ignasi Vidal me sorprendió, ya que acostumbrado a sus papeles de “duro”, no me lo hubiera podido imaginar en sus rabietas infantiles y guiños dirigidos al público más menudo, que le reían las gracias, a la vez que aguantaban la respiración, cuando sacaba su lado más fiero.

La-Taberna

Daniel Diges como Gastón

Daniel Diges, el más aplaudido por ser el más conocido (cosas de la televisión), sencillamente estuvo muy bien en su personaje del prepotente Gastón, que tras su Enjolras en “Miserables”, se está ganando a pulso un puesto en las quinielas para cualquier reparto de musicales que se precie.

Enrique del Portal sabe sacar partido de su papel tierno, despistado y medio chiflado del padre de Bella. Eva Diago está muy bien, pero desparovechada como el ropero, Madame de la Grand Bouche. Diego Rodríguez como Lumiere, Mone como la señora Potts, saben dar credibilidad a personajes salidos de un dibujo animado, sin caer en la ñoñería, gracias a una dirección que hace que todo el reparto esté equilibrado y tiren a una del musical.

dani y enrique

Enrique del Portal como Maurice y Daniel Diges como Gastón

El público que no conocía el musical original, comentaba a la salida que era lo mejor que habían visto nunca en una gira por provincias y cuando comentaba que en el musical original, Chip iba sobre un carrito que no tenía cortinillas como aquí, para “esconder” al niño que está dentro, o que el momento de la transformacion de la Bestia era mucho más espectacular, yo mismo me di cuenta de que “eso” no deja de ser “circo” y que el musical como tal, había llegado al público que llenó el teatro y gritó “Bravo” en repetidas ocasiones.

Las casi tres horas del espectáculo, no fueron problema para los más pequeños, que aguantaron como adultos responsables en sus butacas. Una versión más que digna del musical, que a la vista de como estaba el teatro, será un triunfo por donde pase y animará a otras compañías a arriesgarse en sacar de gira otras producciones.