Claude-Michel SCHÖNBERG, músico

Nacido el 6 de Julio de 1944 en Vannes, Francia, creció en medio de un entorno totalmente musical. Su padre era afinador de pianos y reparador de armoniums, que tenía además una gran colección de discos de música clásica. Aprendió a tocar el piano sin saber leer música, lo que le impedía tocar composiciones que no fueran suyas. Le obligaron a aprender música más por que supiera plasmarla en un pentagrama y leer la escrita por otros. A los 6 años su padre le llevó por primera vez a la ópera de París. Schönberg comenzó a componer a muy temprana edad y aún recuerda que mientras otros niños daban regalos a sus madres en su cumpleaños, él le regalaba canciones compuestas por él.

Formó un conjunto en el que tocaba el piano y era el cantante solista, llamado Les Vénètes, como salida a su afición por la música y como recurso extra para ganar algo de dinero que  ayudase a pagar sus estudios,  que la muerte de su padre a los 14 años les había dejado en una situación económica bastante mala. En una de sus actuaciones fue descubierto por un ejecutivo de la casa discográfica Pathé-Marconi EMI, que le ofreció un contrato como director artístico. Allí produjo canciones para artistas de la talla del compositor y cantante Gilbert Becaud (Et maintenant, L’important c’est la rose….) o el director de orquesta Frank Pourcel (Chariot / I will follow him…).

Una de sus canciones fue oída por Alain Boublil en la radio y llamó a la emisora interesándose por el nombre del compositor y este fue el “principio de una bonita amistad”. Ambos compartían la afición por la ópera y el teatro musical. Fue Schönberg quien presentó a Boublil a la que sería su mujer en 1969, la hija del director de orquesta Franck Pourcel.

La revolution française (1973) fue el primer musical en el que lo embarcó Alain Boublil, que se ocupaba de escribir las letras con Jean-Max Riviére y encargó la música a Schönberg y Raymond Jeannot. Los arreglos musicales fueron de Martin Circus y Jean Claude Petit, que veremos más adelante que escribió también con Schönberg la música para una película.

El tema del musical se centraba en el amor imposible entre un diputado y una aristócrata que debe huir de Francia con la familia real, con la revolución francesa como escenario de fondo de la historia. Copiaron el formato utilizado por Webber y Rice de grabar y publicar primero el  disco, para posteriormente estrenarlo en el Palacio de los Deportes de París. Antoine, cantante famoso francés interpretaba a Bonaparte y el propio Schönberg al rey Luis XVI. Tuvo bastante éxito, obligando a trasladar la obra al Teatro Mogador cuando venció el contrato con el Palacio de los Deportes. El disco ha conocido múltiples reediciones.

Schönberg grabó en 1974 una canción suya llamada Le premier pas que le produjo Franck Pourcel y fue número uno en las listas de éxitos de Francia durante 16 semanas, con  más de un millón de copias vendidas. Posteriormente grabaría seis discos de larga duración con temas suyos, producidos todos por Franck Pourcel.

A finales de los años setenta Claude-Michel participó en muchas grabaciones de La Bande à Basile, un grupo con vestidos de época inspirados en la comedie dell’arte, que aparecieron en televisión con bastante éxito. La canción “La Chenille”, vendió más de dos millones de discos. El grupo se disolvió en 1978.

Les Miserables (1978) fue el primer musical en el que trabajaron solos Claude-Michel Schönberg y Alain Boublil en la que sería una de sus obras maestras, basada en la novela del mismo título de Victor Hugo, que a pesar de tener un gran éxito en Francia, dirigida por Robert Hossein, no sería hasta la llegada de Cameron MackIntosh y su estreno en inglés en el Barbican de Londres en 1985, que el musical no saltara con éxito arrollador al resto del mundo.

L’école est finie (1979) es su primera banda sonora que compone para una película dirigida por Olivier Nolin, sobre el amor de dos adolescentes de 15 y 16 años que quieren tener un hijo, contra la oposición de los padres.

Le caviar rouge (1985) es su segunda banda sonora, para una producción franco-suiza de cine negro, dirigida por Robert Hossein. La música la compone con Jean Claude Petit, famoso músico francés dedicado principalmente a las bandas sonoras que tiene en su haber entre muchas Cyrano de Bergerac, Jean de Florette y curiosamente la de la miniserie televisiva Les Miserables, con Gerard Depardieu de protagonista.

Miss Saigon (1989) fue el siguiente proyecto en el que se embarcaron Schönberg y Boublil, tras la idea que les sugirió una foto de una madre vietnamita con su hija enfrentada a las tropas americanas. Fue un largo proceso construir un guión, tratando de homenajear la ópera de Puccini “Madame Butterfly”, trayendo el argumento a nuestros días y encontrar el casting adecuado que les llevó más de tres años. Tuvieron que luchar contra las críticas por “rasgar” los ojos a Jonathan Pryce para que pudiese interpretar el papel de un oriental, si bien todos se rindieron a Lea Salonga y su interpretación de Kim. La obra es la otra masterpiece de la pareja Schönberg-Boublil, totalmente cantada, que estuvo en cartel más de 10 años a ambos lados del Atlántico y se ha estrenado en 11 países.

Martin Guerre (1996) fue su primer “pinchazo”. Desde el principio Cameron MackIntosh no estuvo entusiasmado con la idea que tras muchos cambios se estrenó recibiendo encontradas críticas por su duración, trama algo confusa y demás, que hicieron reescribir prácticamente el primer acto, quitar unas canciones, añadir otras y cerrar el teatro tres días para adecuarlo a la “nueva obra”.

El “nuevo” Martin Guerre tuvo mejores críticas y ganó el Olivier de 1997 al mejor musical, si bien a pesar de sus 675 representaciones, comparado con sus trabajos precedentes, fue un revés para sus autores, que les hizo replantearse su siguiente musical que tardaron más de 10 años en acometer. No se ha estrenado en Broadway. Existen grabaciones en CD de las dos versiones de la obra: la original y la reescrita.

Wuthering Heights (2001) es un ballet basado en la novela del mismo título de Emily Bronté, que se le encargó a Schönberg por la compañía de ballet inglesa Northern Ballet Theatre Company, y se estrenó en Septiembre del año 2002. Supuso un reto para el compositor el de transmitir emociones sin palabras y se documentó cuanto pudo, visitando incluso la casa de la escritora. Existe grabación en CD doble del ballet completo.

The Pirate Queen (2007) es el ultimo musical en el que han vuelto a trabajar como músico y letrista el dúo Schönberg & Boublil. El argumento gira en torno a la figura de Grace O’Malley, la que fuera capitana pirata irlandesa en el siglo XVI, que se enfrentó a los ingleses en pro de la independencia de su país.Se rumoreó que Colm WIlkinson iba a estar en el reparto, pero no pasó de ser un rumor. En la producción intervinieron los creadores del espectáculo Riverdance que contribuyeron en la coreografías, pero tras las previas de Chicago, se trasladó a Broadway donde tuvo que cerrar tras unas duras críticas y flojo resultado de ventas en taquilla, aguantando solo 85 representaciones. Existe grabación en estudio del cast original, si bien no contiene el espectáculo completo que habría necesitado de un doble CD.

Marguerite (2008) con música de Michel Legrand es el último trabajo conjunto de Alain Boublil y Claude-Michel Schönberg hasta la fecha. Se ocuparon del libretto y letras, contando con Herbert Kretzmer para la adaptación de las letras al inglés, como ya hicieran en sus anteriores musicales. Basada en una puesta al día de La dama de las camelias de Alejandro Dumas hijo, que trae la acción a la ocupación de Francia por los nazis y el amor imposible de Marguerite por el joven Armand, bajo la presión de un oficial alemán que la pretende y con la segunda guerra mundial de fondo. Se estrenó en Londres con tibio éxito. También se publicó una grabación en estudio del musical con el cast original.

Cleopatra (2011) es el último ballet compuesto para el Northern Ballet, diez años después de su primer trabajo. También está publicado en doble CD con el ballet completo.

Margaret Vermette escribió en 2006 el libro “The musical world of Boublil and Schonberg”, en el que se ofrece todo un estudio de los trabajos de este equipo, muy completo, con entrevistas con los mismos autores, así como con sus colaboradores John Caird, Trevor Nunn, Richard Maltby, Nicholas Haytner o Cameron Mackintosh, desvelando muchas anécdotas sobre su trabajo.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 26 marzo, 2015

    […] a hacer historia en el teatro musical. Desde entonces, “Los Miserables” de Alain Boublil y Claude-Michel Schönberg, con letras de Herbert Kretzmer y dirección de Trevor Nunn y John Caird, ha viajado por todo el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola