PINOCHO, un cuento musical

El archifamoso cuento Las aventuras de Pinocho de Carlo Collodi, que nos cuenta la historia de Gepetto, un viejo y solitario carpintero que construye una marioneta, a la que un hada decide dar vida para que acompañe al anciano carpintero de buen corazón, ha sido llevada al cine en varias ocasiones, siendo sin duda la versión más famosa la de dibujos animados que produjo Walt Disney en 1940.

También ha sido adaptada para teatro en diversas versiones, pero ahora José Tomás, actor y director teatral, va un poco más allá en su adaptación del clásico infantil con el título de “Pinocho, un cuento musical”, construyendo un espectáculo teatral en el que intercala nueve canciones originales, con música de Federico Rizzo y letras de Mariano Lloret y con la ayuda de seis actores que se desdoblan en múltiples personajes, pone en escena el conocido cuento en la versión más conocida de la historia.

El espectáculo consigue su objetivo desde el primer minuto, haciendo que los niños se olviden de que están en un teatro y sigan lo que ocurre arriba y abajo del escenario, totalmente involucrados en la historia, dando palmas, advirtiendo a los actores, ayudando a Pinocho, etc. etc.

Con un montaje sencillo, pero efectivo, nos transporta a los diferentes escenarios en los que se desarrolla la acción, con los escasos recursos de que disponen, pasamos del taller de Gepetto a un bosque, o al fondo del mar, inclusive al interior de una ballena. La sencillez del montaje les ha permitido poder desplazarse a lo largo de nuestro país y llevar esta historia a muchas ciudades, encontrándose actualmente en Madrid, donde se han visto obligados a prorrogar un mes más, para dar salida a las peticiones de público y colegios que no cesan de lloverles.

Conozco a José Tomás desde hace mucho tiempo, comparto con él la afición a los musicales y me parece muy buena la idea de apostar por los niños, el público del mañana, acercándolos al teatro y al musical. También me alegro por esta compañía, creada para este espectáculo, cuyo trabajo no ha pasado desapercibido para el jurado de los Premios Max de Teatro, que los ha nominado como candidatos al Mejor Espectáculo Infantil de este año.

¡Suerte ese 9 de Mayo con los Max!

Os dejo un video promocional por si quereis echarle un vistazo:

Por cierto, otro aspecto a tener en cuenta es el apartado del merchandising, ya que a la salida del teatro han ideado multitud de recuerdos para que los niños se lleven a casa, desde el CD con las canciones del espectáculo a otra clase de objetos como varitas mágicas o recortables para que los niños puedan hacerse su marioneta en casa o huchas para pintar.

Lo cierto es que salí del teatro con la satisfacción que daba ver que se puede hacer un teatro digno para niños. Además fue toda una lección ver  la atención que se ha puesto en cada detalle, como lo que comentaba del merchandising, en lo que tendrían tanto que aprender productoras más poderosas y con más medios que descuidan estos aspectos. Como colofón y para regocijo de niños y padres los actores salen a la puerta del teatro para  despedir a los niños y que  se puedan hacer fotos con ellos.

MÚSICA: Federico RIZZO

LETRAS: Mariano LLORET

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola