THE PRODUCERS

La primera incursión en el cine de Mel Brooks no pudo ser más afortunada, ya que le brindó el Oscar en 1968 al mejor guión original por su película “THE PRODUCERS”, en la que Max Bialystock, productor de Broadway caído en desgracia, se alía con Leo Bloom,  asustadizo contable que le da la clave de que sería más rentable conseguir un fracaso que un éxito en Broadway, ya que del fracaso no hay que repartir dividendos.

Bialystock y Bloom se esmerarán en conseguir el peor guión que creen encontrar en la obra teatral Springtime for Hitler, que encomiendan al peor director de Broadway, para asegurarse de que el fracaso esté garantizado y este es el comienzo de la película de 1968, que contó con Zero Mostel como Max y Gene Wilder como Leo y tuvo muy buenas críticas, pero no consiguió atraer al público tan masivamente como las posteriores películas de Mel Brooks.

Años más tarde, el productor discográfico David Geffen insistió a Mel Brooks en que debía convirtir su película en un musical, pero Brooks inseguro de su capacidad para escribir un musical recurrió a Jerry Herman, el famoso compositor de Hello Dolly, proponiéndole trabajar juntos en el proyecto, a lo que Herman se negó argumentando que Brooks era muy buen escritor de canciones y que prácticamente lo había demostrado en cada película suya en la que siempre introducía una canción que normalmente cantaba él mismo.

Brooks acudió a Thomas Meehan, colaborador suyo en los guiones de sus películas La loca historia de las galaxias (Spaceballs) o Soy o no soy (To be or not to be), que fue además el autor de los libretos de Annie, I remember mama, Oh, Kay o Bombay dreams y conjuntamente escribieron el libreto para el musical. Para el apartado de la coreografía y dirección contactó con Susan Stroman y su marido Mike Okrent respectivamente, hasta que ante la muerte de Okrent, Stroman se ofreció a Brooks para hacerse cargo de los dos cometidos y así quedó el equipo técnico listo.

En el apartado interpretativo consiguieron un equipo de lujo, todos con demostrada experiencia en Broadway:

  • Nathan Lane, que fue Nathan Detroit en Guys and dolls y ganó el Tony por su Pseudolos en A funny thing happened on the way to the fórum, ahora da vida al productor sin escrúpulos Max Bialystock.
  • Matthew Broderick, también ganador del Tony por su protagonista en How to succeed in bussiness without really trying, encarnó al tímido y apocado Leo Bloom.
  • Gary Beach que fue Lumiere en The Beauty & the Beast, aquí fue el excéntrico director homosexual Roger De Bris.
  • Roger Bart, ya estuvo en Big River, King David, y su Snoopy en Your’re a good man Charlie Brown también le dio el Tony al mejor actor de reparto, aquí se hizo cargo de Carmen Ghia, el ayudante-secretario para todo de De Bris.
  • Cady Huffman estuvo en el Big Deal de Bob Fosse y fue nominada al Tony por su papel en The Will Rogers Follies, asumiendo aquí el papel de la secretaria sueca Ulla Inga Hansen Benson Yansen Tallen Hallen Svaden Swanson.
  • Brad Oscar que debutó en Broadway como actor de reparto en Aspects of love y luego interpretó varios personajes en Jekyll & Hyde, aquí interpretó a Franz Liebkind, autor nazi del guión de Springtime for Hitler.

El musical se estrenó en Abril de 2001 y cerró en Abril del 2007 consiguió rebasar las 2.500 funciones. Su triunfo superó todas las previsiones, jugando en el mismo un especial papel los actores, ya que mientras estuvieron Lane & Broderick era dificilísimo conseguir una entrada y alcanzaron precios astronómicos en la reventa.

La noche de los premios Tony batió todos los records, ya que venció en todas las categorías para las que fue nominado, porque aunque tuvo quince nominaciones y solo se alzó con doce estatuillas, era porque en algunas categorías competían miembros del mismo reparto y sólo podía conseguirlo uno de los dos o los tres aspirantes, como fue el caso de que para el mejor actor estaban nominados tanto Lane como Broderick.

De momento ostenta el record de ser el musical que ha conseguido mayor número de premios Tony y será difícil arrebatárselo, puesto que es un número muy alto de estatuillas. También se dijo que había tenido la suerte de ser un año en el que competía con musicales de poco brillo como “Jane Eyre”, “The Full Monty” y “A class act”. Lo cierto es que como demostró el número de estatuillas quizá llegó en el momento oportuno, en el año adecuado, si bien es cierto que luego habló la taquilla y estar seis años en cartel en Broadway, no es algo fácil de conseguir.

A continuación los premios Tony para los que fue nominado y los que consiguieron la estatuilla:

  • Mejor Musical (Vencedor)
  • Mejor Libreto en un Musical (Vencedor)
  • Mejor música y letras (Vencedor)
  • Mejor actor en un Musical – Nathan Lane (Vencedor)
  • Mejor actor en un Musical – Matthew Broderick (nominado)
  • Mejor actor de reparto en un Musical – Gary Beach (Vencedor)
  • Mejor actor de reparto en un Musical – Roger Bart (nominado)
  • Mejor actor de reparto en un Musical – Brad Oscar (nominado)
  • Mejor actriz de reparto en un Musical – Candy Huffman (Vencedor)
  • Mejor diseño escénico (Vencedor)
  • Mejor diseño de vestuario (Vencedor)
  • Mejor diseño de iluminación (Vencedor)
  • Mejor coreografía (Vencedor)
  • Mejor dirección en un musical (Vencedor)
  • Mejores orquestaciones (Vencedor)

Cuando se pensó exportar el musical West End, se anunció como pareja protagonista a Richard Dreyfuss y Lee Evans, pero misteriosamente Dreyfuss a pesar de figurar en los anuncios y fotografías de la obra, nunca llegó estrenarla en Londres, argumentando que una dolencia en la espalda le hizo abandonar los ensayos. Con lo que los productores se encontraron a poco menos de quince días del estreno, con que no tenían a uno de los protagonistas y supongo que a golpe de talonario consiguieron a Nathan Lane.Lo cierto es que desde que firmó Lane y se confirmó la notica, la venta de entradas se disparó y la química entre Lane y Evans funcionó a las mil maravillas, de hecho, ya se conocían por haber  trabajado juntos en 1997 en la película Un ratoncito duro de roer (Mousehunt). En Londres se estrenó en Noviembre del 2004 y estuvo en cartel Enero del 2007, alcanzando las 920 funciones.

En el año 2005, por tanto antes de retirar el musical de los escenarios de Broadway o Londres, se filmó la versión para el cine del musical, contando con el mismo equipo y prácticamente el mismo reparto que estrenó la obra en Broadway, salvo en el caso de Ulla, que se recurrió a contratar a Uma Thurman y Franz que lo interpretó Will Ferrell, buscando unas caras más populares para el gran público. A pesar de todo ello, la película no tuvo el éxito que esperaban y fue ignorada en los Oscars. No sé si habrá más casos como este, en que un musical se adapta a una película musical, llegando a convertirse en una película basada en un musical, que trata de cómo hacer un musical.El musical también se estrenó en nuestro país, pero después de estrenar la película, lo que no le benefició. Aunque lo que la hundió para mi gusto fue confiar un papel como el de Max Bialystock que debe ser el motor de la obra y arrastrar de toda la compañía y del público en una vertiginosa acción sin tregua, en un actor como Santiago Segura, que a pesar de querer encontrar similutudes entre el personaje de su famoso “Torrente” y Max Bialystock, son diametralmente opuestos si uno viste smocking y el otro aparece siempre con barba de varios días, despeinado y un palillo entre los dientes.

Aparte de la imagen del personaje, hay que cantar una partitura que no es fácil y Santiago Segura no es un cantante. Menos mal que en el resto del reparto José Mota estuvo correcto como Leo, pero quienes realmente sacaban adelante la obra fue el excelente plantel de secundarios que del primero al último ponían la obra patas arriba cada vez que la trama los tenía a ellos en escena, así desde Miguel del Arco, Angel Ruiz, Dulcinea Juárez o Fernando Albizu, la obra  alcanzaba el nivel que se pide a un musical de Broadway. Siempre me he hecho la pregunta de qué hubiera pasado si en vez de Santiago Segura, ese papel lo hubiese interpretado Millán Salcedo de Martes y 13.

MUSICA Y LETRAS: Mel Brooks


Existe tanto el CD de audio del musical como de la película, por tanto, a gusto del consumidor.


Existe un DVD con el documental de cómo se grabó el audio con el equipo que estrenó al obra en Broadway y claro está el DVD de la película, aunque el blu ray,  sólo ha aparecido en Japón.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola