BIG the musical

En los años 80 Tom Hanks era un joven actor de comedias como “Splash” (1984) o “Esta casa es una ruina” (The Money pit) (1986) y otras de menor éxito, hasta que tuvo la fortuna de ser elegido por la directora Penny Marshall para protagonizar en 1988 la película “Big”, que le brindó su primera nominación al Oscar, en una interpretación que ayer al volver a ver la película, me maravilló por la cantidad de pequeños matices y tics que supo darle a su composición del personaje de un niño de trece años, atrapado en el cuerpo de un hombre de treinta. La película fue un éxito de crítica y público, por lo cual no es de extrañar que se propusiera para hacer de ella un musical.

John Weidman, responsable de los libretos de Anything goes (1987) de Cole Porter, Pacific Overtures (1976) y Assassins (1991) de Stephen Sondheim se encargó del libreto, mientras que de la música y letras de las canciones se ocuparon David Shire y Richard Maltby, jr., con las coreografías y dirección del matrimonio formado por Susan Stroman y  Mike Ockrent.

La historia nos presenta a Josh con 12 años, enamorado de Cyntia que tiene 13, sin esperanzas de llegar a ser su pareja porque es más bajito y más joven que ella. Un día, deambulando por una feria de atracciones se encuentra una máquina tragaperras en la que el mago Zoltar, dice escuchar tus deseos. Josh mete una moneda pero la máquina no responde, hasta que  empieza a zarandearla y finalmente Zoltar habla y le pide que formule su deseo. Josh es claro “Quiero ser mayor” y la máquina le ofrece una tarjeta diciéndole que su deseo se ha cumplido, aunque ningún detalle aparente lo confirma, pero Josh se queda un poco perplejo al ver que la máquina de Zoltar está desenchufada de la corriente eléctrica y aún así, le ha respondido.

A la mañana siguiente cuando Josh se despierta, descubre en el espejo la imagen de un adulto de treinta años, al que no le cabe su ropa. Finalmente consigue enfundarse un chándal y bajar a desayunar, pero cuando su madre lo ve, tomándolo por  un intruso que quiere robarle, por más que Josh le da pruebas y fechas de quien es, su madre no lo escucha, aterrada, tratando de echarlo de su casa. Josh huye montado en su bicicleta en busca de Billy, su mejor amigo, que también se asusta al verlo, pero tras confiarle algunos detalles secretos, Billy reconoce a su amigo Josh dentro de aquel cuerpo de hombre mayor.

Billy ayuda a Josh a huir y establecerse en New York, consiguiendo un trabajo en una casa de juguetes donde por azar consigue ser el encargado, por su visión tan innovadora y creativa que aporta la visión de un niño en la creación de nuevos lanzamientos. Su inocencia y bondad, propia de un adolescente no pasa desapercibida por una compañera que se enamora de él, pero el amor y el compromiso son dos terrenos para los que Josh no está preparado emocionalmente.

En su casa, sus padres creen que Josh ha sido secuestrado, aunque él llama de vez en cuando para dar pruebas de que está bien, hasta que finalmente Billy localiza una feria en la que estará la máquina tragaperras de Zoltar y se podrán dirigir allí para pedir el deseo de “Volver a casa” porque Josh añora su familia, sus amigos y su vida.

En Enero de 1996 se estrenó el musical en Detroit para ver cómo funcionaba con público, antes de llevarla a Broadway, donde finalmente se estrenó en Abril de 1996. La obra consiguió cinco nominaciones a los Tony, entre ellos al mejor libreto, partitura y coreografía, pero tuvo que cerrar antes de las 200 funciones y fue definido como  uno de los musicales más ruinosos de Broadway. Se publicó una versión de audio en CD con el reparto original de Broadway.

Los autores siguieron trabajando en el guión y la puesta en escena, cambiando algunas canciones y terminando otra versión del musical, que estrenaron en una gira por Estados Unidos en 1998, donde crítica y público fueron unánimes apoyando este musical que no tuvo suerte en su montaje inicial. La producción de gira volvió a salir en el año 2000 y la crítica dijo que era injusto definir “Big” como un musical fracasado, si se comparaba con la exitosa película, ya que la revisión que se estaba viendo en la gira nacional, era suficientemente buena por sí sola.

La versión reescrita es la única autorizada por los autores y se sigue representando por compañías profesionales, aunque con el tiempo, se ha convertido en uno de los musicales favoritos de los grupos teatrales de aficionados y colegios. También existe una versión en CD que incluye todos los temas escritos para el musical, tanto los incluidos, como los descartados en el montaje final, que no está a la venta, ya que sólo se entrega a los grupos teatrales que compran la licencia para representar el musical.

MÚSICA: David Shire
LETRAS: Richard Maltby, jr.

Existe una versión en audio del CD con el reparto original de Broadway.

61soP-Xy5pL._SL1000_
También se puede conseguir el DVD de la película, válido aunque solo sea por conocer el argumento y disfrutar de la fabulosa interpretación de Tom Hanks, así como de la excelente banda sonora de Howard Shore. La edición en Blu Ray tiene dos versiones de la película, una de ellas expandida en 15 minutos sobre la que se vio en cines. que lleva comentarios de la directora, así como escenas eliminadas y demás.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola