DIRTY ROTTEN SCOUNDRELS

“Dos seductores” (Bedtime story) fue una película con Marlon Brando y David Niven estrenada en 1964, que tuvo bastante éxito en su día ya que era el primer papel de Brando en comedia compitiendo con el elegante inglés David Niven. La película se volvió a rodar en 1988 con el título de “Dirty rotten scoundrels”, que vendría a significar “podridos sinvergüenzas” y aquí haciendo referencia al título de la primera versión se llamó “Un par de seductores”, muchísimo más suave que el título original. En esta segunda película volvieron a emplear el mismo esquema que en la primera, utilizando a Steve Martin y Michael Caine, un actor americano y un inglés en los papeles protagonistas, tratando de aprovechar el guión que había funcionado tan bien casi 25 años antes y contando con que toda una generación desconocía la existencia de la anterior.

En el año 2005, también Broadway eligió este guión que había triunfado dos veces en cine para adaptarlo como  musical teatral, con el título de “Dirty Rotten Scoundrels”, contando con Norbert Leo Butz, John Lithgow, Sherie Rene Scott y Joanna Gleason en los papeles protagonistas, todos ellos con experiencia en musicales y de nuevo fue un éxito, ayudado por la partitura de David Yazbek y la dirección de Jack O’Brian responsable de otros musicales como “The full monty”, “Hairspray”, “Love never dies” y “Catch me if you can”.  El musical superó las 600 representaciones en Broadway y salió de gira por Estados Unidos.

El musical ha sido estrenado en países como Japón, Finlandia, Noruega, Suecia, Corea, Alemania, Dinamarca o en  México donde se estrenó como “Una Eva y dos patanes”, sin haberse podido ver en el West End de Londres, a pesar de que Jonathan Pryce había reemplazado a Lithgow cuando terminó su contrato en USA y ya tendrían un protagonista con el papel aprendido facilitando la puesta a punto en la capital inglesa, que tuvo que esperar a Marzo de 2014, fecha en que se estrenó en el Savoy Theatre.

El guión nos sitúa en la Riviera francesa, donde Lawrence (Lithgow), un profesional de la estafa está engañando a ricas millonarias haciéndose pasar por un miembro de la realeza, para robarles su dinero. Andre, su guardaespaldas le advierte que hay un maestro de la estafa actuando en la zona, conocido como “el chacal”.

Un día, viajando en tren, Lawrence descubre a Freddy, un patán e inculto maleducado estafando a una mujer y cuando Lawrence deja el tren, se acerca una señora de las víctima de Lawrence preguntándole a Freddy por “su alteza real”, lo cual hace que Freddy descubra quien es realmente Lawrence, así que se presenta en la lujosa mansión en la que vive, deslumbrado por el nivel de vida que ha conseguido sirviéndose de la estafa, por lo que le pide que le instruya y le enseñe a trabajar a lo grande.

André y Lawrence saben que Freddy no puede dar el nivel requerido, pero Lawrence ve la ocasión de utilizarlo para deshacerse de una novia que tiene que quiere que se marche a vivir con ella a Oklahoma. Lawrence hace pasar a Freddy por su hermano, enfermo con problemas mentales, piscológicos, sexuales y de conducta que cuando se lo presenta a Jolene, diciendo que siempre irá con él donde quiera que vaya, ella sale zumbando de su vida.

Lawrence se enfrenta a Freddy diciéndole que la ciudad es demasiado pequeña para los dos, así que acuerdan  que el primero que consiga 50.000 dólares de una mujer, se quedará en la ciudad y el otro se marchará. En ese momento les llega la noticia, de que ha llegado a la ciudad Christine Colgate (Scott), rica heredera de un fabricante de jabones y cada uno por su lado, deciden ir a por la víctima, para timarla.

Freddy ha preparado su estrategia haciéndose pasar por un paralítico, que no siente de cintura para abajo y no puede pagar al rehabilitador que podría sanarlo, el Dr. Shuffhausen, que pide 50.000 dólares por la terapia. Christine le dice que conseguirá el dinero y milagrosamente el terapeuta aparece a los pocos minutos, dejando sin habla a Freddy, cuando descubre que no es otro más que Lawrence, que le somete a todo tipo de torturas, que Freddy debe sufrir en silencio y sin reaccionar como si realmente no sintiera nada, para que Christine no se dé cuenta del engaño.

Lawrence casualmente descubre que Christine no es la rica heredera que pensaban y no tiene dinero, así que convence a Freddy para cambiar la apuesta, dejándola en que ganará el primero que se acueste con ella. Freddy hace que dos matones secuestren a Lawrence para tener vía libre hacia Christine. Freddy se reúne con ella y le dice que le gustaría encontrar la motivación suficiente para poder dejar la silla de ruedas, a lo que Christine le responde que la motivación será ella y sentándose a los pies de la cama, lo llama para que camine hasta ella. Freddy con mucho “esfuerzo” llega hasta la cama y cae  “casualmente” sobre ella agotado. En ese momento aparece Lawrence descubriendo que todo fue un plan urdido por Christine con él para demostrarle que si quiere puede andar, que es algo mental lo suyo.

Si puedes ver el musical, te aconsejaría que dejases de leer aquí, para descubrir el final en el teatro y en vivo. Si no es tu caso y decides seguir….. Lawrence acompaña a Christine al aeropuerto para que vuelva a su casa, mientras hace que secuestren a Freddy para que no vuelva a engañarla. Freddy consigue escapar pero llega tarde a la habitación y Christine ya no está.

  

A la mañana siguiente se presenta Christine en la habitación de Freddy diciéndole que era incapaz de marcharse sin despedirse de él. Se miran y caen abrazados sobre la cama. Poco más tarde aparece Christine en la villa de Lawrence, con los ojos anegados en lágrimas, para confesarle que volvió para despedirse de Freddy e hicieron el amor y cuando se despertó, Freddy había desaparecido con todo su dinero y que ahora duda de si realmente estuvo paralítico alguna vez.

Lawrence mete en una maleta 50.000 dólares y se los da para que vuelva a su casa. Ella coge la maleta y se despide de él, pero vuelve enseguida para devolverle la maleta diciendo que prefiere marcharse con un mejor recuerdo suyo y sube al avión. Cuando el avión despega aparece Freddy en ropa interior preguntando por Christine y Lawrence le cuenta que sabe lo ocurrido que se lo contó ella, que la engañó y se acostó con ella y le robó su dinero a lo que Freddy responde que no es cierto, que nunca hicieron el amor, que cuando cayeron sobre la cama, ella lo dejó sin sentido y cuando despertó habían desaparecido todas sus cosas. Lawrence se queda mirándolo y abre la maleta que le devolvió Christine en la que sólo está la ropa de Freddy y una nota que dice: “Adiós chicos. Fue divertido. Os quiere. El Chacal”.

Norbert Leo Butz ganó el Drama Desk, el Drama League y el Tony por su interpretación de Freddy en este musical y la verdad es que hace toda una creación del personaje.

El musical se estrenó en Londres en Marzo de 2014 (ver crónica).

MÚSICA Y LETRAS: David Yazbek

 

Existe el audio del reparto de Broadway del 2005 y también el de la versión de Méjico.

   

En cuanto a la película se puede encontrar el DVD cualquiera de las dos versiones de la película, al menos en España, aunque tengo mis dudas de que el de Marlon Brando, sea oficial la edición.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola