STREET SCENE

El compositor alemán Kurt Weill con trabajos desde bien joven en el mundo de la música clásica y el musical, famoso internacionalmente por sus colaboraciones con Bertold Brecht, se vio obligado a emigrar a Estados Unidos con el ascenso del nacismo en 1933, mostrando desde el principio un interés en investigar la música americana, ahondando en sus raíces, para combinarlas con el jazz que ya había explorado en Alemania y descubrir la fórmula de lo que sería la “Broadway opera”, que para él era una mezcla de la ópera europea y el musical teatral de Broadway en la que conviven ópera, jazz, blues y espirituales.

Kurt Weill se puso en contacto con el escritor Elmer Rice en 1936, para adaptar al musical su obra “Street scene”,  ganadora del Premio Pulitzer, que ya había sido llevada al cine en 1931 por King Vidor con Sylvia Sidney y Beulah Bondi, con un tema principal de Alfred Newman en el estilo del Rapsody in blue de Gershwin que luego su utilizaría en muchas otras películas, pero Rice no veía claro lo de convertirla en una ópera y no prosperó, aunque el mismo Rice buscó a Weill en 1939, para que escribiese música incidental para otra obra suya “Two on an island”.

Pasaron diez años en los que el músico se había hecho mucho más popular en América, tras triunfar con su música en “Knickerbocker Holiday” (1938), “Lady in the dark” (1940) y “One touch of Venus” (1943), para que Elmer Rice aceptase idea de la adaptación, ocupándose él mismo de escribir el libreto, con Weill componiendo la música y con Langston Hughes escribiendo las letras de las canciones.

Hugues y Weill visitaron los barrios periféricos de New York y asistieron a clubes de jazz para escuchar la música que se escribía en aquel momento y consiguieron hacer una adaptación que reflejaba muy bien el ambiente de los suburbios con su lenguaje y tensiones. Tras el estreno en Broadway en Enero de 1947, nunca se ha repuesto en New York, aunque ha conocido varias producciones por parte de compañías de ópera.

El argumento nos presenta una comunidad de vecinos en un suburbio del lado Este de Manhattan en New York, azotado por el calor, con las vecinas sentadas en la puerta de sus casas para comentar y murmurar de sus vecinos. Estamos en 1946 y el hilo argumental principalmente se centra en dos mujeres, madre e hija y sus aventuras amorosas. Por un lado Anne Maurrant, casada con Frank, un violento vendedor que viaja muy a menudo y deja a su esposa sola con su hija y que está viviendo a escondidas un romance con el lechero.

Rose es la hija de Anne, que está enamorada de Sam, su vecino, pero a la vista de la tormentosa relación de sus padres y su entorno, sólo piensa en dejar el barrio en busca de un futuro mejor y no ve más salida que la de ceder a las insinuaciones y promesas de su jefe, el Sr. Easter, que insiste en que huya con él a Broadway, donde le conseguirá conciertos y la convertirá en una estrella.

El tremendo calor, los celos, los rumores, la necesidad de evadirse de una rutina diaria de la que no se ve la salida, etc. son los elementos que utiliza el autor para contar esta historia, que desde el principio parece abocada a un trágico final y que para muchos es la obra maestra de Kurt Weill, a la que unos llaman “ópera” y otros “musical” y muchos la situan a mitad camino entre “La ópera de tres peniques” y “West Side Story”.

La obra llegó a Broadway en Enero de 1947 y se dieron 148 representaciones, aunque la crítica la alabó y consiguió dos premios Tony a la mejor música y mejor diseño de vestuario, en un año que tuvo dos grandes rivales como “El valle del arco iris” (Finnian’s rainbow) de Burton Lane y “Brigaddon” de Frederick Loewe.

En 1989 la English National Opera estrenó una producción de la misma con Catherine Zeta-Jones como Mae Jones y 20 años después se estrenó otra producción en el Wattford Palace Theatre que se alzó con el premio Evening Standard al mejor musical del año. En el 2011 se estrenaron sendas producciones en Estados Unidos, Inglaterra y Alemania y en España fue Barcelona la que estrenó la primera producción de dicha ópera en el Gran Teatro del Liceo en Marzo de 2013.

El Teatro Real de Madrid presentó una nueva versión en co-producción con la con la Opéra de Monte-Carlo y la Oper Köln en diez únicas funciones  entre el 13 y 18 de Febrero de 2018 y el 26 de Mayo al 1 de Junio de 2018, que será transmitida en directo por el canal Mezzo de televisión en la función del día 16 de Febrero de 2018.

En el reparto estuvieron Abraham Kaplan (Geoffrey Dolton), Greta Florentino (Jeni Bern), Carl Olsen (Scott Wilde), Emma Jones/Niñera 1 (Lucy Schaufer), Olga Olsen/Niñera 2 (Harriet Williams), Henry Davis (Eric Greene), Anna Mourrant (Patricia Racette), Sam Kaplan (Joel Prieto), Daniel Buchanan (Nicholas Sharratt), Frank Mourrant (Paulo Szot), George Jones (Gerardo Bullón), Lippo Fiorentino (José Manuel Zapata), Jennie Hildebrand (Marta Fontanals-Simmons), Señora Hildebrand (Clara Sanchís), Rose Mourrant (Mary Bevan), Harry Easter (Richard Burkhard) y Mae Jones (Zizi Strallen).

MÚSICA: Kurt Weill
LETRAS: Langston Hughes

 
Existen varias grabaciones de la obra, quizá las más recomendables sean la del Broadway Cast y la del London Cast


Está editada en DVD la producción de 1995 de la Opera de Houston, en inglés y sin subtítulos y para los que no conozcan la historia se publicó en DVD la película de King Vidor de 1931 con el título de “La calle”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *