JEROME ROBBINS, director y coreógrafo

Jerome Wilson Rabinowitz nació el 11 de Octubre de 1918 en New York City y falleció el 29 de Julio de 1998 en la misma ciudad. Hombre de teatro hasta la médula, abarcó casi todos los campos en el mismo, si bien su mayor entrega fue en la dirección, producción y coreografía, principalmente de ballets y musicales.

Abandonó sus estudios de química para ingresar en la New Dance League donde aprendió ballet, danza moderna, baile español y danza folk. En 1939 ya era bailarín de coro en espectáculos de Broadway e incluso compuso alguna coreografía polémica por incluir temas como el racismo o un linchamiento, elementos poco habituales en un ballet hasta entonces.Entre 1940 y 1944 ingresó en el American Ballet Theatre, donde ya se le ofrecieron papeles destacados como el Hermes en Helena de Troya o el Benvolio de Romeo y Julieta. Su coreografía Fancy free con música de Leonard Bernstein, sobre unos marineros a su aire en la ciudad de New York, fue un tremendo éxito presentado como parte de la temporada de ballet del Metropolitan Opera House en 1944.

El éxito de este ballet animó a Robbins y Bernstein a trabajar en la misma idea, haciendo de ella un musical de cuyo libreto y letras se encargaron Betty Comden y Adolph Green, de donde surgió “On the town“, que sería otro éxito en Broadway y más tarde sería llevado al cine en la película “Un día en Nueva York”, aunque la película musicalmente perdió muchos temas por el camino. En el reparto del estreno estuvieron los letristas Comden y Green, mientras que en la primera reposición que se hizo del musical en el año 1972 las tres protagonistas femeninas fueron nada menos que Donna McKechnie, Phyllis Newman y Bernadette Peters que obtuvo una nominación al Tony por su interpretación.A este musical seguirían Billion dollar baby (1945) y High Button Shoes (1947), donde obtuvo su primer Tony por la coreografía. En 1950 trabaja con Georges Balanchine en la coreografía de Jones Beach para el City Center y se encarga de la dirección y coreografía de Call me Madam con música de Irving Berlin, al servicio de Ethel Merman.

En 1951 hace las celebradas coreografías para “El rey y yo” (King and I) de Rodgers & Hammerstein. Luego colaboró anónimamente con Herbert Ross en “A tree grows in Brooklyn” (1951), con Joshua  Logan en “Wish you were here” (1952) y en otros musicales como “Wonderful Town (1953), “The pajama game” (1955), “Peter Pan” (1955) y con Bob Fosse en “Bells are ringing” (1956).A principio de los años cincuenta tuvo problemas con el Comité de Actividades Antiamericanas, donde fue citado a declarar como sospechoso de simpatía hacia el comunismo, amenazándole con airear su homosexualidad a no ser que diese nombres de gente que conociese que fuera afín al comunismo y tras colaborar con dicho comité su carrera no se resintió y pudo seguir trabajando normalmente ya que no llegó a estar en la llamada lista negra.

West side story” es quizá su trabajo más popular y personal, ya que acudió a Bernstein con la idea de llevar Romeo y Julieta a las calles de New York, centrándola en dos bandas rivales. Apoyado con las letras de Stephen Sondheim dirigió y coreografió este clásico del musical americano que estrenó en Broadway en 1957 y le valió su segundo Tony, a la vez que el Oscar, cuando años más tarde se estrenó en cine.Su siguiente trabajo es “Gypsy”, en 1959, otro de los musicales más aclamados y repuestos en Broadway en el que repite con Stephen Sondheim y con Ethel Merman en el papel principal.

Sigue recibiendo encargos para ver de mejorar obras que no funcionan del todo y es llamado por los productores de “A funny thing happened on the way to the ForumyFunny girl, que tras su supervisión o cambios en los que no quiso aparecer acreditado, las obras fueron un éxito.En 1964 volvió a ganar otro premio Tony como director y coreógrafo por el musical “El violinista en el tejado” (Fiddler on the roof), que llegó a convertirse con sus más de 3.200 funciones en el musical más longevo hasta la fecha.

A partir de los años setenta centra su actividad más en el mundo del ballet clásico, colaborando con el New York City Ballet, trabaja en las reposiciones en los años ochenta de los musicales “West Side Story” y “Fiddler on the roof”, tiene algún programa con miembros de su ballet en televisión y su compañía de bailarines dio una gira por la República China.En 1989 se estrenó el musical “Jerome Robbins’ Broadway” que era un repaso de sus mejores trabajos a lo largo de cincuenta años en los escenarios de Broadway, que dirigió él mismo, consiguiendo su quinto premio Tony. Un accidente de bicicleta en 1990, una operación de corazón en 1994 y la enfermedad de Parkinson que hizo su aparición en 1996 fueron el principio del fin y aunque todavía pudo dirigir su último proyecto en 1998 para el City Ballet, un derrame cerebral dos meses después terminó con su vida.

Las luces de Broadway se apagaron unos instantes el día de su muerte, como homenaje silencioso a uno de sus trabajadores más entregado.

Se han escrito muchos libros sobre su vida y su trabajo.

También se ha publicado recientemente en DVD un documental sobre su vida

Terminamos con el video de la ceremonia de los Tony dedicado al musical “Jerome Robbins Broadway”

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola