CITY OF ANGELS

Nos encontramos con un musical con libreto de Larry Gelbart, guionista de “Tootsie” o la serie televisiva “SMASH”, mientras que de la música se ocupó Cy Coleman y de las letras David Zippel, que al estar ambientado en la época de las películas de cine negro, aprovecharon la coyuntura para apoyarlo con una banda sonora que nos trasladaba rápidamente a la época y para la que se escribieron unos temas ejecutadas por una big band, que permiteron a Coleman lucirse en un terreno en el que se maneja estupendamente.

La acción está situada en el Hollywood de los años 30-40, donde asistimos a dos historias paralelas, por un lado tenemos la “vida real” con un guionista (Stine) que trata de escribir un guión para el cine y por otro lado somos testigos de la película de cine negro, que va surgiendo de la pluma del escritor. Las escenas que transcurren en la vida real son en color, mientras que las que imagina el autor al escribir su obra son en blanco y negro. Tanto el vestuario como los decorados, ayudan a distinguir en qué historia de ambas, nos encontramos en cada momento.La versión original arrancaba con el detective Stone en el hospital con una bala en su  hombro, conseguida durante la investigación del último caso que le fue encomendado por Alaura Kingsley, exhuberante, rica y bella mujer, casada con un millonario mucho mayor que ella, que le encargó que encuentrase a su hijastra,  Mallory, una bella chica “mala”.

El autor de la novela, Stine, está escribiendo el guión para una película de la que somos testigos. Stine adora el dinero y su creación, el detective Stone. Gabby, la mujer de Stine desea que deje de escribir, pero él sigue adelante con su guión, en el que vemos a Stone en su apartamento escuchando la radio, cuando dos encapuchados irrumpen en la habitación, dándole una paliza que lo deja inconsciente. Al despertar, furioso por dicho incidente, visita a Alaura para decirle que abandona el caso, pero ella de nuevo con sus encantos y su dinero, consigue que Stone siga con la búsqueda de Mallory.El caso se resuelve de una forma muy sencilla, Stone encuentra a Mallory al llegar a su apartamento, acostada en su cama, desnuda y esperándole. Por su parte, Gabby, ha descubierto a Stine en la cama, con su secretaria Donna y le abandona. Mientras, vemos que un fotógrafo toma unas comprometedoras fotos de Stone con Mallory. La chica huye con la pistola del detective, que posteriormente será identificada, como el arma homicida con la que han matado a un amigo de Alaura, lo cual lleva a Stone a la cárcel, como sospechoso del asesinato.

Buddy, el productor de Stine, siempre le cuestiona el argumento, haciéndole reescribir las historias una y otra vez, lo cual disgusta a Stone que se enfrenta a su creador Stine, frustrado por la falta de integridad de él como autor y lo critica por ello. Stone y Stine tienen una acalorada discusión, en la que finalmente gana el detective, al derribar de un puñetazo al escritor.Stine vuela a Nueva York en un intento fallido de reconciliarse con Gabby, ganándose la ira de Buddy, el productor, que en su ausencia aprovecha para reescribir el final de la película a su gusto y se atribuye el cometido de autor, por haber co-escrito el guión, despidiendo a Stine.

Stone ha descubierto a su novia Bobbi en un burdel y sabe que fue ella quien disparó al productor. Por su parte Oolie, su secretaria, ha desenmascarado como una cazafortunas a Alaura, que ya se ha deshecho de uno de sus maridos. Stone visita a Alaura para decirle que sabe quién es y al intentar escapar en un forcejeo con Stone, se dispara el revólver y cae muerta, mientras que Stone resulta herido, momento en que la acción nos devuelve al principio de la historia, con Stone en el hospital.Todo pinta mal para nuestros héroes, Stine, el personaje real, está solo, abandonado por su mujer y Stone, el detective de ficción, herido según un guión reescrito por alguien que no es su creador…… sin embargo los personajes aún tienen algo que decir para llegar a su final tipo Hollywood.

El musical se estrenó en Broadway en Diciembre de 1989 y cerró en Enero de 1992, tras cerca de novecientas representaciones, saliendo de gira por Estados Unidos. También fue llevado a Londres, donde tuvo un éxito más discreto. En Diciembre de 2014 se estrenó en la Donmar de Londres una nueva versión del musical (ver crónica pinchando aquí)Nominada a diez premios Tony se hizo con seis de ellos, los correspondientes a mejor musical, mejor libreto, mejor partitura, mejor actor principal, mejor actriz secundaria y mejor diseño escénico.

MÚSICA: Cy Coleman
LETRAS: David Zippel

 
Existe el CD con el audio del reparto original de Broadway y el de Londres. El musical nunca se filmó en el teatro, ni se ha hecho película del mismo.

Para terminar un video con algunos momentos del musical de la producción del Godspeed Musicals

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola