EL VIAJE A NINGUNA PARTE

Fernando Fernán Gómez, Premio Príncipe de Asturias y miembro de la Real Academia Española, es indudablemente una de las personalidades más cultas y completas de nuestro país, que triunfó en cine, teatro y televisión, trabajando como actor, autor y director y que nos ha legado en sus trabajos una visión de la España que vivió, además de su gusto por acercanos a nuestro clásicos con el Pícaro o el Lazarillo de Tormes, o su película maldita “El mundo sigue”, que todavía me sigue conmoviendo a cada nuevo visionado.

Quizá sus dos obras personales más conocidas sean “Las bicicletas son para el verano” (1984), que tuve el privilegio de ver, en el hoy Teatro Fernán Gómez de la Plaza de Colón de Madrid, de tres horas  de duración, que te pasaban sin sentir, o la novela “El viaje a ninguna parte” (1985), que al ser llevadas al cine, gozaron de una mayor popularidad, recibiendo en el caso de la obra que nos ocupa, tres premios Max en la primera edición de los mismos, nada menos que el de Mejor Obra, Guión y Dirección.Viajeaningunaparte“El viaje a ninguna parte”, retrata el recorrido de una compañía teatral en los tiempos duros de la postguerra española, viajando sin rumbo, de pueblo en pueblo y de café en taberna, para ofrecer sus sainetes y repertorio, a los lugareños, buscando cómo seguir trabajando para poder sacar para comer, en constante lucha con el “jodido peliculero”, como llaman al que lleva a los pueblos la película para proyectar y es su eterno rival, ya que la gente cada vez se inclina más por el cine, que por el teatro que ellos ofrecen.

El mismo Fernán Gómez fue el encargado de transformar la idea de tenía de rendir homenaje a estos cómicos de la legua, en un serial radiofónico, que más tarde se transformaría en novela y por último convirtió en guión cinematográfico que se encargó de dirigir. En éste, posiblemente su mayor trabajo, se rodeó de un equipo de auténtico lujo, encabezado por él mismo, como patriarca de la compañía Iniesta-Galván, secundado por José Sacristán como su hijo y Gabino Diego, que un día se presenta a la compañía como hijo ilegítimo de Sacristán,  al que no conoce, pero su madre al cumplir los 17 años, lo envía en busca de su padre, para que pase con su padre los siguientes 17 años. Dos extraños que tendrán que aprender a convivir y conocerse, con el agravante en el caso del jóven, deberá actuar con la compañía, a pesar de ser un oficio que considera ridículo, pero las circunstancias del momento, le obligan a dar la cara en escena, a pesar de su nula preparación y su desprecio por la profesión.
EL-VIAJE-A-NINGUNA-PARTE-2-Foto-David-Ruano-1024x676Otros actores de la película son Juan Diego, Emma Cohen, Laura del Sol, Maria Luisa Ponte, Carmelo Gómez, Agustín González, Carlos Lemos, Queta Claver, Tina Sáinz, Simón Andreu, Miguel Rellán, etc. Casualmente Miguel Rellán en la película es el psiquiatra al que Sacristán cuenta su vida y que ahora en la adaptación teatral que ha dirigido Carol López, Rellán es al patriarca familiar, que en la película interpretaba Fernán Gómez.

Difícil era la tearea de condensar la novela o la película en una obra teatral, con los múltiples escenarios que tenía y aunque se le propuso a Fernán Gómez, siempre dejó pasar la idea. Por otra parte Ignacio del Moral quedó fascinado desde que viese la película y siempre pensó que podría hacerse de ella una adaptación teatral, pero se quedaba siempre en un proyecto pendiente, hasta que Ernesto Caballero, director del Centro Dramático Nacional, le preguntó si tenía algún peoyecto en mente y al contarle su idea, tuvo luz verde para ponerse manos a la obra.EL-VIAJE-A-NINGUNA-PARTE-6-Foto-David-Ruano1-1024x545La labor de adaptación de del Moral es estupenda, porque se ha ceñido sólo a la novela, sin entrar en toda la parte final añadida en la película, centrándose sólamente en la vida, cambios, luchas y calvario de estos transhumantes de la escena y su andar y andar por los áridos campos de la meseta española. La obra, como la película arranca con el “Caminemos” el famoso bolero, mientras escuchamos la voz en off que nos va a ir contando la historia. Una decoración la mar de espartana le es suficiente a Carol López para contarnos la historia, ayudándose de algunas proyecciones con las que consigue momentos plásticos muy visuales.

En el reparto nos encontramos a Amparo Fernández, actriz fetiche de Carol López, encarnando a Julia Iniesta, Antonio Gil como Carlos Galván, Tamar Novas como su hijo Carlitos Galván, Andrés Herrera como Maldonado o Solís, Olivia Molina como Juanita Plaza la novia de Carlos Galván, José Ángel Navarro como Ceferino y Camila Viyuela como Rosa del Valle.

TEXTO: Fernando Fernán Gómez
ADAPTACIÓN: Ignacio del Moral
DIRECCIÓN: Carol López

La obra estará en cartel hasta el 6 de Abril de 2014 en el Teatro Valle-Inclán del Centro Dramático Nacional de Madrid.
8431797125379
Para aquellos que no la hayan visto, ni puedan ir a Madrid antes de que la cierren, pueden comprar la película en edición del coleccionista en DVD, con doble disco repleto de extras, con entrevistas y coloquios sobre la película.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola