FICCIÓ

Carles Alberola está celebrando la creación de la Compañía Albena Teatre, con la que lleva escribiendo, actuando y dirigiendo obras durante VEINTE AÑOS, por las que ha recibido multitud de premios, tanto como autor como por actor y ahora alterna dos obras propias a la par, la que nos ocupa “Ficció” y la que comentábamos días atrás “¿Me esperarás?”.

En “Ficció” Alberola construye su guión que nos presenta como autobiográfico, recurso muy empleado por los monologuistas, pero Alberola va más allá y su espectáculo estaría más cerca del “One man show”, que de un monólogo, por su sintonía con el público desde el principio y sus tablas, que le hacen romper la cuarta pared desde que aparece en escena, reconociendo en él a alguien que podríamos ser cualquiera de nosotros, porque nos identificamos con sus deseos, frustraciones e ideas, más que con el actor que está interpretando un personaje.
ficcioUn escenario vacío con un enorme panel que reune un montón de iconos cinematográficos, es el único apoyo con el que cuenta Alberola, que va desgranando poco a poco en situaciones de su vida cotidiana, para hacerla más pasional e interesante y así nos mete en escenas clave del cine americano, de esas que hemos visto una y mil veces y que a cada nuevo pase televisivo o en el DVD, nos dejan enganchados a la pantalla.

No quiero descubrir más sorpresas del espectáculo, pero es de agradecer que en tiempos de crisis, aflore el ingenio para ofrecernos teatro en mayúsculas, con el mínimo coste para el empresario y el espectador, algo que sólo funciona cuando lo que se ofrece merece la pena y puedo asegurar que a los cinéfilos y musicaleros como es mi caso, les encantará, pero los que no lo sean disfrutarán del buen hacer como actor de Carles Alberola, que nos lleva de una carcajada a una emoción cuando nos habla de ese tío Rafel, que todos hubiésemos querido tener al crecer, porque hubiera hecho de nuestra infancia algo más épico y nuestra autoestima se habría potenciado desde el principio.ficcio01Me apunto con Carles Alberola a que un buen guionista como Ernest Lehman, William Goldman, o Ben Hecht y Billy Wilder, si todavía pudieran hacerlo, planifique y me escriba una vida repleta de situaciones inesperadas, épicas y románticas que hagan de cada día una aventura. Todo un recital Alberola, repleto de guiños al espectador, que demuestra una vez más su cultura cinematográfica y musical, en un espectáculo que sostiene prácticamente solo a lo largo de cerca de dos horas.

TEXTO y DIRECCIÓN: Carles Alberola

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola