INTO THE WOODS, el musical

La imagen del adulto contando un cuento, nos habla de historias en las que todo acaba bien y deben ayudar a que el niño se sumerja confiado en el sueño, sabiendo que no hay nada que temer, pero ¿cómo dormir con la imagen de un lobo que se traga enteras a Caperucita y su abuelita y luego llega un cazador que le clava un cuchillo en el estómago abriéndolo en canal y salen de él mondas y lirondas abuela y nieta como si nada?. Walt Disney matando a la mamá de Bambi, etc. etc. son imágenes terroríficas para cualquier niño y todos hemos crecido con ellas…

“Cuidado con lo que decís, los niños lo escuchan”, cuidado con el deseo que pides, se puede convertir en realidad”. Estas podrían ser las moralejas del musical “Into the Woods” de Stephen Sondheim y James Lapine.
Into-The-Woods-Original-Broadway-Cast-into-the-woods-5794662-636-438La historia se sirve de un narrador que comienza con la consabida frase de: “Érase una vez…” y nos presenta a varios personajes de cuentos clásicos de los hermanos Grimm y sus deseos (Cenicienta quiere ir al baile del príncipe, la bruja quiere lucir hermosa, el panadero y su mujer quieren tener un hijo, Jack tiene una vaca escuálida que ya no da leche y su madre quiere que la venda en el mercado, a pesar de ser el “mejor amigo de Jack”, etc. etc).

El bosque es el lugar al que se adentran todos para conseguir sus deseos. En el bosque es donde aprenderán la lección que les hará diferentes para siempre. Caperucita quiere llevar la comida a su abuelita, pero se tropieza con un lascivo lobo, Jack vende la vaca pero es engañado por el panadero y su mujer, que se la cambian por 4 habichuelas que dicen son mágicas, Cenicienta va al baile pero huye y cada vez que aparece en escena se cae, no es de extrañar que perdiese el zapatito. La mujer del panadero quisiera atraer a un príncipe, y no entiende que Cenicienta le huya. El príncipe quiere encontrar a su amada para casarse con ella, etc. etc.Por fin tras muchas aventuras, decepciones y engaños, todos consiguen sus deseos en el bosque y así llegamos al final del primer acto, en el punto en el que terminan los cuentos normales, con la popular frase de “y vivieron felices para siempre”, aunque en ese “final feliz” se haya descuartizado a un lobo, arrancado su corazón, despellejado la piel para hacer una capa, los pájaros hayan picado los ojos de las hermanastras de Cenicienta, dejándolas ciegas por sus malas intenciones, aparte de haberles cortado los dedos de los pies y el talón para que encajase en su pie el zapatito de cristal “perdido” de Cenicienta, etc. pero como en las buenas historias de suspense, tras noventa minutos de obra, nos advierten que no nos vayamos, porque aún hay más….

Y comienza el segundo acto, en el que los deseos cumplidos no han satisfecho las expectativas que se tenía sobre ellos: los panaderos tienen un hijo pero siempre está llorando, ocupa más espacio y la panadera añora una casa más grande, la bruja se ha convertido en una mujer guapa pero es abandonada por su ahijada, Rapunzel. La joven de cabellos largos y dorados vive con su príncipe pero sus hijos no la dejan gozar de la vida, Cenicienta se ha casado con el príncipe, pero éste se aburre y sale al bosque en busca de otras doncellas a las que “rescatar”, etc. etc.
into the woodsTodo un montón de guiños y frases lapidarias, metidas dentro de un inteligentísimo guión, hacen que desde ya sea para mi uno de mis Sondheims favoritos. Un cuento de cuentos, donde los personajes “buenos” no lo son en absoluto: la tierna abuelita de Caperucita descuartiza al lobo y le arranca el corazón para dárselo dentro de una bolsa supurando sangre, al panadero.  El príncipe se encuentra en el bosque con la mujer del panadero y siente el impulso irrefrenable de poseerla, a lo que la mujer accede asombrada por: “encontrarse en el cuento equivocado”. El príncipe al abandonar a la panadera, es preguntado por ésta si volverán a verse y el responde que no, que han seguido lo que les daba el presente y él volverá con su princesa Cenicienta y ella con su panadero. Ante el asombro de ella, él le espeta: “Me educaron para ser encantador, no sincero….”.

La obra como todos los cuentos, lleva moralejas y mensajes ocultos a simple vista, no desprovistos de humor, ironía y mala baba. No es en absoluto un musical o cuento para niños. En él se toca y mucho la difícil relación padres/hijos. Los consejos de los padres que suelen ser desoídos por los hijos, que creen saber más que sus padres y se sienten adultos tomando sus decisiones, en contra de los deseos de los padres. Los padres intentan dar lo mejor a sus hijos, aunque no siempre es lo que desean ellos. Algunos padres intentan retener a sus hijos y no les gusta verlos crecer. La obra también va sobre el aprendizaje, el crecimiento del día a día, sobre asumir responsabilidades y culpas, etc.Sondheim en una entrevista sobre este musical, hablando de su niñez,  manifestó que al escribirla, la figura del padre que no se siente cómodo con sus hijos, se la inspiró su padre y la madre que se arrepiente de haber tenido hijos, era evidentemente su madre con la que tuvo una relación imposible, hasta el extremo de no acudir a su entierro cuando falleció.

Musicalmente, como la práctica totalidad de las obras de Sondheim, no es fácil al oído. No tiene melodías pegadizas, incluso hay veces que llegas a olvidar que están cantando. La obra gana con las sucesivas escuchas y si al principio te calan algunos temas: “Agony”, “Children will listen”, “Into the Woods” o “No one is alone”, poco a poco vas descubriendo y paladeando otras: “Hello, little girl”, “Ever after”, “Giants in the sky”, etc.Amy-Adams-and-Denis-OHare_0El musical se estrenó en Diciembre de 1986 en San Diego, California, como previa a saltar a New York. Tuvo 50 representaciones, pero no llegó a Broadway hasta Noviembre de 1987, con muy buenas críticas y acaparando 10 nominaciones a los Tony de 1988, pero tuvo la mala suerte de competir el mismo año en el que arrasó como un ciclón “Phantom of the Opera”, aún así se hizo con el Tony al mejor score, libretto y actriz (Joana Gleasson. que interpretaba a la mujer del panadero).

Into-The-Woods-London-Cast-into-the-woods-5794787-303-295La obra ha conocido muchas reposiciones en Londres y Nueva York, incluso el pasado 2007 el grupo teatral Dagoll Dagom,  se encargó de adaptarla al catalán y al castellano, bajo el título de Boscos endins, publicando dos CDs de la obra en catalán, uno con los highlights y otro con el score completo. La adaptación al castellano se hizo con la intención de sacarla de gira por España, pero la mala campaña hacia la obra, “vendiéndola” como un musical para niños, incluso con Gisela en el reparto, tuvo mala taquilla en Barcelona y se desestimó la idea de llevarla siquiera a Madrid.

Afortunadamente la versión original de Broadway se grabó en directo en el teatro para emitirse por televisión, y luego fue publicada en nuestro país en DVD. Prácticamente reúne el cast original con una excelente Bernadette Peters de bruja, con esas miradas directamente a cámara con frases con mucha miga como: “Sólo pretendía ser una buena madre” o “No soy buena, no soy agradable, pero tengo razón”….

En fín, todo un festín que utilizó los personajes de los cuentos, mucho antes de que lo hiciera “Shrek“, pero que no tuvo la repercusión de éste, quizá porque la película de dibujos tiene la doble habilidad de tener más de una lectura y cada espectador, niño o adulto, se queda con la que está escrita para él.
os-into-the-woods-icehouse-theatre-20120723-001-e1345915483101Quizá una primera escucha del CD no entusiasme, ni una segunda, ni una tercera. Personalmente tuve que dejar pasar muchos años. Recuerdo que la vi por primera vez en Londres hace veinte años y mi dominio nulo del inglés, hizo que saliera sin haber entendido nada, simplemente me gustó la canción de “Agony”. Tiempo más tarde me compré un CD de John Williams titulado “Music of the night”, centrado en suites de musicales y de repente sonó “No one is alone” y sin saber lo que estaba oyendo, reconocí la melodía de “Into the Woods”, lo cual me extrañó bastante, ya que por aquel entonces no tenía ni el CD Del musical. Luego llegó el DVD subtitulado en español que me vi un par de veces y …. bien, sin más.

La fortuna hizo que en un sorteo de Stage me regalasen una entrada para ir a Barcelona a ver “Mamma mia” y aproveché para ver la adaptación catalana de “Into the woods”, pero llegar al teatro después de comer, cansado del viaje, encontrar entrada en la última fila, ya que el teatro estaba repleto de niños, hizo que reconociese que no iba a ser la mejor función posible para mi y las cabezadas se sucedieran vertiginosamente, de hecho salí otra vez sin haber pillado nada. Luego oí el CD catalán, sin “escucharlo” hasta que….
into-the-woods2Por fin, tras decidir ir a verla al Open Air Theatre de Londres me puse el DVD para refrescar la historia y me reía a carcajadas, disfrutando como un enano y a pesar de durar dos horas y media, volví a ponerme la obra completa al día siguiente. Cuando la vi en vivo en Londres en Agosto de 2010, la disfruté muchísimo. Lo dicho, no os rindáis si no os cala de buenas a primeras y si podéis haceros con el DVD tendréis una joya con el tiempo.

La producción del Open Air de Londres del 2010 con Hannah Waddingham como la bruja, Mark Hadfield como el panadero, Jenna Russell como la mujer del panadero, Helen Dallimore como Cenicienta, Michael Xavier como el Príncipe de Cenicienta y el lobo y Judi Dench como la voz de la giganta, tuvo muy buenas críticas y se grabó en vivo y está a la venta para descarga digital en la página oficial de Digital Theatre, que podrás ver solo en tu ordenador y no lleva ningún subtítulo, pero si te defiendes en inglés, no lo dudes, porque es una gozada.
OAT_010910_038La misma producción del Open Air Theatre de Londres se representó en el verano del 2012 en el Teatro Delacorte de Central Park de New York con Amy Adams como la mujer del panadero, Donna Murphy como la Bruja, Denis O’Hare como el panadero, Chip Zien como el el padre de Cenicienta, Jack Broderick como el joven narrador, Gideon Glick como Jack, Cooper Grodin como el príncipe de Rapunzel, Ivan Hernandez como el príncipe de Cenicienta y el lobo, Tina Johnson como la abuelita, Josh Lamon como el mayordomo, Jessie Mueller como Cenicienta, Laura Shoop como la madre de Cenicienta, Tess Soltau como Rapunzel y Glenn Close como la voz de la Giganta.

Los derechos para llevar el musical al cine fueron adquitidos por Walt Disney y se estrenó en Navidades del 2014 en Estados Unidos. Para ver la entrada referida a la película pinchad en el enlace “INTO THE WOODS, la película“.

MÚSICA Y LETRAS: Stephen Sondheim
LIBRETO: James Lapine

Existen varias versiones con el audio del musical teatral, desde el CD con el Original Broadway Cast o el de Londres, incluso el de Barcelona.
 
En cuanto al DVD con el video de la obra, hace tiempo se publicó la grabación en vivo en el teatro con el reparto original de Broadway, en zona 2 y llevaba subtítulos en español. También hemos indicado antes que existe la versión del Open Air en descarga digital.

Os dejo un video que he encontrado en you tube con una conversación entre Stephen Sondheim y James Lapine sobre la creación del musical

También han colgado el musical completo copiado del DVD con el reparto original de Broadway y SUBTITULADO EN ESPAÑOL:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *