LOVE STORY

A finales de los años 60, Eric Segal colaboraba con otros guionistas o adaptaba guiones para el cine, siendo quizá su más famosa adaptación la que hizo para la película Yellow Submarine de Los Beatles en 1968. Escribió un boceto de guión que no consiguió convencer a ningún productor para que se lo comprase con vistas a hacer de él una película. Fue su agente quien le recomendó que desarrollase la historia y la  convirtiese en una novela. Paramount compró los derechos antes de que se publicase y comenzó el rodaje antes de que la novela estuviese en las tiendas. La novela fue un best seller instantáneo y fue una publicidad previa al estreno de la película, que arrasó en taquilla en 1970.

image

Ryan O’Neal con Ali MacGraw en la película “Love story”

La romántica película protagonizada por Ryan O’Neal y Ali MacGraw fue recibida con encontradas opiniones, siendo algunos críticos devastadores con la historia y aunque fue nominada a varios premios Oscar, sólo ganó el relativo a la mejor banda sonora que escribió Francis Lai, compositor francés habitual del director Claude Lelouch para el que ya había escrito la popular “Un hombre y una mujer” (Un homme et une femme). La canción con el tema principal de la película fue versioneado por múltiples intérpretes, siendo quizá la de Andy Williams con el título de Where do I begun? la que más copias vendió en su día.

2.153613poster
La película hizo famosa la frase de “Amar significa no tener que decir nunca: lo siento”. Frase que decía en determinado momento Jenny a Oliver, quien a su vez utilizaba al final de la película para decírsela a su padre. El autor de la novela, Eric Segal, falleció en Enero de 2010 y en el festival de Chichester se estrenó el 29 de Mayo de 2010, la versión musical de la historia, siendo el compositor Howard Goodall el encargado de musicar la historia.

El musical fue recibido con muy buenas críticas si bien sólo estuvo un mes en cartel, por los compromisos adquiridos en el Festival de Chichester, pero fue suficiente para que se fijase en él Michael Ball, el conocido intérprete inglés de musicales, que se enamoró de la historia y la partitura, comprando los derechos para llevarla al West End londinense, por una temporada limitada, con Emma Williams (Jenny), Michael Xavier (Oliver) y Peter Polycarpou (padre de Jenny).

image

Emma Williams y Michael Xavier en la versión del musical estrenada en Chichester

La historia de amor de Oliver, chico rico y Jenny, estudiante de clase trabajadora que se enamoran y deciden casarse, ante la oposición del  padre del joven que cree que  ella va con Oliver por su dinero y  las penurias de la pareja para poder vivir juntos y conseguir que Oliver termine sus estudios de abogado, sufragados en parte por el apoyo de Jenny que trabaja para poder pagar el alquiler y la comida, funciona para mi gusto mucho mejor en el musical que en la película vista hoy, donde la pareja protagonista  es cercana, creíble y te identificas con ellos, mientras que la pareja de la pelicula se ve demasiado postiza.

Llama la atención la musica de Howard Goodall, suave, melódica, casi parece que no haya más que un cuarteto de cuerda y es que no hacen falta más instrumentos para contar una historia tan íntima a la vez que sencilla en un escenario, en realidad había un piano, dos violines, una viola, un cello y una guitarra. Las canciones con unas armonias vocales perfectamente ensambladas, logran emocionar, sin caer en el pasteleo. No sé si por exigencias de la produccion o por no desilusionar al público que acudiese al reclamo del famoso tema de la pelicula que le dio el Oscar a Francis Lai, podemos escucharlo al piano en una breve secuencia, pero incluso eso está bien ya que mientras se escucha, el protagonista canta una canción que no tiene que ver nada con el tema de Francis Lai, pero que encaja con la melodía de la película a la perfección.

image

David Albury con Victoria Serra en la producción del Union Theatre del 2014

También me pareció acertado el hecho de contar la historia sin intermedio, para no romper el clima de la obra que se cuenta en una hora y cuarenta y cinco minutos, aunque en la versión del Union Theatre de Octubre de 2014, sí tenía intermedio tras la boda de los protagonistas y debo reconocer que en el segundo acto, los actores te hacían entrar en la emoción directamente, con unas interpretaciones de las que te hacen olvidar que estás viendo teatro.

image

David Albury con Victoria Serra en otro momento de la producción del Union Theatre del 2014

En la producción del Union Theatre de Londres en Octubre de 2014, los intérpretes fueron Victoria Serra (Jenny), David Albury (Oliver) y Neil Stewart (padre de Jenny), respectivamente. Resumiendo, una pequeña joya del teatro musical, que desgraciadamente ha pasado desapercibida para una mayoría de público.

MÚSICA Y LETRAS: Howard Goodall

Existe el CD con el audio del musical por el reparto que lo estrenó en el West End. Para aquellos interesados en conocer la historia, existe la película original -no musical- editada en DVD.

Os dejo un video promocional de la producción de Londres del 2010

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola