VICTOR DÍAZ

Aunque había visto muchas veces a Victor Díaz en escena, todavía no había tenido la ocasión de hablar con él personalmente y aprovechando su paso por Valencia con “Los Miserables”, pude entrevistarle, sorprendiéndome su enorme generosidad para con todos sus compañeros, resaltando las virtudes de cada uno de ellos y su humildad al hablar de sus logros, todo ello desde una cercanía muy natural.

LOVE4MUSICALS.- Mi primera sorpresa al leer tu biografía surge al ver que naciste en Esslingen am Neckar (Alemania), porque con tu apellido están claras tus raíces hispanas. ¿A qué edad llegas a España y de dónde te viene esa afición que te lleva a debutar con tan sólo 17 años en el mundo de la zarzuela?.

VICTOR DÍAZ.- En eso tuvieron mucha culpa mis padres, que aunque son de Madrid, se conocieron en Alemania, donde habían emigrado en la crisis de los 60-70, allí se casaron y tuvieron tres hijos. Nos vinimos a  España, a Torrejón de Ardoz, cuando yo tenía sólo un año y desde entonces he vivido allí prácticamente toda mi vida.

Mis padres, grandes aficionados a la zarzuela se apuntaron a la Agrupación Lírica de Torrejón y un día fui que a verlos ensayar, cuando tendría unos 16 ó 17 años, recuerdo ir por el pasillo y antes de entrar en la sala, al escuchar la música, me quedé atrapado, completamente seducido y descubrí que quería formar parte de aquello, de hecho aquello se convirtió en mi hobby, que afortunadamente, hoy es mi profesión.
13L4M.- Tras la zarzuela llegó tu debut profesional con 19 años en una revista tan popular como “Las Leandras”, pero de ahí aterrizas nada menos que en “Los Miserables”, en la versión de 1992 en España. ¿Puedes contarme cómo entraste en la compañía como cantante, porque tengo entendido que fue algo muy divertido?.

VD.- Es cierto. También hice “El barberillo de Lavapiés” en la que coincidí con gran parte de mi familia y fue la única vez que compartí escenario profesionalmente con mi padre. “Las Leandras” fue mi debut profesional en la que trabajé con Luis Varela, María Isbert, Angel de Andrés, etc. Fue una experiencia increíble trabajar con estos monstruos de la escena, pero tuve que acompañar a los ensayos a mi hermano Carlos Solano, que debutó como Gavroche en “Los Miserables” que se estrenaron un 16 de Septiembre de 1992 y me pasé todo el verano llevándolo cada día.

VictorDiaz02

su primera aparición en “Los Miserables” de 1992

Ni te cuento si me había impactado la zarzuela, cómo me impresionó la música de “Los Miserables” y la manera de dirigir una obra, con un giratorio en el que el escenario se movía, la utilería volaba. Era algo increíble para la concepción de teatro que había visto hasta entonces. Me deslumbro hasta el punto de que llegué a aprenderme TODAS las letras y me sabía cada movimiento escénico del musical.

Me llegó el momento de irme a la mili y a la vuelta me encontré sin trabajo, hasta que un día esperando a que terminase la función mi hermano, me dijeron: “Necesitamos un cañonero en “Los Miserables” y no es fácil, porque es una obra de tres horas y hay que conocer todas las entradas y salidas de los personajes. Es algo que tú sabes, pero ¿podrías manejar un cañón?”. Les dije que aprendería y en dos días estaba trabajando como cañonero en “Los Miserables”.

Al mes de estar como cañonero, un miembro del reparto se marchaba y ocurrió lo mismo. Necesitaban a alguien que se supiera la función, porque no tenían preparado a ningún sustituto y en ese momento, creo que fue el regidor quien dijo: “Oye, el del cañón, canta”. Vamos, muy a la española….

L4M.- Ja ja ja. No, no. Muy a la americana. Muy de “La calle 42” que se tuerce el tobillo la prota la víspera del estreno y en un día preparan a una chica del coro para debutar.

VD.- Pues fue así. Hice la audición para el director musical Juan José García Caffi, María Luisa Castellano y Vicente Fuentes, el director artístico residente y me dijeron: “¿Qué haces subido en el cañón?. Tú, a cantar”.

VictorDiaz01

con Paloma San Basilio, José Sacristán y el equipo de “El Hombre de la Mancha”

L4M.- .- Hablemos de Paloma San Basilio con la que empezaste haciendo un papel secundario en 1997 en “EL HOMBRE DE LA MANCHA” y luego te llevó en sus conciertos haciendo los coros, hasta que te dio la oportunidad de interpretar a Freddie en “MY FAIR LADY“, donde te llevabas una de las mayores ovaciones en la versión de 2002 y luego volvió a llamarte en el 2012 cuando volvió a reponerse. ¿Es fácil trabajar con Paloma San Basilio?. ¿Qué hay de cierto en las leyendas que corren de que es muy diva?. ¿Qué recuerdos tienes de tu paso por esos dos grandes musicales?.

VD.- Esta pregunta me la han hecho varias veces. Paloma y yo nos conocemos muy bien, sobre todo dentro del escenario. Es una compañera con la que me llevo excelentemente. He aprendido mucho de ella. Recuerdo cuando trabajé con ella en “El hombre de La Mancha” que me impactó su fuerza, haciendo cada función a un altísimo nivel. Nunca bajaba la guardia y quise trabajar y aprender de ella. Es una de las artistas que consigue con su ingeniero de sonido desde hace muchos años, ecualizar de una forma que sacan un sonido muy particular, que es su sello y creo que es una de sus mayores virtudes.

IMG_4717

con Paloma San Basilio en “My Fair Lady”

Al terminar en “El hombre de La Mancha”, en la que tuve la suerte de conocer a Gustavo Tambascio, el director, que sería un hombre clave en mi carrera, comenté a los managers de Paloma que me gustaría trabajar con ella en su gira por América, lo cual me enseñaría muchas cosas, ya que hasta entonces sólo había hecho teatro musical, música concebida para la escena y no para un show, con canciones sueltas dirigidas a un público, donde no hay cuarta pared y me fuí con ella, dejando encima de la mesa de Luis Ramírez un estupendo contrato sin firmar.

Estuvimos por América muchos años, trabajando desde Buenos Aires a San Francisco, por toda América, hasta que llegó “My Fair Lady”, que ella tenía muchas ganas de hacer. Me propuso hacer el papel de Freddy, que acepté encantado y no hice ni casting para el papel que ha sido uno de los más importantes de mi carrera. Es un papel tan corto, que tienes que estar al 100% todo el tiempo, no admite margen de error, porque el más mínimo fallo no te da oportunidad de recuperar y tienes que estar muy concentrado.

L4M.- ¿Fue otra vez la casualidad la que te dio en el 2004 el papel protagonista en “EL DILUVIO QUE VIENE” con  el papel del cura Silvestre con Paco Morales?.

VD.- Pues sí. Estaba trabajando como tenor principal en las zarzuelas que llevaba José Luis Moreno: “Doña Francisquita”, “Luisa Fernanda”, “El manojo de rosas”, “Los gavilanes”, Gigantes y cabezudos”…, cuando de repente me vino Pedro Pablo Juárez, el director y me dijo que Luis Amando que iba a hacer “El diluvio que viene”, se lo dejaba porque tenía un gran proyecto entre manos (más tarde estrenaría “El Fantasma de la Ópera”) y necesitaban un Silvestre para ya, pidiéndome si me podía aprender el papel para estrenar en dos semanas en Valencia y asumí el reto.

Francisquita12

representando la zarzuela “Doña Francisquita”

La verdad es que José Luis Gago, grandísimo actor, me ayudó bastante a construir el papel, aunque luego me lo llevé a mi terreno, si bien reconozco que no sentí que le tomaba el ritmo al personaje hasta pasado el mes después del estreno. Estuvimos tres años con el musical, con el que hicimos gira y terminamos en La Latina de Madrid.

L4M.- Ahora has vuelto tras más de 20 años a “LOS MISERABLES”. ¿Qué recuerdos tienes de aquella primera versión y cómo ha sido reencontarte con compañeros de entonces como Eva Diago, o Enrique del Portal tantos años después?.

VD.- Lo primero que hicimos en el 2010 al ser elegidos cinco de los que estuvimos en el montaje del 1992: Enrique del Portal, Eva Diago, Luis Amando, Carlos Solano y yo, fue hacernos una foto, porque estábamos muy felices de poder repetir “Los Miserables”, aunque en los primeros días de ensayo, como eran unas letras diferentes, para nosotros que teníamos nuestra letra del 92 metida en vena, nos costó adaptarnos, incluso hoy en día en alguna escena, tengo un blanco y enseguida tiro del texto del 92. Los compañeros me dicen: “¿Cómo lo has hecho?. ¿Cómo has arreglado ese momento tan rápido?” y es que claro, tengo recursos grabados en el archivo.

delportal.com mis 10 repetidores

Enrique del Portal, Carlos Solano, Eva Diago, Luis Amando y Victor Díaz, los cinco estuvieron en “Los Miserables” de 1992 y repitieron en la versión del 2010

L4M.- ¿Puedes decirme qué diferencias destacarías en el género musical de la España de 1992 y la de hoy?. ¿Cómo ves el futuro tras la vivencia de haber sufrido la cancelación de una gira, al no poder asumir la brutal subida del IVA al 21%?.

VD.- Cuando empecé allá por los años 90, no es que el musical estuviera en pañales en España, porque ya se habían estrenado “Jesucristo Superstar“, “Evita“, incluso “El hombre de La Mancha en el año 1968, pero eran producciones muy puntuales cada cinco años, hasta que en el 92 llegaron “Los Miserables”, en el 97 “El hombre de La Mancha” y ya aparece Stage que coloniza la Gran Via y a partir de entonces hay una cultura, un público de musicales que no existía antes y empiezan a aparecer las escuelas de musicales.

La manera de trabajar de ahora es muy diferente a la de antes, que venían de mundos muy diferentes del jazz, de la zarzuela, del pop, del rock, compañías muy ricas cultural y musicalmente, mientras que ahora es diferente. Está todo más dirigido desde abajo, incluso la manera de cantar se asemeja más a la de Londres, porque vienen directores que traen métodos de allá como el Voice Craft que utiliza el método Twang, que lleva el sonido “ng” proyectando todo a la nariz, dándole un sonido muy particular, que no es el que teníamos antes y por supuesto, otra gran diferencia está en el público, que sabe más, tiene más información. Hay Internet ahora y sabe mucho más.

23L4M.- La diferencia también la veo en que los productores si ven que van fallando proyectos, cancelándose giras, además de la subida escandalosa del IVA, cada vez serán más reacios a arriesgarse…

VD.- Pero eso es algo que no depende del musical, porque el género goza de muy buena salud, tanto en producciones, como en iniciativas y sobretodo con profesionales muy buenos, que bailan, cantan y actúan. Eso antes era imposible. A excepción de Marta Ribera que ya hacía las tres cosas bien, el resto hacíamos una de las tres cosas bien y gracias. Ahora hay gente que hace las tres cosas bien.

El futuro no depende del musical, sino de la crisis tan tremenda que estamos viviendo. No habíamos vivido una cosa así, nunca. Si la gente no tiene dinero para ir al teatro, que tiene unas cargas fiscales tremendas, en las que un 21% es inasumible en este momento……

L4M.- El otro día me lo decía un empresario valenciano, que además del 21% de IVA hay que sumar un 10% para el SGAE, con lo que ya partes con un 31% de los ingresos que se los llevan de impuestos.

VD.- Es que no es posible que el porno tenga un 4% de IVA y nosotros tengamos el 21%. Yo también soy productor…

Thenardier4

como Thenardier en “Los Miserables”

L4M.- Ja ja ja. Pensé que me ibas a decir actor porno. Ja ja ja.

VD.- Pues a este paso, igual me toca terminar ahí, porque soy productor de mi propio espectáculo que se llama ADESSO y sé las dificultades que hay, con lo que no me quiero imaginar lo que debe ser poner en pie algo como “Los Miserables”, que necesita un 90% de taquilla, para poder seguir existiendo.

L4M.- En “Los Miserables” has sido Javert, Thenardier, el Capataz, Brujon, el Obispo…. ¿Qué te queda por interpretar? ¿Valjean y Gavroche?. Pues a Gavroche ya no llegas, pero ¿te gustaría hacer de Valjean?.

VD.- La verdad es que me han propuesto probar de Valjean, pero creo que no puedo estirar tanto la voz. No puedo estar cantando de barítono y de tenor ligero, como es el registro de Valjean. Para ese papel se necesitan unas cuerdas muy especiales, muy específicas. Valjean necesita un registro muy agudo y aunque podría cantarlo sin problema, en el “Bring him home” (Sálvalo), se me haría un mundo, después de llevar a cuestas media función y haber cantado ese prólogo tan desgarrador y la parte del juicio con el sí natural arriba…. yo se lo escucho todos los días a Dani Diges y me impresiona.

L4M.- Recuerdo cuando vi a tu hermano Carlos Solano como Enjolras el año pasado y tenía el recuerdo de Dani Diges en el papel y me gustaba más su voz, pero al volver a verlo este año, me convenció Carlos mucho más que entonces, incluso cuando estuvisteis cantando “Sale el sol” en el Mercado de Colón de Valencia, todos sin amplificar, me impresionó la potencia de voz de tu hermano, porque fue al que más se le oía.

Adesso-2013- 02- 02 (89)

Carlos Solano, Victor Díaz y Adrián Salzedo, los tres hermanos en concierto

VD.- Es que la voz se tiene que ver sin micrófono.

L4M.- Este año Dani Diges me impresionó de Valjean, porque el falsete siempre lo escuchas en el “Bring him home”, pero Dani lo utiliza en diferentes momentos de la obra y le queda bien. Ha hecho un Valjean muy suyo, que vocalmente está realmente bien.

VD.- El falsete es uno de los puntos fuertes de Dani, es algo que maneja como nadie. Es un buen fichaje para nosotros y en el papel está muy bien respaldado por sus covers Felipe Forastiere y David Velardo, a un altísimo nivel los tres, con lo que meterme ahí a hacer Valjean, es perder el tiempo.

L4M.- Con todos mis respetos para Guido Balzaretti, ¿no crees que se ha perdido una muy excelente ocasión poniendo a Adrián Salzedo como Marius y jugar la baza de tener a los tres hermanos juntos en el mismo musical?.

VD.- Hombre, eso hubiera sido maravilloso, pero Guido me parece que está muy bien posicionado en este personaje. Lo ha hecho suyo. Ya me impresionó el primer día cuando vino desde Argentina a ensayar, porque ya le vi una luz… tiene un algo especial ese chico. De Adrián, ¿qué voy a decir?. He estado ahora trabajando con él codo con codo en Tokio y sacó adelante un show maravillosamente, con un repertorio que no es el suyo. Me alucinó la capacidad vocal que tiene en este momento y cómo ha cambiado en estos dos últimos años. Se ha hecho más hombre y todo lo que antes hacía bien, lo ha triplicado en calidad. Haría un Marius maravilloso.

L4M.- Es que en cuando a físico, edad, voz… es perfecto.

VD.- Me encantaría, aunque sólo fuera una función, hacerla juntos los tres. Me encantaría. ¿Para qué te lo voy a negar?.

004P1080072

L4M.- También coincidiste con tu hermano Carlos en “GREASE“. ¿Cómo se lleva eso de acudir a castings compitiendo a veces con tu propio hermano?.

VD.- Pues bien, porque de momento, no hemos tenido que audicionar nunca para el mismo papel por la edad, porque a Carlos le saco siete años y se nos nota que soy el mayor, pero poco a poco se va notando menos…. así que…..

Pero no he trabajado con Carlos sólo en “Grease”. Estuvimos juntos en “El diluvio que viene”, hemos hecho zarzuelas juntos y estuvo en “My Fair Lady”. Este es nuestro octavo musical juntos. ¿Qué te voy a decir de Carlos?. Es el compañero con el que más he trabajado, que da la casualidad que es mi hermano y en el 92, nos juntamos en una función de “Los Miserables”, porque cuando yo entré, él ya no estaba porque estaba crecidito para el papel, pero un día se pusieron todos los Gavroche enfermos y tuvieron que llamar a Carlos, por eso las únicas fotos que estamos juntos en los pasillos de los camerinos del Teatro Apolo, son de ese día.

L4M.- Vaya, pues no sabía. Pensé que sólo habíais coincidido en “Grease”.

Grease06

con el equipo de “Grease” como Vince Fontaine

VD.- Pues lo de “Grease” también fue curioso. Estaba paseando en Madrid un jueves y me llama Ricard Reguant y me dice: “¿Puedes estrenar el Vince Fontaine y el Teen Angel el martes?. Tienes todo el fin de semana para estudiar”. El mismo jueves me fui a casa de Carlos en Barcelona y me metí en el teatro sin salir a razón de 12 horas cada día. Estrené el Vince Fontaine porque Xavi Mateu se iba. Si es que me ha pasado… de todo…

L4M.- ¿Cómo era ese “DON JUAN, el musical” que hiciste en los Teatros del Canal?. Era una producción mejicana. ¿Los autores habían adaptado la obra de Zorrilla o era otra versión?.

VD.- Sí, sí. Era el Don Juan de Zorrilla con todos los puntos y las comas, que le pusieron música original, de la que sólo hicimos cuatro funciones para un público muy reducido de programadores, con un reparto muy bueno, con Toni Bernetti, con Talia del Val, con David Velardo y con visos a estrenar en el Teatro Español el año siguiente, pero no cuajó. Lo hicimos en la Sala Negra de los Teatros del Canal, que no sé si conoces esa sala…

L4M.- Conozco la sala grande y la pequeña.

VD.- Es la sala más alucinante que puedas imaginar. De hecho cuando entró Cameron MackIntosh a los ensayos de “Miserables” que hicimos allí, dijo que quería tener una igual en Londres…

L4M.- No me puedo creer, que le descubramos algo a Cameron MackIntosh. ¿Qué tiene de especial esa sala?.

VD.- Es el escenario de un gran teatro, pero convertido en sala de ensayos. Con las mismas medidas, con todo, puedes jugar con las carras, con todo, salvo que no tiene patio de butacas, pero luego cuando vas a cualquier teatro ya tienes todos los espacios medidos.

VDcabaret05

con Marta Ribera en “Cabaret”

L4M.- También estuviste como Max en el “CABARET” de gira con Marta Ribera y Victor Massan, aunque si has estado en algunos de los más grandes musicales que se han hecho en España, siempre lo has alternado con la zarzuela en muchísimas producciones, incluso has hecho ópera, lo cual no me llama la atención ya que estuvo en ti desde tus inicios, pero también haces teatro de texto con “Y este hijo de quién es?”, un comedia con Quique Camoiras. ¿Tienes todavía algún campo por explorar dentro del mundo de la escena?.

VD.- Pues me encantaría hacer televisión, me gustaría hacer cine sobre todo, pero siempre tirará de mi el escenario, el olor a tablas, que es lo que a mi me llena, el hacer una función de principio a fin, sin pausas y con el contacto del público, que es el jugador número doce de la función y sin él, no seríamos nadie. Es que esa energía que desprendes en escena y el público recoge y te devuelve, os puedo asegurar que existe. Se puede sentir. Se puede tocar. Incluso se nota cuando grabas un CD en un estudio en el que hay hasta afinadores que pueden eliminarte hasta un bostezo, o cuando es una grabación de un concierto en directo.

L4M.- ¿Cómo surge ADESSO?.

VD.- Pues resulta que el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz nos hizo un homenaje a tres cantantes José Antonio Moreno, Carlos Solano y yo, que comenzamos juntos en aquella Agrupación Lírica de Torrejón y que emprendimos carreras diferentes, aunque la de Carlos y la mía son muy paralelas, la de José Antonio se ha decantado más hacia el mundo de la ópera y la zarzuela.

adesso-2014-1

Victor Díaz, José Antonio Moreno y Carlos Solano son ADESSO

Hicimos un concierto en el Teatro José María Rodero de Torrejón de Ardoz, pero tal fue el éxito y la expectación despertada, que nos planteamos hacer aquello más en serio. Al espectáculo le pusimos el nombre de “adesso”, que en italiano significa “ahora” y venía muy bien a la idea del momento. Ahora nos juntamos, ahora cantamos otra vez, ahora estamos aquí, de ahí lo de “adesso” y mira por dónde, el nombre del espectáculo se ha convertido en el nombre del grupo, con el que hemos estado en Madrid, Valencia…. donde al final, para premiar al público por haber resistido hasta el final, cantábamos el “Himno a Valencia” que nos aprendimos en valenciano y bueno, fue increíble.

L4M.- ¿Y cómo es esa historia de amor con Japón?.

VD.- En ella tiene mucho que ver mi hermano mayor Jorge Díaz, que es cantante también. Está muy metido en el mundo folclórico. De la Tuna de Psicología de Madrid, se marchó a Japón a los 20 años con 5.000 pesetas en la cartera y allí hace su vida. Lleva 20 años en Japón, se casó con Ayako, mi cuñada y hoy Jorge allí es una institución que ha salido en programas con Sardá, en “Españoles por el mundo”, él es productor también y trae grupos a España. Probamos en el año 2004 que hice un concierto en el Meijinenkann de Tokyo con la soprano Minako Shioda cantanmdo zarzuela, con muchísimo éxito.

José David Sacristán

El trío original del grupo ADESSO

L4M.- ¿Y ella cantaba también zarzuela?. ¿en español?.

VD.- Sí, por supuesto, todo original. Ella es una grandísima soprano que habitualmente canta ópera, pero es la mujer de Antonio Alonso, un bailarín muy famoso en Japón, que hizo carrera en el Ballet Nacional de España y son un matrimonio muy influyente en Japón, donde tienen una escuela de flamenco con más de 300 alumnos y por ahí comenzamos a movernos haciendo conciertos y desde entonces he ido una vez al año, ampliando poco a poco las ciudades de la gira y este año mi hermano Jorge me dijo: “Mira, esto ya puedes hacerlo tú sólo. A mi ya no me necesitas, ya tienes aquí tu público que te permite hacer una gira al año sin problema.” Repetimos siempre en UBE, Fukukoa, Sendal, Tokio y Tokohama, son mis plazas fuertes.

L4M.- ¿Y cómo se lleva lo de irse tan lejos de casa y de la familia?.

VD.- Verás no suelo irme a Japón más de veinte días, porque tengo una hija a la que A-D-O-R-O, que es mi vida y la que me da la fuerza para seguir en esto y para todo. De la madre, Marta Ribera, ¿qué te voy a contar que no sepas?. Maravillosa artista y sobretodo maravillosa madre, una madre ejemplar. Nos conocimos haciendo “Cabaret” y es la madre de mi hija.

L4M.- Me alegro muchísimo, porque a Marta la sigo desde que hizo “Jekyll & Hyde“.

VD.- Volviendo a mi historia con Japón, fíjate que termino de venir y ya estoy deseando volver. El año pasado estuvimos con ADESSO, que creo que era el siguiente paso que había que dar con el grupo y salió muy bien. Hicimos dos conciertos benéficos en Minamisanriku, un lugar donde antes había casas y tras el tsunami, ahora no hay nada y cantamos para todos los voluntarios que están reconstruyendo el pueblo. Esa fue una de las actuaciones que más me han tocado. De verdad. En ese momento me dije: “Merece la pena dedicarme a esto y poder estar aquí”.

Victor Díaz

con Victor en un momento de la entrevista

L4M.- Para terminar ¿cuáles son tus planes profesionales de futuro?.

VD.- Lo más inmediato es cantar con Sergi Albert, David Ordinas e Ignasi Vidal un tema de “La Bella y la Bestia” en la Gala del 15 Aniversario de Stage en España. Luego estaré con “Los Miserables” hasta el 4 de Enero en La Coruña y después sigo con Adesso, dando conciertos con nuestro espectáculo. Muy asequible y hasta divertido donde tres tenores alternamos bloques de ópera, zarzuela, musical, grandes canciones, desarrollando también nuestro humor durante hora y media sin descanso y con el que pienso estar entre Marzo y Agosto de gira.

L4M.- ¿Qué acompañamiento lleváis?.

VD.- Lo hacemos con orquesta o a piano, incluso con banda de 4 músicos.

Pues muchísima suerte y te sigo viendo en los escenarios. Espero que vuelvas a Valencia con Adesso, que todavía no lo he visto y espero no perdérmelo esta vez.

Paco Dolz para Love4musicals
Restaurante La Zarzamora, Valencia
13-11-2014

Para terminar unos videos de actuaciones

Victor Díaz canta “El Hombre de La Mancha”:

Victor Díaz canta el “Adagio” de Albinoni

Victor Díaz con sus hermanos Carlos Solano y Adrián Salzedo cantando “Your song”

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola