007: 1997 El mañana nunca muere

A raíz del éxito de “Goldeneye”, Sony Pictures con Kevin McClory, argumentando que tenían los derechos sobre la organización “Spectra” y “Thunderball”, comenzaron una batalla para sacar adelante una serie basada en dichos personajes titulada “Warhead 2000” que incluso se rumoreó que protagonizaría Timothy Dalton como James Bond y Sean Connery como el villano, confiados con el fallo de los tribunales que les permitió rodar “Nunca digas nunca jamás“.

Mientras las batallas se sucedían en los tribunales el productor Michael G. Wilson encargó a Bruce Feirstein un guión del que ya habían hablado mientras preparaban “Goldeneye”, en el que el guionista comentó la idea de volver a situar a 007 en Hong Kong y enfrentarlo a un buen villano, ya que el tiempo había demostrado que a mejor villano, mayores posibilidades para la película.

Jonathan Pryce es el magnate de la prensa Elliot Carver

Jonathan Pryce es el magnate de la prensa Elliot Carver

El primer esbozo del guión tenía a Elliot Carver (papel en el que se barajaron los nombres de Terence Stamp o Anthony Hopkins, aunque finalmente interpretó Jonathan Pryce). Carver era un magnate de la prensa, casado con la bellísima Paris (Teri Hatcher), con la que Bond había tenído un romance años atrás. Carter vive obsesionado con poseer una red en prensa, radio y televisión que lo convierta en un todopoderoso e influyente personaje, para lo que no duda en fabricar las noticias, planeando un conflicto entre China y Reino Unido, con la esperanza de desencadenar la tercera guerra mundial, recordando los buenos resultados económicos que reportó a la prensa el conflicto del Golfo.

También colaboraron en el guión aunque sin acreditar el director Nicholas Meyer (Los pasajeros del tiempo) y Daniel Petrie (Superdetective en Hollywood). La dirección fue de Roger Spottiswoode (Bajo fuego y Dispara a matar). Entre todos consiguieron una película de acción trepidante sin olvidar la parte humana, detallando que la relación que hubo entre Bond y Paris aún sigue viva, mostrando un lado más frágil del agente, al igual que la fría M de “Goldeneye” que no puede ocultar su intranquilidad ante el riesgo que corre 007.1997_Tomorrow_Never_Di_069Las escenas de acción son algo más que fuegos artificiales ya que están muy bien rodadas e integradas en la historia, ya desde la escena previa a los títulos de crédito, en la que 007 trata de hacer fracasar una operación de contrabando de armas en la frontera de Afganistán, mientras un misil sin control se dirige a toda velocidad al punto donde está Bond, donde hay armamento nuclear y la explosión del misil podría convertir el paraje en algo catastrófico, asistimos a un montaje tan frenético que mientras 007 lucha contra reloj para hacerse con el avión que tiene el arma nuclear y alejarse del lugar antes de que llegue el misil, vivimos la tensión acrecentada por el pulso que le da el in crescendo de la música que nos pega contra la butaca aguantando la respiración desde el primer minuto.

La música tras varios tiras y aflojas para que volviese John Barry finalmente se encargó a David Arnold, declarado admirador de John Barry, que arregló y grabó un disco con varios artistas del pop como homenaje a la serie, que se publicó con el título de “Shaken and stirred” (Batido no agitado, la clásica forma en la que Bond pide su vodka martini) y que si los amantes de la serie respiramos aliviados al escuchar su personal forma de arreglar las canciones clásicas de 007, cuando vimos la película con la música escrita y arreglada por Arnold fue como volver a casa y justo es reconocer que gran parte del excelente acabado de la película, tiene mucho que agradecer al compositor inglés.

Teri Hatcher es Paris la esposa de Carver

Teri Hatcher es Paris la esposa de Carver

Con el mismo desprecio que los productores trataron a Barry cuestionándole cada nueva canción que componía, Arnold tuvo que ver como su excelente canción con letra de Don Black, escrita para la película que cantaba k. d. lang quedaba marginada para los créditos finales de la película, aunque era la que aparecía constantemente en las escenas de las película orquestada y mezclada con el score, como solía hacer Barry. Para no confundir el tema principal que acompañaba los créditos iniciales escrito por Sheryl Crow y Michael Froom que cantaba Crow que iba a llamarse “Until that day” y finalmente se tituló “Tomorrow never dies”, obligaron a que la compuesta por Arnold cambiase su título por el de “Surrender”, quizá la mejor canción para un film de 007 que no escribió John Barry.

A pesar de las canciones ya citadas lo cierto es que “opositaron” a incluir sus temas en la película un montón de grupos y solistas como Duran Duran, Chris Rea, Marc Almond, etc. y para los curiosos podeis ver en el apartado final de videos. El título fue algo anecdótico ya que Carver tiene su periódico llamado “Tomorrow” (mañana), cuyo lema es “El mañana nunca miente” (Tomorrow never lies), pero por un malentendido, la persona de la productora cuando escuchó el título entendió “El mañana nunca muere” (Tomorrow never dies), que superado el desconcierto inicial, decidieron dejar el título equivocado como el correcto.

Pierce Brosnan y Michelle Yeoh en la famoss escena de la persecución del helicoptero

Pierce Brosnan y Michelle Yeoh en la famoss escena de la persecución del helicoptero

Son especialmente destacables dos escenas espectaculares de persecuciones, la primera de Bond conduciendo el espectacular BMW que le entrega Q y que deja al Aston Martin de “Goldfinger” a los pies de los caballos, donde nada menos que Bond esquiva a sus perseguidores tras una frenética huida en el interior de un garaje de Hamburgo, maniobrando el vehículo con un control remoto tumbado en el asiento de atrás, mientras vamos descubriendo todas las “sorpresas” que le ha preparado Q, o la segunda en la que montado en una moto -también de la casa BMW- conduce esposado a la agente china Wai Liun (Michelle Yeoh) y deben escapar de un helicóptero sorteando los transeuntes de las concurridas calles y tejados de Saigón (aunque se rodó en Bangkok).

Desmond Llewelyn sigue siendo Q, como referente y guía de la serie, por otro lado se afianzan Samantha Bond como Moneypenny, Daniel Kleinman como diseñador de los títulos de crédito y una excelente Judi Dench que va a ir tomando mayor protagonismo a cada nueva entrega de la serie y sus respuestas no tienen desperdicio como cuando el ministro de defensa le dice: “Con el debido respeto M, a veces pienso que le faltan pelotas para este trabajo” y ella sin inmutarse le responde: “Es posible… pero gracias a eso no pienso con ellas constantemente”. Además claro está de Jonathan Pryce excelente como el villano al que cuando Bond tacha de loco le responde “La distancia entre la locura y la genialidad se mide por el éxito”. Impresionante.

Judi Dench como M

Judi Dench como M

La llegada de David Arnold a la banda sonora fue otro gran fichaje que aún seguiría en varías películas, mientras que ésta e los créditos finales estuvo dedicada a Albert R. Broccoli, el productor que estuvo con la serie desde sus inicios y que falleció poco antes de terminar el rodaje de la decimoctava aventura del agente secreto tras treinta y cinco años desde aquella modesta “Agente 007 contra el Dr. No” de 1962, sin contar las que no pudo producir como “Casino Royale” o “Nunca digas nunca jamás“.

El nuevo 007 ya estaba bien asentado, con un casi completo cambio de equipo listo para las nuevas generaciones que recibían cada nueva entrega compitiendo duramente con otras series que iban llegando de formato similar tipo “Misión Imposible”, “La jungla de cristal” o “Arma letal”, mientras los productores contemplaban aterrados como la justicia prohibía rodar ninguna película sobre el agente hasta que se dilucidara quien estaba en posesión de los derechos sobre 007.

MÚSICA: David Arnold
DURACIÓN: 119 minutos

41QDF0KCC8L R-2194225-1274276899.jpeg
Existen dos CDs con la banda sonora de la película, el primero que incluía las canciones que aparecían en la película cantadas por Sheryl Crow, k.d. lang o el tema de James Bond por Moby, pero con las prisas por editarlo le faltaba mucha música, que saldría en otro disco posterior editado por Chapter III que tenía todo el score de David Arnold, aproximadamente veinte minutos más que el primero, pero al que le faltaban las canciones de la película y que es bastante difícil de conseguir.

51Gv0pyYZTL
También es interesante el CD que hemos comentado, arreglado por David Arnold, titulado “Shaken and stirred – The David Arnold James Bond Project”.

007_El_Manana_Nunca_Muere_(Ultimate_Edition)-Caratula el-manana-nunca-muere-blu-ray-original
La película también se ha editado en DVD y Blu Ray

Para terminar algunos videos curiosos, comenzando por el trailer


el video de Sheryl Crow cantando el tema principal de la película

la canción de Sheryl Crow aquí con los créditos de la película de Daniel Kleinman

la canción “Surrender” con k.d.lang con los créditos de la película de Daniel Kleinman

video del tema de James Bond con nuevos arreglos de Moby

Roger Spotiswoode nos presenta las escenas suprimidas de la película

documental sobre la música para 007  con John Barry, David Arnold y Don Black

canción “Tomorrow never dies” presentada por Duran Durán y rechazada

canción “Tomorrow never dies” cantada por Swan Lee y rechazada

canción “Shadows of the big man” cantada por Chris Rea y rechazada

canción “Only the moment” cantada por Marc Almond y rechazada
https://www.youtube.com/watch?v=ibusVXUyZJI
canción “Tomorrow never dies” interpretada por Saint Etienne y rechazada

The Fixx también presentó su tema que al serles rechazado retitularon “Fatal shore”

el grupo Pulp presentaron su canción “Tomorrow never lies” que también les fue rechazada

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola