L’ELECTE

Ramón Madaula es un actor catalán de larga trayectoria en cine, teatro y televisión, que hace un tiempo se descubrió como un dramaturgo interesante que precisa de pocos intérpretes para plantear situaciones que hagan pensar y sonreir o reír al espectador. Entre sus obras como autor encontramos “Coses nostres”, “Adossats”, “Perduts”.

“L’electe”, ganó el Premio al Mejor espectáculo en la muestra de Alcoy de 2019 en la versión de Juli Disla que nos llega ahora a Valencia. La obra arranca con unas notas musicales que nos sugieren “La moixeranga”, en una versión arreglada por Josep Zapater, que rápidamente nos sitúa en Valencia. Juli Disla ajusta la trama original para que el protagonista sea un hipotético Presidente de la Generalitat Valenciana, que debe pronunciar su discurso de investidura en unas horas y cada vez que trata de ensayarlo se bloquea y debe recurrir contra reloj a la ayuda de un psiquiatra muy particular, para que le solucione el problema lo más discretamente posible.Esta comedia juega con mostrarnos la cara humana de un político, más allá de la que solemos ver siempre desde el mejor ángulo, la frase estudiada, el traje y encuadre perfectos y aquí el autor se permite divertirse y divertirnos haciendo que esa persona que se cree poderosa y fuerte, tenga miedos y carencias que le hacen tan vulnerable como a cualquiera de nosotros.

Carles Sanjaime es el director de esta pieza en la que ha contado con dos excelentes actores que han coincidido muchas veces en escena. La química entre ellos funciona instantáneamente. Alfred Picó es el psiquiatra que va acorralando al presidente que interpreta Josep Manel Casany, haciéndolo navegar por diferentes estados anímicos como viaje inevitable para atacar y vencer ese problema del President.Se recurre cómicamente a muchos tópicos de la psiquiatría, pero es que la obra no pretende ser un tratado clínico, ni analizar el mundo de la política. La obra es una comedia de ficción en la que no se habla de ningún político concreto, ni de ningún partido o corriente política. Estamos ante una comedia que conecta fácilmente con el público que celebra ver en dificultades a un hombre que se cree “todo poderoso”.

Con un arranque parecido a “El discurso del rey” lo que en la famosa película, se mostraba como un problema dramático, basado en un hecho real, aquí el autor ha podido ser mucho más libre e imaginativo para reírse de los que ansían el poder y se creen que teniendo eso, lo tendrán todo.

TEXTO: Ramón Madaula
VERSIÓN VALENCIANA: Juli Disla
DIRECCIÓN: Carles Sanjaime

Terminamos con un video promocional de la obra

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola