GANTE 2012

Aunque el Festival de Cine de Gante lleva celebrándose hace muchos años, nunca me llamó la atención, puesto que los festivales no dejan de ser muestras del cine de los diferentes países que concurren al evento y normalmente, las películas más interesantes, salvo honrosas excepciones, terminan viéndose en todo el mundo, vía cines o dvd.

Pero hace algunos años, llegó la noticia de que tenían un apartado para la música de cine, incluyendo un concierto que es imposible ver en otras ciudades, lo cual me hizo levantar la ceja inquisitivamente. Por razones que no vienen al caso no había ido todavía a Gante y este año, un poco al rebufo de otros amigos como yo, amantes de las bandas sonoras, me enrolé en la escapada a Gante.

Había estado en los festivales de Valencia, Madrid, Úbeda, Sevilla, Córdoba, en los que cada ciudad tenía su particularidad, algunas de ellas tenían un patrimonio artístico, que sólo por perderte en sus rincones valdría la pena visitar, pero haber podido redescubrir Gante, ha sido todo un regalo.

El despertar por la mañana en Gante, es como asistir al amanecer en una ciudad medieval, con edificios cuidados que conviven en la mayoría de los casos armoniosamente con su entorno. Sus puentes, canales navegables y calles plagadas de bicicletas y tranvías, dan un aire bastante especial a esta maravilla de ciudad, de gente amabilísima que se deshace por atenderte y a pesar de tus esfuerzos por hablarles en francés o inglés, en cuanto pueden, te responden con alguna palabra en castellano, para que veas que su voluntad hacia tí, es más que manifiesta.

El invitado de honor de este año ha sido James Newton Howard, uno de los más prolíficos compositores americanos de cine, que comenzó haciendo los arreglos de cuerda y acompañando en los teclados nada menos que a Elton John, hasta que dió el salto al mundo del cine, en el que ha terminado más de 130 bandas sonoras, siendo especialmente queridas por los aficionados las de “Wyatt Earp”, “Mensajero del futuro” (The postman), “Dinosaurio” (Dinosaur), “El príncipe de las mareas” (Prince of tides), o sus celebrados trabajos con directores como Lawrence Kasdan, M. Night Shyamalan o Christopher Nolan y su saga de Batman. Nominado 8 veces al Oscar de Hollywood.

El otro compositor al que se premiaba por su carrera en el mundo del cine era Pino Donaggio, otro grandísimo compositor, que como Howard, comenzó en el mundo del pop, componiendo y cantando sus inmortales composiciones como “Yo que no vivo sin ti”, inmortalizada por Dusty Springfield o Elvis Presley en inglés como “You don’t have to say you love me”, o el “Concierto para Venecia”, pero en 1973 se lanza al mundo del cine con “Amenaza en la sombra” (Don’t look now), que le lleva a componer para los géneros más variados, desde el denominado “cine de romanos”, a las películas de terror, o cine político, si bien su mayor reconocimiento lo consigue por sus trabajos con el director Brian DePalma.

Aclarado esto, simplemente decir que estos dos monstruos frente al pentagrama, se transforman en dos seres afables, cercanos, quizá Newton Howard por el respeto que produce y su semblante, parece imponer un poco más, pero cuando te acercas a él, es la amabilidad personificada, posando contigo para hacerse las fotos que le pidas, o firmarte el CD que le lleves, en cuanto a Donaggio, es como de casa, es el que se acerca a tí para gastarte la broma, el que cuando le dices: “Yo tengo en mi casa el single de “Pero anoche en la playa”, se arranca a cantar varias estrofas en castellano. Donaggio es el que te dice: “Aprovecha y hazte la foto conmigo ahora, que no me habrás visto nunca con smoking”. En el mundo de las bandas sonoras hay compositores considerados iconos, dioses, mitos o genios y Donaggio es el compositor que suma todos esos adjetivos, pero además no vive en ningún olimpo particular, está en la tierra, en nuestro planeta.

El concierto se celebraba en un Pabellón de Deportes lo cual ya me ponía un poco a la defensiva, además la única entrada que había conseguido era en la primera fila, que no es la más aconsejable para un concierto, pero la amplificación era plusquanperfecta. La Brussels Philharmonic fue un lujo esdrújulo y Dirk Brossé con su batuta, volvió a clavar un concierto, como hizo en Madrid cuando vino con la gira de la música de “La guerra de las galaxias” (Star Wars). Cada pequeño detalle como intuir a alguien camuflado de negro, que aprovechaba cuando el foco no estaba encendido para llevar o retirar un micro del escenario, azafatas acompañando a los premiados a subir o bajar del escenario por la parte de atrás, etc hacen de este evento un ejemplo a seguir. Y el concierto comenzô con

  • La Obertura con la fanfarria de Elmer Bernstein para el World Soundtrack Awards.
  • Se proyectó una escena de la película “The big combo” de 1955, con la música que habían compuesto los tres finalistas al premio de Joven compositor europeo: Peter Bateman, Michail Palaiologou y Valentin Hadjadj que fue el que ganó.
  • El Premio del Público fue para Abel Korzeniowski por la película “W.E.”
  • La mejor canción original fue ‘LAY YOUR HEAD DOWN ‘ Para la película “Albert Nobbs”, con musica de Brian Byrne y letras de Glenn Close
  • La mejor banda sonora descubrimiento del año fue para: Brian Byrne por “Albert Nobbs”
  • Se interpretaron dos temas de Alex Heffes, ganador del premio al mejor soundtrack del año 2011: The First Grader – Execution (vocal de Sona Jobarteh) y The Rite – Finale
  • El premio a la mejor banda sonora del año fue para: “CALDERERO, SASTRE, SOLDADO, ESPÍA” (Tinker, tailor, soldier, spy) de Alberto Iglesias.
  • El premio al mejor compositor del año fue para Alberto Iglesias (“The monk”, “La piel que habito” y “Calderero, sastre, soldado, espía”).
  • Terminamos la primera parte con una suite de temas de Pino Donaggio para Brian DePalma (Carrie – Doble cuerpo – Vestida para matar), seguidos del estreno de la aún inédita “Passion” también para Brian DePalma.

Tras un descanso de veinte minutos, comenzó la segunda parte del concierto, con las canciones “Country in my genes” e “If I needed you” de la película “The broken circle breakdown” interpretados por Veerle Baetens & Johan Heidenbergh y su grupo.


Dirk Brossé cede la batuta a James Newton Howard

El resto fue un desparrame de temas de James Newton Howard:

  • Signs – The hand of fate
  • The village – The gravel road
  • The sixth sens – Cole’s theme
  • King Kong – Main theme
  • Snow withe and the huntsman – Suite
  • Grand Canyon – Fanfare (dirigida por Newton Howard)
  • Dinosaur – The inner sanctum & The egg travels
  • The hunger games – Rue’s farewell
  • Treasure planet & Atlantis – Suite
  • The dark knight – The Harvey Dent suite

Un concierto estupendo con momentazos como cuando el mismo Newton Howard subió a recoger el premio y declaró emocionado, que era la primera vez que escuchaba así su música, se le saltó alguna lágrima y agradeció a Dirk Brossé y a la orquesta varias veces, su excelente trabajo. Dijo que sólo había dirigido una vez y supo que no era lo suyo, y que aunque ahora iba a dirigir un tema, el siempre se consideró como uno que “dibuja olas con la batuta”.

Fue una gran alegría ver que nuestro Alberto Iglesias se alzaba con dos premios en la misma noche, compitiendo nada menos que a mejor compositor del año con Alexandre Desplat, Cliff Martinez, Howard Shore y John Williams. Visiblemente emocionado y más cuando subió a recoger el segundo premio, rindió homenaje a las estrellas de este año, diciendo que sólo aspiraba hacer algún día lo que hacen Pino Donaggio y James Newton Howard.

La ceremonia fue presentada de forma ágil y con invitados especiales para entregar los premios como Robert Townson de Varese Sarabande, Rita Coolidge que el día siguiente era pieza importante en el concierto   programado con motivo del 50 aniversario de James Bond, o el ministro de cultura Joke Schauvliege o la ministra de Energia Freya Van den Bossche.

Hay dinero para este evento y se nota en la clase que tiene el resultado final. En fin, aconsejable al doscientos por cien si los compositores homenajeados te gustan, porque podrás disfrutar también de una o varias ciudades (Gante, Brujas, Bruselas, etc. que están a tiro de piedra) y de la maravillosa guinda del pastel que son los amigos que como tú, padecen la misma sana enfermedad por la música, que acompaña las imágenes de tu vida, arriba y abajo de la pantalla.

Gante, 20 de Octubre de 2012

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola