SHOCK TREATMENT

The Rocky Horror Picture Show II: The Revenge of the Old Queen, que mutaría a The Brad and Janet Show y más tarde a Shock Treatment, transcurre de nuevo en la pequeña ciudad de Denton, esta vez convertida en una comunidad suburbana dominada por la televisión, donde la vida de sus habitantes se transforma en un concurso. Si The Rocky Horror Show es una parodia de las películas de serie-B, Shock Treatment es una parodia de la televisión y sus artífices.

Nuestros guías hacía Denton TV, son ni más ni menos que “los sanos y normales” Brad y Janet Majors (Jessica Harper y Cliff DeYoung). Ambos asisten como público al The Marriage Maze, una especie de Su Media Naranja a lo bestia, patrocinada por comidas rápidas Farley Flavors y en el que serán elegidos al “azar” por el presentador de look transilvano Bert Shnick (Barry Humphries). El tal Flavors, guarda un parecido asombroso con Brad, al que premeditadamente echará de escena haciéndole participar en Dentonvale, un concurso en el que el emocionalmente paralítico concursante se somete a un tratamiento de choque, a cargo de los incestuosos y sadomasoquistas mad doctors Cosmo y Nation McKinley (Richard O’Brien y Patricia Quinn de nuevo) y sus ayudantes la enfermera Ansalong (Little Nell) y ‘Rest Home’ Ricky (Rik Mayal de los Young Ones).

Esta es una secuela no oficial o spin-off, ya que tan solo es una continuación de los personajes principales que no tiene nada que ver con el film anterior, según su director Jim Sharman: “No es una secuela… no es una precuela… es un igual. La relación entre Rocky Horror y Shock Treatment, es el consistente trabajo del mismo equipo”. Todo el equipo de The Rocky Horror Picture Show se reunió de nuevo ocupando los mismos cargos: Lou Adler y Michael White como productores ejecutivos, dirección artística de Brian Thompson y vestuario de Sue Blane. Sharman dirigió y escribió el guión junto a Richard O’Brien, como ya hizo anteriormente, y éste último escribió las canciones y compuso la música con Richard Hartley e interpretó el papel principal, acompañado por los veteranos Patricia Quinn, Little Nell, Jeremy Newson, los ex-transilvanos Imogen Claire, Rufus Collins, Perry Bedden y el Brad de la primera producción de The Rocky Horror Show, Christopher Malcolm.

Al coincidir con el rodaje de otra película Barry Bostwick no pudo retomar su papel de Brad, Tim Curry también recibió la oferta, pero la rechazó al verse incapaz de pronunciar con corrección el acento americano, y Susan Sarandon pedía un millón de dólares por retomar el suyo. Así fue como Jessica Harper y Cliff DeYoung ─que ya había realizado una prueba para el primer film─, se unieron al reparto. “Cliff y Jessica empezaron sus carreras en la producción de Broadway, Hair, eso fue lo que determinó para que interpretaran a Brad y Janet. Jessica fue una de las primeras en presentarse para el papel y la elegimos a ella simplemente por que tiene una maravillosa voz, y en cuanto a Cliff, era líder de una popular banda de rock en los ’60 y eso fue decisivo,” explica O’Brien “El doble papel Brad/Farley necesitaba una versatilidad especial, son las dos partes de un mismo personaje y el actor que eligiéramos tenía que ser capaz de dar un giro de 180º a su interpretación. Para Janet buscábamos una chica que tuviera las cualidades de la típica “vecinita” en su exterior y a una sinvergüenza bajo su piel. En la primera película Janet era leal a Brad, pero estaba interesada en explorar ese extraño mundo de Transilvania y probar el fruto prohibido. Es similar en esta película, en la que ella sigue leal a Brad, pero también quiere salir en la tele y convertirse en una superestrella, así es como descubre que no es una niña buena.”

A pesar del empeño, la película decepcionó totalmente a los fans ─O’Brien reconoce que es la peor interpretación de su carrera y Patricia Quinn sigue sin entender el argumento de ésta…─, los cuales esperaban más lencería y ciencia ficción.  Más tarde, como ocurrió con su antecesora, contaría con participación y cast durante un corto período de tiempo en el Waverly, antiguo hogar de Rocky Horror, e incluso en algunos cines se proyectaría en programa doble con The Rocky Horror Picture Show. Pero debido a las críticas recibidas por los otros grupos, que opinaban que la participación en Shock Treatment era forzada y no espontánea como con su predecesora, su culto poco a poco fue mermando. En la actualidad, tan solo es posible ver la participación de Shock Treatment y a su club de fans en activo en alguna convención anual de The Rocky Horror Picture Show.

En cuanto a la secuela “oficial” de Rocky Horror, Richard O’Brien ha anunciado sin éxito y en repetidas ocasiones, el estreno teatral de The Rocky Horror Show II: The Revenge of the Old Queen, el cual reciclaría temas de Shock Treatment ─originalmente compuestos para la Vieja Reina─, pero con un argumento mucho más cercano a la historia original. Pero por lo visto, ningún productor se ha atrevido hasta al momento.

MÚSICA Y LETRAS: Richard O’Brien

Existe audio con las canciones de la película.

 

También se ha publicado el DVD de la película, aunque no en nuestro país, si bien se puede conseguir en Inglaterra o Estados Unidos, con la salvedad que el de Estados Unidos lleva el audio y subtitulos en castellano, mientras que el inglés sólo lo lleva en inglés.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola