MARVIN HAMLISCH, músico

Marvin Frederick Hamlisch nació el 2 de Junio de 1944 en New York City. De familia judía, siendo su padre acordeonista y director de orquesta, demostró desde muy pequeño su habilidad para la música, siendo capaz de interpretar al piano cualquier melodía escuchada en la radio. Empezó sus estudios antes de los 7 años en la Escuela Juillard Pre-College Division.

Creció escuchando musicales y de entre sus favoritos se encuentran My Fair Lady, Gypsy, West Side Story o Bye Bye Birdie. Comenzó a trabajar en Broadway como pianista en los ensayos de Funny Girl, que protagonizó Barbra Streisand, con la que continuó su amistad a lo largo de los años, escribiendo música para algunas de sus películas como El amor tiene dos caras (The mirror has two faces) o dirigiendo sus conciertos, cuando la cantante decidió salir de su prolongado retiro.dsb-marvin-hamlisch-barbra-streisandComo compositor dentro del mundo del cine comenzó con producciones modestas como El nadador (The swimmer), Toma el dinero y corre (Take the Money and run), o Bananas (Bananas), hasta que ya fue buscado para otros proyectos como Gente corriente (Ordinary people), La decisión de Sophie (Sophie’s choice), Salvad al tigre (Save the tiger), Castillos de hielo (Ice castles), El próximo año, a la misma hora (Same time, next year) o la adaptación para televisión de Un tranvía llamado deseo (A streetcar named desire), que le proporcionaron alguna nominación a los premios Oscar, en el apartado de canción original o banda sonora.

Entre sus trabajos más populares está desde luego la banda sonora y canción para Tal como éramos (The way we were) y la adaptación musical para El golpe (The sting), por las que consiguió en 1973 tres premios Oscar, record no conseguido por ningún otro músico en el mismo año hasta la fecha.

La imposibilidad de John Barry por problemas fiscales, de poder volver a Inglaterra para trabajar en una película de la serie de James Bond para las que había compuesto la mayoría de bandas sonoras, dio a Marvin Hamlisch la oportunidad de trabajar en La espía que me amó (The spy who loved me) por las que también fue nominado al Oscar como Banda sonora y canción.

Sus trabajos en el campo del teatro musical comenzaron como arreglista de los números de danza de Seesaw (1973), que compuso Cy Coleman, donde coincidió con Michael Bennett que escribió el libreto y cuando tuvo que trabajar en A chorus line (1975), buscó a Hamlisch para la partitura. Luego vendrían They’re playing our song (1978), centrada en la colaboración de un músico y una letrista y sus problemas de relación de pareja,  inspirada claramente en su experiencia personal con Carole Bayer Sager, con la que escribió este musical.

En 1983 vendría Jean Seberg, basado en la vida de la actriz de mismo nombre, que fue un fracaso de público y nunca llegó a Broadway. Smile (1986) fue su siguiente proyecto con letras de Howard Ashman, que también fracasó y tuvo que cerrar tras 58 funciones.Siguiendo con el musical, en 1993 estrenó The goodbye girl, con letras de David Zippel, adaptando el guión de Neil Simon para la película del mismo título, aquí contó con Bernadette Peters y Martin Short como protagonistas,  aunque obtuvo un discreto éxito con 188 funciones en Broadway, que animaron a exportarlo a Londres.El año 2002 estrenó en Broadway Sweet smell of success, basado en la amarga película del mismo título de 1957 dirigida por Alexander Mackendrick, que fue nominada a 7 premios Tony, aunque solo consiguió el de mejor actor en un musical, que fue para John Lithgow,  que compartía protagonismo con Brian d’Arcy James y que a pesar de las nominaciones sólo aguantó 109 funciones en cartel.

Su último trabajo en teatro fue en una obra de Nora Ephron, con el título de Imaginary friends (2006), a la que escribió algunas canciones con letras de Craig Carmelia. Estaba basada en la relación entre Lillian Hellman y Mary McCarthy, siempre enfrentadas en sus planteamientos y en sus historias sentimentales con los hombres con los que compartieron su vida, Dashiell Hammett y Philip Rav, respectivamente.

Tras trece años de inactividad en el mundo del cine, volvió para hacerse cargo de El soplón (The informant) en el año 2009, con Matt Damon de protagonista, siendo su trabajo bastante ignorado aunque bien valorado por los aficionados a las bandas sonoras.

Trabajando con Richard Holmes como letrista para el musical de “The nutty professor” (El profesor chiflado), basado en la película del mismo título que protagonizó Jerry Lewis, que se encargó de dirigir su adaptación al musical, estrenado en Nashville en Julio de 2012,  como estudio previo a llevarse a Broadway, no pudo verlo en Broadway ya que le sobrevino la muerte el 6 de Agosto de 2012 en la ciudad de Los Ángeles, dejando un vacío enorme en la historia de la música de cine, teatro y musical americano.Lamentablemente su último musical aún sigue sin estrenarse en Broadway. Estaba trabajando también en otro musical con el titulo de “Gotta dance“.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola