JOE HISAISHI, músico

Este post va dedicado a la gente que como yo ama la música de cine y a quien sin ser aficionado a ella, quiera descubrir y disfrutar de la música de un señor llamado Mamoru Fujisawa, pero que cambió su nombre artístico por el de Joe Hisaishi, que vendría a ser la transcripción del nombre de Quincy Jones al japonés, como una muestra de la admiración del músico por el otro genio afro-americano, compositor de bandas sonoras como “En el calor de la noche” (In the heat of the night) o “Dólares” (Dollars), por citar un par de ellas.

Joe Hisaishi es un genio de la música que domina la melodía y el sinfonismo, capaz de navegar por los más variados estilos, que saltó a la fama por sus músicas para las películas del director Hayao Miyazaki, unas películas de animación, pequeñas obras maestras como “La princesa Mononoke” o “Mi amigo Totoro”, entre muchas otras que dieron el salto a Occidente, e incluso Disney se interesó en ellas para doblarlas y difundirlas en el mercado americano.

El director Hayao Miyazaki creo su propio estudio llamado Ghibli y en 2008 para conmemorar los 25 años de la creación del estudio, se dio un concierto espectacular dirigido por el propio Hisaishi en el Budokan de Tokyo, con cabida para 2.700 asistentes y años más tarde, este concierto con algunas variaciones mínimas como la inclusión de “Le vent se lève” (2013) se pudo disfrutar en el Palacio de Congresos de París el 9 y 10 de Junio de 2017, con las entradas agotadas en cuanto salieron a la venta.

Aqui os dejo un enlace en el que han colgado el concierto del Budokan completo

Aquí otro concierto de Hisaishi del 2003 titulado “A wish to the moon”

51MWwDdKNWL._SY300_  Joe-Hisaishi-9-cellos
Ambos conciertos están publicados en blu ray el de los Ghibli Studios y en DVD el de “A wish to the moon”, pero suelen venderse solo en Japón, aunque pueden encontrarse en algunas tiendas especializadas tipo Amazon.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Marisa dice:

    Los vellos de punta me pone la música de este hombre. Uno de mis grandes deseos es ir alguna vez a un concierto suyo. Todavía le reprocho a alquien que tú y yo conocemos, el hecho de que no me avisara cuando supo que iba a París, porque hubiera intentado ir.
    El concierto del Budokan me lo compré en el museo Ghibli hace años, y es una de estas cosas que merece la pena comprarse. El otro también es una pasada, aunque por desgracia está agotada desde hace años la edición limitada con el encore de los 9 chelos U_U.

    • allwebber dice:

      Es lo que pasa con las cosas editadas en Japón, que tienen tiempo de caducidad. Una vez pasa ese tiempo, lo retiran de las tiendas y hay que buscarlo por ebay.

  2. Marisa dice:

    No es que retiren las cosas, es que sacan muchísimas ediciones especiales limitadas. Es una estrategia comercial para que la gente compre sin pensarlo mucho para no quedarse sin él. De hecho, cuando se acaba la limitada, la normal se encuentra sin mucho problema, como en este caso.
    Compro mucha música pop allí, donde está implantado el sistema de singles, pero no como aquí que se saca un disco y luego van saliendo singles de ese disco (aunque ya no se vendan). Allí un grupo saca a lo mejor 2-5 singles al año, y después saca un disco con esos singles y algunos temas más, así que los discos se venden como churros porque la mitad de las canciones son hiper conocidas. Pero a lo que voy, cada single o disco tiene al menos dos ediciones, y con frecuencia más: la normal (que siempre puede encontrarse años después) y la limitada A y B, con distintas portadas, distintos regalitos, distintas canciones de cara B, distintos videoclips y distintos extras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola