LA COMEDIA DE LAS MENTIRAS

Tras estrenarse el verano de 2017 en el Festival de Almagro y haber pasado por el Teatro de La Latina de Madrid, está actualmente de gira por España esta “Comedia de las mentiras” a partir del texto de Plauto y que los dramaturgos Pep Antón Gómez y Sergi Pompermayer han sabido inteligentemente desnudar de esa pátina que para algunos puede tener de texto clásico ofreciendo una puesta al día con un montaje ágil haciéndola accesible para cualquier tipo de público.

El argumento nos sitúa en una Grecia atemporal donde Cántara (Maria Barranco) se queda a cargo de sus sobrinos Hipólita (Angy Fernández) y Leónidas (Raúl Jiménez) que urden las más descabelladas mentiras para engañar a su tía y poder escaparse con sus enamorados Tíndaro (José Troncoso) y Gimansia (Marta Guerras) sirviéndose del criado Calidoro (Pepón Nieto) para sacar sus planes adelante, tratando de dar esquinazo al peligroso Degollus (Paco Tous).

Algunos guiños en el texto en el que se habla de esclavos en vez de criados o referencias a textos de los clásicos Freda, Hécuba o Antígona ayudan al espectador a conectarse con la Grecia antigua, por más que con el vestuario o mobiliario se nos sitúe en la actualidad de la mano de Pepón Nieto, que desde el principio rompe la cuarta pared hablando directamente al público.

Muy acertado el movimiento escénico con todos sus cambios y coreografías de Luis Santamaría, perfectamente ejecutadas por los actores, apoyados por la música de Mariano Marín, aunque si la canción final con todo el reparto sirve muy bien para cerrar la función, la otra canción que hay en la obra no aporta nada a la historia y rompe con la línea del espectáculo, algo que el mismo autor ya hizo en “El eunuco” aunque allí el espectáculo daba un giro a partir de la primera hora de función y al final se integraba mejor con el conjunto.El reparto es todo un acierto y aunque los mayores aplausos se los llevan Pepón Nieto y María Barranco, que están perfectos en sus papeles, no puedo dejar de resaltar la labor de Paco Tous y la creación que hace Marta Guerras de su personaje y el partido que sabe sacar José Troncoso a su papel de sufrido juguete del destino, demostrando que no hay papel pequeño para un gran intérprete.

A la entrada un señor le decía al portero “Vamos a ver si nos reímos un rato” y desde luego que lo consiguieron porque a lo largo de las dos horas de una función cargada de enredos y sorpresas, las carcajadas y aplausos premiaron a la compañía en varias ocasiones. En fin, una comedia que a diferencia de lo que dice su título no engaña al espectador y ofrece lo que se espera de ella y un poquito más.

TEXTO: Pep Antón Gómez y Sergi Pompermayer a partir de Plauto
DIRECCIÓN: Pep Antón Gómez

Terminamos con un video promocional de la obra

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola