SPIDER-MAN: Turn off the dark

Parece que unas declaraciones de Andrew Lloyd Webber dando las gracias a los compositores de música rock por haberle dejado el teatro musical durante 25 años para él sólo, animó a Bono y The Edge del grupo U2 a ponerse en contacto con Julie Taymor la multipremiada directora de “The lion king”, para escribir un musical sobre la figura del héroe de cómic Spider-man.

Las primeras lecturas del musical se hicieron el año 2007, con vistas a estrenar el 18 de Feberero de 2010, pero todo tipo de problemas, accidentes incluidos han ido obligando a posponer el estreno una y otra vez hasta la última fecha que se fijó para el 14 de Junio de 2011. Los costes estimados en principio se calcularon en 25 millones de dólares, pero pronto se dispararon a 52 y en Octubre del 2010 se estimaban en 65 millones de dólares, a los que habrá que sumar aproximadamente un millón extra por cada semana hasta que se estrene y empiece a recaudar dinero.stage_primaryLos accidentes y repetidos retrasos del estreno provocaron bajas en el reparto original, así Alan Cumming y Evan Rachel Wood, abandonaron el musical siendo sustituidos por Patrick Page y Jennifer Damiano. Otro tanto pasó con Natalie Mendoza que sufrió una contusión en la cabeza en la primera de las previas y posteriormente anunció que se retiraba, siendo sustituida por T.V. Carpio. Las complicadas escenas de vuelo de los actores sobre las cabezas del público que en algún caso terminaron con la fractura de las dos muñecas del doble de algún actor, obligó a que el sindicato de actores se personase en el teatro para comprobar “in situ” las medidas de seguridad.

Los mismos autores no se ponían de acuerdo con el término para definirla ya que Julie Taymor argumentaba que era algo nuevo y que no podía ser encuadrada como un musical, ya que estaba más cerca de un drama en el que se mezcla rock and roll y circo, mientras que Bono decía que para él es una ópera pop-art y The Edge fue el más claro describiéndola como una mezcla de rock and roll, circo, ópera y teatro musical.spider-jumboLo cierto es que la curiosidad fue en aumento y las noticias alimentaron esa morbosa atracción por en qué quedará todo. Finalmente se dijo que Julie Taymor abandonaba el proyecto, otros dijeron que la echaron, lo cierto es que siguió acreditada como directora original del espectáculo de la versión definitiva que quedará en el teatro.

Aprovechando que estaba en New York decidí no perder la oportunidad de verla, no fuese que volviese a cerrar y quedase como el musical que nunca se estrenó. Las entradas en previas, todos los días estaban en TKTS al 50% de su valor, lo cual impacta al entrar en uno de los mayores teatros de Broadway, lleno de gente a rebosar aunque quizá de no estar a mitad de precio, no llenarían. También llama la atención ver un público que en una gran mayoría estaría por debajo de los quince años y peor aún, algunos padres con niños de dos o tres años que los llevan al brazo y se aburren, preguntan, reniegan, etc., pero es lo que me tocó en mi función.rs-19728-squareCentrándonos en el musical hay que reconocer que tiene una puesta en escena muy original con un aire de cómic muy acusado, que en algunos momentos me recordaba a la película “Dick Tracy” y unos decorados muy de viñeta de cómic. En cuanto a la música está bien y eso que U2 no es ni de lejos un grupo que me guste, ya que no tengo ningún CD suyo, pero la música tiene toques rock y baladas con la reconocible introducción a la guitarra de tantos éxitos del grupo de Bono y The Edge, que quedan bien en la historia.

El musical es muy fácil de seguir ya que prácticamente sigue la historia clásica que hemos visto en el cine y fundamentalmente en la primera película de la saga. Lo que todo el mundo vamos a ver no es el musical, sino el circo que han prometido con los vuelos de los actores por encima de las cabezas del público.Ver a Spiderman volando por encima del patio de butacas, hasta caer clavado en la barandilla del primer piso o de allí volver al escenario o enzarzarse en una pelea con el malvado Goblin Verde volando sobre las cabezas de los espectadores hacen que la gente aplauda enfebrecida, porque es lo que han ido a ver. Pero repito, el que va a ver Spider-man ya sabe lo que va a ver y con esa premisa, hay que reconocer que el musical está bien.

El alto coste de la producción y seguros para hacer frente a todos los accidentes cifraron en 75 millones de dólares el importe de la inversión, estimándose en una pérdida de 60 millones a pesar de permanecer en cartel más de tres años en Broadway, pero que el descenso de la venta de entradas obligó a los productores a cerrar el 4 de Enero de 2014.

MUSICA Y LETRAS: Bono y The Edge


Existe CD de la grabación con el reparto original de Broadway y muchas películas sobre el personaje de cómic editadas en DVD.

Para terminar algunos videos del musical
el clip promocional


Algunos fragmentos de las canciones y escenas del musical

el número que presentaron en la ceremonia de los Tony

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola