THE PEOPLE IN THE PICTURE

Este musical nos presenta una historia protagonizada por tres mujeres de la misma familia, madre, hija y nieta, y en cómo aprendemos una generación de lo que nos enseña la anterior. La medicina que puede minimizar cualquier tragedia, es el humor y desdramatizando cualquier hecho podremos perdonar a los seres que amamos, sabiendo que la risa es la mejor práctica para sobrevivir.  La acción se desarrolla en dos periodos de tiempo, uno que comienza en 1935, en la época que precedió a la segunda guerra mundial y otro cuarenta años después.

Dona Murphy, actriz ganadora de dos premios Tony por su interpretación como Fosca en Passion de Stephen Sondheim y como Anna en el revival de 2004 de King and I de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein, es la actriz que protagonizará un doble papel en este musical, haciéndose cargo del personaje de Bubbie, la actriz favorita de teatro en la Polonia de 1935, cuando se estaba fraguando la segunda guerra mundial, teniendo unas vivencias extraordinarias, que de nada servirán si no es capaz de pasarlas a las generaciones futuras. Hoy en Nueva Work intenta contárselas a su nieta que disfruta con los cuentos de su abuela, pero su hija Red, quiere dejar de mirar atrás y afrontar la vida desde el presente.Este desafío supone un gran reto para Dona Murphy que debe saltar del personaje de la joven actriz en los años de la guerra a ella misma, veinticinco años después, como la abuela en cuestión de segundos, lo que va de una escena a otra. Ya en las lecturas de la obra, todos quedaron asombrados al descubrir la versatilidad de la actriz, que de hecho le ha valido para otra nominación a los premios Tony, que podría sumar a las que ya tiene por sus interpretaciones en Wonderful town o Lovemusik, salvo que  consiguiese el premio, en cuyo caso lo sumaría a los otros dos que ya citamos al principio de este párrafo.

El musical en un principio se llamó Laughing matters, pero finalmente se ha estrenado con el título de The people in the picture. La historia nos situa en New York en el año 1977 donde Bubbie (Donna Murphy), enseña a su nieta Jenny (Rachel Resheff) un libro de fotos de ella en su juventud cuando era Raisel (Donna Murphy), la actriz de teatro favorita del público en la Polonia del año 1936.La acción sufre constantes flash-backs que nos hace saltar del momento actual (1977) a los años previos y posteriores a la entrada de los nazis en Varsovia, en un periodo que abarcaría de 1935 a 1946, donde nos enteramos que la joven y bella Bubbie vio cortada su carrera teatral por ser judía, estando a punto de escapar con su enamorado Chaim Bradovsky (Christopher Innvar) a Hollywood, pero finalmente marcha él solo y ella se queda en Varsovia, descubriendo que está embarazada y proponiendo matrimonio a Moishe Rosenwald (Alexander Gemignani) su amigo homosexual, también actor con quien se casa para darle una "legalidad" a su hija.

Con los años el ascenso del nazismo más violento con los judios y Raisel confía su hija a una mujer alemana, que la cuidaba en ocasiones y la quiere muchísimo para asegurarse de que pueda llevar una vida normal, en el caso de que ella fuese detenida y llevada a un campo de concentración. Terminada la guerra, Raisel busca a la mujer alemana que se ha casado y tiene una vida con su marido y su "hija" que se resiste a devolver a su madre, incluso la misma niña no quiere ir con ella, ya que es una extraña total para su hija.

Finalmente Raisel consigue llevarse a su hija Red (Nichole Parker) con ella, pero la relación entre ellas nunca funcionó bien del todo y es la propia hija la que no ve con buenos ojos la adoración de su hija Jenny por su abuela, hasta que le obliga a que le cuente toda la verdad de lo que pasó y es al final cuando completamos el puzzle de una historia dramática, con algún golpe de humor, si bien tanto la historia como la música tienen un aire más pausado y dramático que lo que prometía el título original (Laughing matters).

El libreto y letras de las canciones son de Iris Rainer Dart, conocida guionista de televisión y autora de novelas, siendo la más conocida Beaches que más tarde se convirtiría en la película Eternamente amigas protagonizada por Bette Midler y Barbara Hersey.

La parte musical quizá sea lo más flojo de esta obra, que se debe en su mayor parte a Mike Stoller, que formase pareja con Jerry Leiber, componiendo juntos muchas canciones para Elvis Presley como Stand by me, Don’t, Loving you, Jailhouse rock, King Creole, etc., pero sin ninguna experiencia en el terreno del musical. Aparte de Mike Stoller también ha escrito algún tema Artie Butler, arreglista y compositor pop de los años 50 y se ha incluido una canción en yiddish que compusiera Mark Warshavsky, fallecido en 1907.

El musical se estrenó en el Studio 54 Theatre, por una temporada limitada permaneciendo en cartel del 28 de Abril  hasta el 19 de Junio de 2011.

MÚSICA: Mike Stoller y Artie Butler
LETRAS: Iris Rainer Dart

Existe grabación en audio del musical se puso a la venta medio año después de cerrado el musical.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies