El culebrón con REBECCA

El exito del musical alemán “REBECCA” basado en la novela de Daphne de Maurier y la película de Alfred Hitchcock, que se mantuvo más de dos años en cartel Viena tras su estreno y ya ha visto revalidado su triunfo en otras plazas, se resiste a asentarse en los grandes teatros de Londres o Broadway.

Todo empezó con la cancelación en Enero de 2011 del musical en Londres, argumentando que no encontraron un teatro disponible en el West End, que tuviese un escenario con un foso sufcientemente profundo, para dar cabida a la gran escalera que tiene un papel importante en la función.

Los productores decidieron llevarla a Broadway y tras tener anunciada la fecha de estreno para Marzo de 2012, incluso colgada en la marquesina la publicidad del musical y anunciado el reparto definitivo, poco antes de comenzar los ensayos, los productores argumentando problemas financieros cancelaron la obra, hasta que aparentemente solucionados los problemas anunciaron la nueva fecha de estreno para el 18 de Noviembre de 2012, de nuevo reparto anunciado y los carteles en las marquesinas y se repite la historia.

Los productores recibieron anónimos que les hicieron recoger velas. La muerte de uno de los inversores, combinada con una campaña en prensa, cuestionando la fiabilidad del productor del espectáculo, parece ser que ahuyentó a posibles inversionistas. En una carta abierta de un miembro del reparto, se hablaba de una venta anticipada de más de un millón de dólares, que parecía vaticinar que el público de New York apostaba por la producción.

Todo lo ocurrido ha sido investigado por el Departamento de Justicia y de momento se ha arrestado a Mark C. Hotton como sospechoso del fraude que ha llevado al hundimiento de este musical. Hotton, agente de bolsa, su esposa y tres socios fueron acusados por separado de blanquear dinero y han comparecido ante un juez. Hutton está acusados de estafar a los productores del musical, haciéndoles creer que contaba con inversores que avalaban 4,5 millones de dólares para poner en marcha la producción, además de un inexistente préstamo de 1,1 millones de dólares, por los que Hotton se había quedado ya con la parte de su comisión.

El fiscal federal de Manhattan ha manifestado que el fraude diseñado por Mark Hotton es “más complejo que la ficción, ya que preparó a un elenco inexistente de personajes para invertir en un musical importante, para lo cual inventó vidas, compañías y hasta llegó a “matar” de malaria a uno de los ficticios e inexistente productores”. Se calcula que le puede caer una sentencia de CUARENTA AÑOS de PRISION.

A la vista de que ya se llevan gastados 6 millones de dólares en la preproducción de la obra, se ha dado un plazo de DIEZ SEMANAS, (hasta final de año), para que los productores encuentren inversores para los 4,5 millones de dólares que les faltan, o para que devuelvan el dinero a los que invirtieron  en el proyecto si no se lleva a cabo.  La pregunta es, después de todo esto ¿tendremos alguna vez este musical en inglés en un teatro de Londres o Broadway?.

De momento el musical “REBECCA” estrenado en el 2006 en Viena donde estuvo en cartel más de tres años, también ha podido verse en Tokyo, Helsinki, Budapest, Bucarest y Stuttgart, siendo esta última ciudad la que aún lo tiene en cartel con Pia Dowes y Thomas Borchert, como la malvada Sra. Daners y el Sr. De Winter.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola