KISS OF THE SPIDER WOMAN

“El beso de la mujer araña”, es sin duda la novela más popular del escritor argentino Manuel Puig, que por su contenido y por el momento en que se escribió era imposible publicarla en Buenos Aires, país en el que se desarrolla la acción de la misma, concretamente en la celda de una cárcel donde van a parar dos presos: Molina, un homosexual condenado por corrupción a un menor y Valentín, un marxista acusado de terrorismo. La acción nos presenta cómo la relación entre dos seres tan radicalmente opuestos, puede ayudar mutuamente a cada uno de ellos, con la lección que aprende cada uno, de su compañero.

Aunque la obra comenzó a escribirse en 1974, sólo España estuvo interesada en publicarla en 1976. Se tradujo al inglés en 1979 y el propio autor adaptó la novela como pieza teatral en 1981, representada en España con bastante éxito para un dúo interpretativo de actores de excepción: Juan Diego (Valentin) y Pepe Martín (Molina), que la llevaron de  gira por el país. El mismo autor hizo la adaptación teatral al inglés, siendo estrenada en 1985 en Londres por Mark Rylance y Simon Callow y habiendo sido repuesta en el 2007 en la Donmar Warehouse con Rupert Evans (Valentin) y Will Keen (Molina).

En 1985 el director brasileño Hector Babenco, la llevó al cine con William Hurt (Molina), Raúl Juliá (Valentín) y Sonia Braga. La película tuvo bastante éxito, llegando a estar nominada para varios Premios Oscar, alzándose finalmente sólo con el de mejor actor protagonista para William Hurt.

Finalmente en Octubre de 1992, tras un taller de trabajo en América, como musical, dirigido por Harold Prince, con música y letras de John Kander y Fred Ebb, contando con la coreógrafa Susan Stroman y oponiéndose a las protestas de los productores, la estrenaron tras varios cambios en Canada, la llevaron de gira, para aterrizar en el Shaftesbury Theatre de Londres, donde decidieron llevarla a Broadway, con el mismo reparto: Brent Carver (Molina), Anthony Crivello (Valentín) y Chita Rivera como Aurora y la mujer araña.

La acción arranca con Molina, solo en su celda, en condiciones realmente duras, que escapa a su realidad imaginando la visita de su actriz favorita Aurora, cuando invaden su espacio arrojando en su misma celda a Valentín, con evidentes muestras de haber sido torturado brutalmente. Molina lo cuida y lo cura hasta que poco a poco Valentín puede valerse, pero cuando éste descubre la condición homosexual de Molina traza una raya en el suelo prohibiéndole cruzarla.

Las horas interminables y el espacio tan reducido lo soportan pensando en sus mujeres: para Molina es su madre y para Valentin es su novia Marta. Poco a poco van cayendo las barreras entre ellos y la comunicación se establece, hasta el punto que Valentín cuenta a Molina cosas de su novia, a la que no debe delatar por ningún motivo o sería encarcelada y torturada como él.

Valentín es sacado varias veces de la celda para volver más destrozado por las palizas que le propinan, tratando de sonsacarle el nombre de sus camaradas marxistas. Molina lo cura y lo distrae contándole películas de Aurora, su actriz favorita, llenas de glamour y sofisticación, salvo una en la que interpretó a una mujer araña, que mataba a su víctima con un beso mortal. Todas estas historias (coreografiadas por Rob Marshall), les ayudan a evadirse mentalmente de su realidad y volar con su imaginación.

Por su parte Valentín hace recapacitar y tomar conciencia a Molina del sistema represor en el que se encuentran. Las autoridades carcelarias llaman a Molina para informarle de que su madre está muy enferma y que si consigue sacarle nombres de amigos de Valentín, le permitirán salir a verla. Cuando Valentin se entera de que Molina va a salir, le pide por favor que se ponga en contacto con unos amigos suyos para darles unas instrucciones. Molina se niega, porque siempre estuvo al margen de la política, pero Valentín es su amigo … ¿qué decisión tomará Molina?…

Un argumento tan interesante como éste y que funcionó estupendamente en teatro, a simple vista parece la más descabellada idea para hacer de él un musical, pero lo cierto es que Terrence McNally hizo el libreto, Kander y Ebb escribieron las canciones, Harold Prince asumió la dirección y Rob Marshall apoyó en las coreografías, afrontando un enorme riesgo y el esfuerzo dio sus resultados, estrenando en Broadway el 3 de Mayo de 1993, donde superó las 900 representaciones y consiguió once nominaciones a los premios Tony, de los que consiguió siete (Mejor musical, libreto, partitura, actor principal, actriz principal y actor secundario). No estuvo mal.

El musical también se hizo eco del éxito de Broadway estrenándose el Teatro Lola Membrives de Buenos Aires (Argentina), el 2 de Mayo de 1995, en una adaptación al castellano de Pedro Orgambide y Alberto Favero, con Valeria Lynch, Juan Darthes y Anibal Silveyra en los papeles principales, de la que incluso se publicó el CD con el audio grabado por el reparto original argentino.

MÚSICA: John Kander

LETRAS: Fred Ebb

Existen varias versiones edn audio de este musical, el CD con el llamado Original Cast Recording que tiene el reparto (Carver, Crivello y Rivera) que la estrenó en Londres y en New York. Otra versión fue la grabada como el New Broadway Cast Recording, que fue el reparto que tomó el relevo en 1995 cuando cambiaron los actores originales de Broadway, nada menos que Vanessa Williams, Howard McGillin (Molina) y Brian Stokes Mitchell (Valentin). Como curiosidad también está editado como dijimos antes el original en lengua castellana, con el reparto argentino.

El musical no ha sido grabado en video, pero se puede conseguir la película en DVD, al menos para conocer la historia y por supuesto comprar la novela que fue el origen de todo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *