EMILIO GUTIERREZ CABA

Hoy tengo la suerte de poder entrevistar a Emilio Gutiérrez Caba, aprovechando que nos trae al Teatro Talía de Valencia por segunda vez, la obra “PODER ABSOLUTO”. En la rueda de prensa que dio a los medios, me impresionó la enorme franqueza en sus respuestas, descubriendome una persona tremendamente comprometida con su entorno y para mi, mucho más allá del excelente actor que todos conocemos, un ser humano completamente desconocido, al que me pasaría horas escuchando hablar, por la cultura y memoria que conserva intacta, algo que muchos españoles deberíamos potenciar.

La entrevista se me fue de las manos y lo que normalmente suele ser una media hora, se convirtió en una hora, que por mi parte no hubiera cortado, pero dejó de ser una entrevista para convertirse en una charla apasionante, con un aprendizaje de historia, aderezado con finos toques de ironía y toda una master class sobre la profesión, pero la función reclamaba a Emilio y tuvimos que cortar.

LOVE4MUSICALS.- Qué sería Emilio Gutiérrez Caba si no fuera actor?.

EMILIO GUTIERREZ CABA.- Probablemente hubiera sido escritor. Me hubiese dedicado a una profesión cercana a ésta nuestra. Siempre me han gustado mucho las letras y la historia fundamentalmente. Hubiese sido algo vinculado más al mundo de las artes y las letras que al de las ciencias, aunque con ello no quiero decir que desprecie las ciencias.

La joven actriz Irene Escolar, entre sus tíos abuelos Emilio y Julia Gutiérrez Caba

La joven actriz Irene Escolar, entre sus tíos abuelos Emilio y Julia Gutiérrez Caba

L4M.- Qué le preocupa al actor que ves cada día frente al espejo, antes de salir a escena?.

EGC.- Me preocupa si lo que estoy haciendo resulta vigente. Si es interesante para el público o no, o me planteo las cosas menos imaginables, pero generalmente me cuestiono “¿Interesa realmente lo que estamos haciendo?”, “¿Van a venir hoy?”, “¿vendrán como ayer?”, “¿será la última vez que vengan?”.

L4M.- Qué titular le gustaría leer al ciudadano Emilio Gutiérrez Caba, mañana en la primera plana de un periódico?.

EGC.- Me preocupa mucho la situación económica de los últimos años en este país y me gustaría oír buenas noticias en ese sentido, creo que eso nos gustaría a casi todos. No digo a todos, porque estaría mintiendo, ya que hay gentes que se están aprovechando de una manera lamentable, o vergonzosa, según su teoría de lo que está pasando.

con Amparo Pamplona en la telemovie "Diario de una institutriz", 1973

con Amparo Pamplona en “Diario de una institutriz”, 1973

La noticia que me gustaría leer es que por fin, la gente va a poder vivir de su trabajo dignamente y a sentirse orgullosos de trabajar en lo que sea, sin ser explotados por nadie. Esa es la noticia que me gustaría leer y no es una utopía. Lo realmente desesperante o desesperanzador es que sabiendo los nombres y apellidos de los medios para evitar esto, no se hace nada para evitarlo. Esto sí creo que es lamentable.

Te dicen: “Hombre, es que habría una descompensación de la balanza”. Sí claro, a favor de unas gentes y en contra de los canallas, ¿no?. No, no hay ninguna justificación histórica, que admita la situación a la que hemos llegado hoy en día.

L4M.- Me llamó bastante la atención cuando comentaste en la rueda de prensa que había que tener memoria, que no debíamos perder el recuerdo de donde venimos, de por qué ocurrió la Gran Guerra y luego se repitió con la segunda guerra mundial y es que estamos hablando de 1940 y lo triste es que eso es de hace muchos años, pero cuando te discuten que Aznar no nos metió en la guerra de Irak, que ocurrió como quien dice hace 15 días, te das cuenta de que la memoria se manipula.

EGC.- La memoria es selectiva y hay gentes que van a negar siempre la mayor en este sentido. Creo que uno de nuestros grandes males es la falta de imparcialidad, la falta de sensatez y reconocer que ha habido unas catástrofes bélicas en Europa, incluso después de que la Unión Europea se fundase. Después de la Segunda Guerra Mundial, no hay que olvidar que ha habido una guerra en Serbia, con unas matanzas tremendas y es como si aquí no hubiera pasado nada y de pronto en periodos muy cortos de tiempo, se provoca esta crisis económica y nunca, para esta especie de sinrazón de los malechores poderosos.

P1200909Creo que mientras hubo un mundo comunista, en cierta forma opuesto incluso en economía a  ellos, que también eran otro poder, seguramente tan nefasto o más que el poder capitalista, pero que mientras estuvo, hubo cierto equilibrio, al menos cierto temor y una justificación para fabricar armas, pero una vez acallada esa voz, una vez derribado aquel muro…

Creo que cuando cayó el muro de Berlín, que sería como el fin de un comunismo impuesto en una parte de Europa y el comunismo de la Unión Soviética, pensé, incluso creo que lo dije en prensa: “Ahora viene la crisis del capitalismo”. No sabíamos en qué forma vendría, ahora ya lo sabemos. Ha venido en la peor de todas, porque estamos asistiendo a una extrema derecha económica, no política, sino económica.

El otro día me decía un señor que el poder se tiene desde un lugar tan sencillo como éste donde estamos o desde casa. Simplemente con un ordenador se vende, se compra, o se deja en la calle a 20.000 personas sin sueldo, pero a la vez, desde el mismo ordenador se da trabajo a otras 40.000, sin importar el destino de esas 20.000 personas que se ha dejado en la calle y todo lo que lleven detrás.

Ahí también hay que hacer llegar a la memoria histórica y recordar que Mozart murió en la miseria, que Beethoven casi también y seguro que en su época hubo una serie de gentes, que no recordamos hoy en día, pero que manejaban el dinero y murieron muy bien entre sábanas perfumadas y fueron enterrados en panteones, cuando poco sabemos de dónde está Mozart, y alguna idea tenemos de dónde están Beethoven o Brahms, por citar músicos. El recuerdo de que esto nos ocurrió en el pasado y sigue pasando en el presente, es lo que nos debe llamar a la reflexión, de que aquí no ha cambiado nada.

con Ismael Merlo, Alfredo Mayo y José María Prada en "La caza" de Carlos Saura, 1973

con Ismael Merlo, Alfredo Mayo y José María Prada en “La caza” de Carlos Saura, 1973

L4M.- El ser humano con todo lo que hemos vivido, no avanzamos, no aprendemos.

EGC.- No es que no aprendamos, es que no nos dejan aprender. Es que hay unos poderes fácticos que seguramente quieren evitar a cualquier precio, que haya una especie de reequilibrio mundial, porque eso naturalmente va en contra de sus negocios, de su propia filosofía y ellos entienden que el mundo es un negocio, una filosofía, una selva y lo de que “el hombre es el peor animal para el hombre”… bueno, tiene su sentido y su razón para las gentes que ostentan esa mentalidad y la esparcen por el mundo, donde para ellos el que es fuerte puede y el que no, ya sabe lo que tiene que hacer. No hay más que ver lo que está pasando.

L4M.- Viniendo de la familia que vienes y habiendo trabajado en cine con gente de la talla de Carlos Saura, Pilar Miró o Pedro Almodóvar, por citar tres de los grandes con los que has trabajado, ¿crees que aún te quedan sueños por cumplir laboralmente hablando?.

EGC.- Pues sí, creo que los sueños se cumplen hasta en el último momento, hasta el último sueño. Hay cosas que podría hacer, no porque piense que me falta algo por alcanzar. Nunca he ambicionado un determinado papel o personaje en cine, televisión o teatro. Nunca he llamado desaforadamente a directores o productores diciéndoles: “Ese papel lo tengo que hacer yo”. Sé que otros lo han hecho y es su forma de ser, que no ha sido la mía, por lo que no voy a generalizar sobre quién lo hace o no, pero nunca he buscado un personaje por el que sintiera una tremenda ilusión de interpretarlo.

Recuerdo que de joven quería hacer Marco Antonio de “Julio César” y luego hice Marco Bruto, que al final parece que era mejor personaje, pero repito, no he tenido una especial necesidad de hacer un determinado papel. Un día me dijo un compañero, que debería hacer el “Rey Lear”, pero pensé que es costosísimo de hacer y acaba uno agotado en cada representación y la verdad es que ahora, no me apetecería nada hacer el Rey Lear.

Verás, cuando uno está en un ambiente majestuoso, en un palacio, o en la ópera de un país centroeuropeo, en Viena o en Praga y en el entreacto te dan una copa de champagne, te ves rodeado de gente que huele muy bien y vas muy bien vestido, empiezas a creer que lo que estás viendo forma parte de un mundo que debería ser así, pero luego cuando sales, te das cuenta de que no es así y debe ser maravilloso ser un tipo como Brad Pitt, que tiene miles de millones de dólares y estás rodeado de un mundo, que no es otros mundos, que hay mundos circulares y no se puede pasar de uno a los otros, pero en el nuestro, en el mundo en que vivimos, en un país tan pequeño como éste, es muy difícil concebir esos mundos y aquí, nadie ha sido capaz de llegar a una altura así, porque el país no da para más, en eso…. en investigación, en enseñanza o en golfería, en eso, sí.

como Vicente Cortázar el malvado de la serie televisiva "Gran reserva"

como Vicente Cortázar el malvado de la serie televisiva “Gran reserva”

El problema es que nosotros nos podemos equiparar por arriba a los mayores golfos alemanes, italianos, holandeses y americanos, en cuanto a pillaje. Hay unos cuantos pillos en este país, que sí han podido llegar a equipararse con ellos, sin embargo, un barítono español aquí, no puede equipararse a un barítono alemán en Alemania. Esa es la diferencia social y eso es lo que marca a una sociedad culta, de una que no lo es.

L4M.- No sé si hablas inglés, pero ¿no te has planteado nunca dar el salto que dio por ejemplo Antonio Banderas o Javier Bardem…?

EGC.- El salto a Hollywood es muy distinto, creo que tienen una forma de hacer y entender el cine que hay que compartir. A mi me hubiera gustado haber podido hacer cine, no ya en Estados Unidos, sino en Inglaterra, Francia o Alemania, que son países que tienen un cine sólido, pero he sido víctima primero de la dictadura que sufrimos aquí, o dictablanda, bueno la dictablanda fue la de Primo de Rivera, la dictadura fue la del General Franco, que terminó cuando yo tenía treinta y tres años y ya era muy tarde para muchas cosas. Es cierto que mucha gente tomó el tren y se fue fuera, pero no era el momento oportuno.

con Maria Adanez en "El príncipe y la corista"

con Maria Adanez en “El príncipe y la corista”

Tanto Antonio Banderas como Javier Bardem son de una generación posterior a la mía y decidieron ir a Hollywood. Una decisión razonable, ¿no?, pero yo hablo italiano, francés, catalán, inglés y castellano y tampoco me ha valido para hacer cine en Italia o Francia, sencillamente porque hemos estado fuera de la gran esfera del cine y teatro europeo durante muchos años y es muy difícil integrarse, cuando nuestro país entra en la Comunidad Económica Europea y aquí no hay unos gobiernos, que lancen o primen la cultura. 

Tenemos pintores, cantantes, actores excelentes, que de pronto se pueden ir fuera, porque hay unas circunstancias que les permiten moverse de cierta forma.

L4M.- Carmen Maura o Victoria Abril son las únicas que recuerdo que las llamen a menudo en Francia.

EGC.- Poca, poca gente hay. Está Ángela Molina que rueda en Italia o Sergi López hace cine o teatro en Francia, pero son casos muy puntuales, muy aislados y hay actores italianos que hacen teatro en Francia porque hablan francés. Es algo que aquí no se ha dado porque estamos apartados de la corriente, porque la sociedad española no te hace sentirte con la copa de champagne en la mano en la ópera de Viena.

L4M.- Cómo se lleva lo de repetir cada día el mismo texto para que suene fresco y natural como si fuera la primera vez?.

EGC.- Suelo trabajar con un parámetro, en el que gradúo de un 5, 10, 15 a 50 el volumen de las frases que digo y eso me viene dado por cómo se ha dado hasta ese momento el personaje, condicionando la interpretación hasta el final de la obra. Eso es lo que hace que no te resulte monótono. Es el público el que te va marcando, al igual que se lo marcas tú. Hay días que sale más despótico el tono de un personaje, otros sale más irónico, días que sale más cercano al público y días que surge muy frío con respecto a la gente.

con Carmen Maura en "La Comunidad" con el que ganó el Premio Goya en el año 2000

con Carmen Maura en “La Comunidad” de Alex de la Iglesia, con la que ganó el Premio Goya en el año 2000

El juego escénico es eso. Un día haces una propuesta al público que si funciona, puedes seguir por esa línea y si no, variar. Lo que no puedes es quebrar una interpretación, en medio de una representación, para irte a otro sitio, sino que tienes que continuar con la línea que llevas, siguiendo un orden. Por ejemplo primero te afeitas, luego te duchas y finalmente te perfumas, porque no puedes afeitarte, perfumarte y ducharte, porque quedaría un poco raro, ¿no?.

L4M.- ¿Cómo convencerías a los actores que empiezan y buscan la fama rápida trabajando en una serie de televisión, argumentando que el repetir lo mismo cada día, les aburre? Ayer en la mesa redonda sobre “Pánico en la escena” conmemorando los 50 años de Cartelera Turia, te escuché aconsejarles que no hicieran televisión, alguien que como tú, ha hecho también mucha televisión, con gente como Narciso Ibáñez Serrador o Josefina Molina.

EGC.- Lo que dije es que si eran jóvenes y querían ser buenos actores o actrices de teatro, se olvidaran de momento de la televisión. Para saber lo que es el teatro, hay que vivirlo desde dentro. Tuve la suerte desde bien pequeño de ver cómo era el teatro y cómo se desarrollaba todo, para darme cuenta de que cada día hay que acometer la representación con diferentes motivos, porque cuando haces una función tres veces y ves cómo es esto, es cuando tienes que plantearte si sirves o no para esto, porque una cosa es ser actor de teatro y otra muy distinta es hacer cine o televisión, que no tiene nada que ver.

El cine y la televisión son elementos en los que puede trabajar cualquiera, incluso que no sean intérpretes. Hay bellezas cinematográficas, tanto masculinas como femeninas, que ocupan la pantalla, enamoran a la cámara y sin embargo son flojísimos intérpretes, mientras que hay otros que no son tan fotogénicos o tan amados por la cámara y suplen eso, con una buena interpretación. Rex Harrison lo definió muy bien en la rueda de prensa de presentación de “My Fair Lady“, diciendo que él era “un actor de teatro que hacía cine”.

P1200885Si tienes claro qué es ser actor o actriz de teatro, el cine o la televisión lo puedes hacer o no, pero la obra de teatro, tendrás que hacerla cada día mientras esté en cartel. ¿Y cómo haces para no caer cada día en la misma historia?, pues buscando un motivo para que las cosas cada día sean distintas y establecer que tienes dos horas diarias para jugar -en el mejor sentido- con el texto y el público. Eso crea una correspondencia profesional, incluso vivencial, muy interesante.

Cuando estoy mucho tiempo sin hacer teatro, cine o televisión, lo echo en falta, porque necesito esa especie de contacto vivencial de saber que de pronto, soy capaz de seguir saltando. Debe ser como los futbolistas retirados, que cuando se juntan con amigos para jugar un partido y ven que no llegan a los balones, se alegran mucho cuando llegan a uno, al ver que aún han podido llegar.

L4M.- Qué les dirías a los que censuran el posicionamiento de los actores, manifestándose en contra de algo, argumentando que vivís en un mundo de oropel y glamour, desde el que es fácil criticar teniendo las espaldas cubiertas cuando os ven llegar a los estrenos con cochazos de lujo?.

EGC.- El público en general desconoce mucho el mundo y las vicisitudes por las que pasamos, incluso las personas más cercanas a nosotros y con ello me refiero a los productores naturalmente, que no consideran esta profesión y están ahí, como podrían estar vendiendo chorizos, no me refiero a todos, pero desconociendo esto, desconocen todo lo demás.

en "El cielo abierto" de Miguel Albadalejo con la que gana su segundo Premio Goya en el 2001

en “El cielo abierto” de Miguel Albadalejo con la que gana su segundo Premio Goya en el 2001

¿No tenemos derecho a quejarnos de una serie de cosas porque vivimos en un mundo de oropel?, bueno, si fuera verdad, estaría bien y podrían reprocharnoslo y con razón, pero no tiene nada que ver lo uno con la otra. Somos ciudadanos que pagamos nuestros impuestos, unos más, otros menos. Ciudadanos que tenemos que comer todos los días y como ciudadanos del país, tenemos derecho a hablar de las cosas de este país, ¿por qué puede hablar y decir lo que piensa un señor que es registrador de la propiedad y no puedo hablar yo?.

L4M.- Por supuesto es que lo vemos en la entregas de los Oscars a Susan Sarandon o cualquier otro actor criticando a la administración y no decimos nada…

EGC.- Mira Alejandro Sanz el otro día estuvo con Obama y ha conseguido algo para preservar el Ártico. Es curioso ver a Obama con Alejandro Sanz, una foto muy distendida y cordial de una persona que quiere a otra, cogiéndole por el hombro, en contraposición con la foto del Presidente del Gobierno en la que se ve que Obama no tenía ninguna gana de darle la mano a Rajoy, desgraciadamente para España, porque es la actitud de “venga va, hay que tratarlo porque es un Presidente de Gobierno de un país, del que no me interesan sus cuitas, que le vienen en parte debido a la sinvergonzonería”.

en "La mujer de negro" otro de sus éxitos en teatro

en “La mujer de negro” otro de sus éxitos en teatro

Por tanto, lo de que vivimos en un mundo de oropel es muy discutible, porque si viviésemos en un mundo de oropel, como el que vivieron los artistas en los países socialistas, en comparación con el resto de los ciudadanos, sería hasta cierto modo injusto -aunque no fue- criticar a un régimen que te estuviera protegiendo.

Creo que todo ser humano tiene derecho a opinar de las cosas y no sé a qué es debida esa exclusión hacia nosotros, cuando puede hablar un farmacéutico, un obrero en paro o un ama de casa, o insisto, un registrador de la propiedad, como es el señor que nos gobierna, ¿por qué nosotros no podemos hacer esto?.

Porque hay que ver los Presidentes de Gobierno que hemos tenido y es que hay que ser un buen político y eso es algo que puede ser hasta un actor, no me refiero a Ronald Reagan, pero ahí está Leslie Howard que fue espía o Hedy Lamarr que fue una de las grandes investigadoras del radar y los ultrasonidos. Ella era húngara pero tras terminar su carrera cinematográfica, le interesaba mucho la investigación y publicó incluso unos tratados sobre ultrasonidos muy interesantes.

Es que cuando oigo estas cosas me enfadan, porque cuando un futbolista se queja del hambre de los niños en Somalia, tiene toda la razón del mundo para quejarse y encima te dicen: “Es que él gana dinero pegando patadas a un balón” y es que eso no tiene nada que ver, porque hay suficiente dinero, como para que ese niño no pase hambre en Somalia y que ese futbolista cobre por su trabajo con el balón, porque como decía ayer, si sólo unos pocos chinos tienen doce billones de euros…. la de dinero que debe haber en el resto de países….

L4M.- También crees como algún actor ha manifestado, que lo del IVA cultural del 21%, es una venganza del Gobierno por vuestro “no a la guerra” de Irak?.

EGC.- No hay nada demostrado y sería buena materia para una hipótesis de trabajo, como dice Shakespeare “Imaginemos”. No se puede decir con rotundidad nada, pero “imaginemos”. Lo cierto es que hay una serie de datos muy sospechosos desde la irrupción del Partido Popular en el Gobierno, con respecto a según que profesiones. No sólo en cuanto a la subida del IVA, sino en cuanto a la Ley de Propiedad Intelectual, que hay una persecución bastante considerable del Gobierno hacia esa ley, en cuanto a los derechos por copia privada.

Las sociedades extranjeras como Sony, pagaban un canon a la SGAE, EGDA, ALMAX, y así hasta 6 ó 7 sociedades de gestión, que subía unos 115 millones de euros anuales, que estas sociedades repartían entre los editores, productores de cine, actores, músicos, etc. Nada más entrar este Gobierno se hizo cargo del pago de la copia privada, sin que nadie se pidiese y es el Gobierno el que reparte desde entonces a estas sociedades CINCO MILLONES de euros, no 115.

P1200870L4M.- ¿Y dónde están los 100 millones restantes?.

EGC.- Ya no aparecen por ninguna parte, porque se les regala a las empresas extranjeras. Es decir, algo que teníamos firmado con las empresas extranjeras, el Gobierno que no tenía que meterse para nada, modificó ese canon repartiendo sólo 5 millones y beneficiando a las empresas extranjeras. De forma que por ejemplo la Fundación AISGE, que tenía un fondo para ayudar a gente enferma, gente mayor, etc. perdió gran parte de subvención ya que pasó de tener un porcentaje sobre los 20 millones de euros sobre los 115 que se recaudaban, a recibir el procentaje sobre los 600.000 euros que llegaban para todo.

Ese es un ejemplo de una medida para torpedear nuestra industria, porque ahí hay una parte para nosotros también, que al reducirse, torpedean el bolsillo de los actores, autores, músicos, literatos, etc. La segunda medida fue un agravamiento de las inspecciones fiscales. Se agudizó y extendió la voz de que hay un ataque directo a los “famosos”, englobando en ese término desde Belén Esteban a cualquiera de nosotros, con lo que ya está mal hecha la clasificación.

Belén Esteban sí que es un fenómeno a estudiar, producido por la sociedad y no nosotros que no hemos sido producto de la sociedad. Esa especie de minuciosidad en la persecución, empieza justo seis meses tras la entrada del Gobierno en el poder. La primera medida del primer Consejo de Ministros de Rajoy, con fecha 8 de Diciembre, es el recorte de 80 millones de euros a Televisión Española, sabiendo que van a perjudicar a toda la producción dramática. Luego viene el IVA cultural en Septiembre de ese mismo año y las constantes declaraciones del ministro Sr. Montoro o del Sr. Wert, que demuestran que si no hay una persecución vengativa del Gobierno, sí hay un posicionamiento animoso contra nosotros.

con Eduard Farelo en "Poder absoluto", su éxito teatral

con Eduard Farelo en “Poder absoluto”, su éxito teatral

¿Cómo se puede decir que hacemos un mal cine?. Si el Ministro de Economía francés dijera que en Francia se hace mal cine, se le echaría encima el país entero, porque el ministro está desprestigiando un producto con el que se vende el país, no la marca, que eso es una chorrada, el país. Por tanto al estar perjudicando al cine francés, perjudica a Francia. Si un ministro español habla mal de algo español, está perjudicando a su país. Es así de claro.

Entonces, ¿una persecución por manifestarnos en contra de la guerra de Irak?. Sabemos que no les sentó bien, que hubo determinados miembros de este gobierno que dijeron “estos se van a enterar”, pero eso no es constatable, no hay valor para decir eso realmente. Si pudiera decirse: “Sí, mire, yo le odio a usted”, eso sería una declaración de principios y a las dos horas ya estaría denunciado, porque tú no puedes ser juez y parte, sería prevaricación en este caso, o no sé exactamente la figura que sería, por lo tanto, “imaginemos”, pero nunca digamos afirmativamente que esto ocurre, porque no se puede.

L4M.- Los ingleses tuvieron a Shakespeare y nosotros a Calderón o Lope, qué nos ha pasado para que ellos hayan hecho del Teatro algo más que una religión y nuestra juventud -no todos, afortunadamente- vea el teatro como un entretenimiento para señoras y viejos?.

EGC.- Es muy curioso lo que pasó en Inglaterra. Shakespeare nació y creció en una sociedad, donde reinaba la dinastía Tudor, creo recordar. Cuando hay un cambio de dinastía y llegan los Hannover que son los que están ahora, tras la revolución de Cromwell, Shakespeare permanece, aunque haya sido un servidor de los Tudor y haya hablado de la Guerra de las Dos Rosas. Hay una página en la sociedad inglesa, incluso en el pueblo británico, que continua con Shakespeare, incluso con el cambio de dinastía Hannover, a los que sí, les gusta la música, pero ellos no entran en otras cosas.

con los actores que interpretarán textos clásicos españoles entre el siglo XIII y XX, dirigidos por José Luis Gómez

con los actores que intervendrán en el Ciclo de Lecturas de clásicos españoles entre el siglo XIII y XX

En España ocurre una cosa muy curiosa, que se ha estudiado y se sabe que cuando acaba la casa de Austria y entran los Borbón, a Felipe V le interesa muy poco el teatro español, ya que el gran valedor del teatro español barroco es Felipe IV y Carlos II al fin y al cabo era su hijo, no conviene recordar una dinastía que ha promovido y fomentado mucho el teatro de Calderón y la gran época de las letras teatrales españolas. No conviene y por tanto hay una separación entre la clase noble española, que son todos pro-borbónicos y el pueblo que continúa con los dramas de Calderón y los entremeses del siglo XVII, que se prolonga hasta el XVIII.

Luego llega Moratín con muy buena voluntad, que empieza a atacar el teatro que viene de los Borbones, que es un teatro delirante, que habla de cosas insólitas, como la toma de Viena por los turcos. Los autores de esa época son realmente tremendos y contra quien va Moratín no es contra el teatro clásico castellano, sino contra esos autores que nacen en el siglo XVIII y de ese “lío” la nobleza y el rey, se apartan.

A Carlos IV le gusta sólo cazar y a los otros les gusta la ópera italiana y el bel canto. Luego Fernando VII es un tipo tabernario que le gusta ir de putas y jugar al mus, o sea que ninguno de ellos son aficionados al teatro, pasa lo mismo con Isabel II, bueno con todos, salvo quizá Alfonso XIII al que le gustaba un poco más el teatro y la ópera. Todo eso ha significado una gran separación histórica entre las ramas del teatro, porque la del teatro clásico se vuelve a unir en el siglo XIX, cuando la gente acude más al teatro de Zorrilla, Espronceda, García Gutiérrez, Hartzenbuch y todo el teatro naturalista con Pérez Galdós, pero no entra en ellos, porque el teatro ya no forma parte de sus vidas.

Los ingleses toman el teatro como algo que forma parte de su historia nacional y que hay que seguir protegiendo, por eso en la época de Felipe IV, Calderón escribe estos dramas tremendos, en los que siempre pone bien a la dinastía de la que procede y los malos siempre son los de la otra dinastía no Trastámara, Pedro el Cruel, a quien derrotan los Trastámara, que son los parientes de Isabel La Católica.

Con el cambio de dinastía viene una gran separación y así nos vienen todas las desgracias que hemos tenido en este país, donde el teatro pasa a ser una cosa festiva, que no tiene importancia y es una cosa para las ferias, sin respetar esa otra rama que sí se respeta en Inglaterra, por cuestiones incluso religiosas y por cuestiones distintas de lo que pasa en Alemania, por ejemplo.

P1200858Quiero decir, que la teoría es muy curiosa porque el teatro en este país está protegido por la propia iglesia en los siglos XVI y XVII, porque su fuente de ingresos para los hospitales, eran los corrales de comedias y a pesar de que hubiera luto en la corte de Castilla, por la muerte de determinada infanta o monarca, se podían seguir representando obras en el Reino de Aragón, porque tenían una libertad de autonomía en fueros, que se lo permitía en el caso de Aragón, Cataluña o Valencia y eso mantenía el teatro en alguna medida. Estaban muy conectados con Italia, con Génova, con el teatro italiano, etc.

Cuando llegaron los Borbones, llegó la unificación y aquello acabó con todo, de forma que cuando se prohibía una representación teatral, era efectiva en todo el territorio español, no se prohibía sólo en Castilla. Es muy penoso contemplar la evolución y cómo la iglesia se puso a favor del estado en aquel momento, porque ya no vivía de las representaciones en los corrales de comedia, los abandonaron y el teatro quedó un poco a su suerte. Es muy curioso.

L4M.- Muy interesante, Emilio. Muchísimas gracias por tu tiempo y aunque suele decirse lo de que ha sido un placer, te aseguro que ha sido mucho más que un placer, ha sido todo un privilegio poder haberte robado este rato, antes de dejarte salir hacia el teatro donde te espera tu público.

Paco Dolz para Love4musicals
Las fotos de la entrevista son de Rafa Vives
I corazón Valentina
05-02-2014

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. peroringo dice:

    Paco, enhorabuena. Por la entrevista, que es estupenda, como alguna vez hemos hablado de cómo deben ser las entrevistas a personas interesantes; por tener la puntería de localizar a estas personas; por tener la fortuna y la paciencia para conseguirlas.
    Eres una infatigable caja de sorpresas.

    • allwebber dice:

      Fíjate que fui a la rueda de prensa sin ánimo de hacerle la entrevista, porque un actor tan conocido con una carrera tan amplia, no me llamaba hacerle preguntas sobre determinadas películas o obras de teatro ya conocidas por todos, pero ero cuando le oí en algunas entrevistas que le hacían y cómo respondía, me quedé como hipnotizado por su cultura y facilidad de palabra. Sin balbuceos, asumiendo riesgos y hablando claro. Entonces me acerqué y le dije: Perdona, pero es tarde, ya llevas 6 o 7 entrevistas y no tenía previsto hacerte una entrevista, pero tras oirte hablar, me encantaría poder entrevistarte, tranquilamente otro día y con una sonrisa me dijo: “Sin problema, cuando quieras” y me dio su dirección de correo electrónico para que le escribiera diciendo cuando me venía bien, para concretarla. Amable, cercano, honesto, directo. En fin, un lujo de persona, mucho más allá del excelente actor que es.

      • peroringo dice:

        A mi me ha encantado.
        Me ha parecido muy interesante la reflexión sobre la evolución del teatro, el poder y la sociedad en España y en Inglaterra.
        Algo de eso debe haber pasado para que aquí el personal común y corriente no considere el teatro como algo presente en su vida y en Inglaterra sí.

        • allwebber dice:

          Es cierto y claro, cuando ves que el Gobierno que tenemos ahora en vez de fomentar la cultura y las artes, como dice él, argumentan que la culpa es de que no hacemos buenas películas o gravan el teatro con el 21% de IVA, te das cuenta que la cultura es algo que les molesta, porque no todos están dispuestos a bailar al son que se les marca.
          Y si encima te argumenta que nos viene de antíguo, pues te das cuenta de que va a ser una labor de muchos años corregir el estropicio que se nos ha hecho en este tema.

  2. Marisa dice:

    Lo leí ayer, pero te lo comento hoy. Magnífica entrevista. Paco, eres mi ídolo, aunque en este caso esta admiración voy a tener que compartirla con este señor.
    Siempre me ha gustado muchísimo como actor, y fue una delicia y un privilegio enorme poder verle aquí en el Teatro Falla. Ahora le admiro mucho más. Una persona inteligente, culta y educada, que demuestra que para hablar sin tapujos y luchar por lo que cree no es necesario ser ningún bocazas prepotente.

    • allwebber dice:

      Gracias Marisa por tus palabras, pero el mérito es del entrevistado.
      Me alegro de que te guste, porque en principio tenía miedo de si sería demasiado larga, pero es que no podía quitar nada, era todo tan interesante. La verdad es como me dijeron en cierta ocasión que la gente cuanto más grande es, es más sencilla.
      Como le dije en mitad de la entrevista a Rafa, el amigo que estaba haciendo las fotos: “¿Te das cuenta?. Me estaría oyéndole todo el día, alucino con él”. A lo que Emilio me dijo: “¿Por qué? si estamos hablando de cosas normales, del día a día”. En fin, que me considero afortunado por haber podido compartir esa hora con él.
      Días más tarde fui al teatro para ver por segunda vez la obra de “PODER ABSOLUTO”, porque la había visto hacía un año, cuando la trajo por primera vez a Valencia y volví a disfrutarla, aunque sin sorpresas, porque al actor ya lo conocemos de mucho tiempo atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola