ALBERTO CORTEZ, músico y poeta

Hay personas que de repente se cuelan en tu vida, casi sin darte cuenta y Alberto Cortez es una de ellas. Nunca he hablado personalmente con él, pero desde mi admiración a su forma inspirada de ver y hacerme ver las cosas más sencillas, lo convirtieron en uno de esos amigos que sin él saberlo, ha llenado tantas horas de ocio de mi vida y me ha animado en tantos momentos con sus canciones y su forma positiva y valiente de ver la vida.

Recientemente pasó por Valencia y con sus 76 años no quise perder la ocasión de acercarme a verlo y escucharlo, porque quizá fuese difícil poder volver a disfrutar de su voz y su vitalidad en un escenario, ya que en cualquier momento, con todo el derecho, decidirá jubilarse y deberemos conformarnos a traer su mensaje a nuestro recuerdo a tr4avés de las grabaciones de sus temas, sus libros y escritos.

Alberto Cortez y Facundo Cabral en uno de sus conciertos

Alberto Cortez y Facundo Cabral en uno de sus conciertos

Cual sería mi sorpresa al abrirse en telón del Teatro Olympia de Valencia y encontrarlo sentado en un sillón cantando, mientras le acompañaba al piano el valenciano Fernando Badia. Alberto pidió disculpas por no levantarse y dijo: “Es que si me levanto, me caigo” y la gente se rió pensando que se trataba de una broma, pero continuó: “esto se debe a una operación que me hicieron en las rodillas que no tuvo un final feliz”. Atención, no dijo un “desgraciado accidente” o un “irreparable error”, sino una operación que no tuvo un final FELIZ.

Y continuó desgranando sus canciones más populares “En un rincón del alma”, “Cuando un amigo se va”, “A mis amigos”, “Te llegará una rosa”, “Callejero”, “A partir de mañana”, “Distancia”, “Mi árbol y yo”, eso sí siempre sentado, con lo difícil que debe ser cantar desde un mullido sillón, debiendo incorporarse hacia el borde del asiento para dejar más libre el diafragma y llegar -estupendamente, por cierto- a cada nota, mientras entre cada par de temas salía alguien desde bambalinas y le pasaba las hojas del atril, en las que el compositor seguía las letras de sus canciones. Alberto coloquialmente nos lo presentó: “Este señor que ven, es mi ayudante. Es el que me llevará luego al Hotel, me bañará y me ayudará a acostarme y como Dios me ha dejado este poquito de voz para que les cante, a cambio se me ha llevado algo de memoria y por eso, para no fallar en mis letras, es por lo que sigo leyendo en el atril”.

Joan Manuel Serrat, Alberto Cortez y Alfredo Diestéfano

Joan Manuel Serrat, Alberto Cortez y Alfredo Diestéfano

Todo con una sonrisa y dando gracias a las gentes que se habían desplazado en coche desde Madrid para verlo, a su público de Valencia y a los otros que le han acompañado en sus canciones y conciertos como Facundo Cabral o Joan Manuel Serrat del que comentó que cuando preparaba el disco de Miguel Hernández le pidió permiso para utilizar la versión que musicó Cortez de las “Nanas de la cebolla” y Alberto nos bromeó diciendo que le digamos al cantautor catalán que Alberto la canta mejor. También tuvo un recuerdo para Antonio Machado, otro gran poeta español que Alberto, argentino, musicó y rescató para el gran público, regalándonos unos excelentes “Llantos y coplas”.

Fueron casi dos horas de concierto con un hombre que rebosa energía en la voz, atreviéndose a cantar la última canción sin micrófono, completamente “a capella”, que me hizo abandonar el Teatro Olympia admirando más su forma de afrontar la vida. No pude verlo en directo en ninguna de los muchos conciertos que dio con Facundo Cabral, aunque tras mucho rebuscar cuando fui a Argentina y luego por Internet, pude conseguirlos, porque algunos están descatalogados o no se venden en España, pero que he escuchado hasta la saciedad y todavía me siguen emocionando o soltar alguna carcajada con sus ocurrencias y bromas.

Muchas gracias Alberto.

ac 1 ac 2
Agunos de sus discos imprescindibles

Para terminar quiero dejaros algunos videos suyos:





ac 7ac 3
Y otros discos de los conciertos con Facundo Cabral descatalogados: “Lo Cortez no quita lo Cabral”
que alguien ha subido a Internet y podemos seguir escuchándolos, sin perder ni una coma, con Ricardo Miralles al piano

volumen dos de este concierto que sacaron a raíz del éxito del primer disco

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola