42nd STREET

David Merrick, prestigioso productor teatral de obras y musicales como “Beckett”, “GYPSY”, “OLIVER”, “One flew over the cukoo’s nest” (Alguien voló sobre el nido del cuco), “HELLO DOLLY”, “PROMISES, PROMISES”, “Play it again, Sam” (Sueños de seductor), “MACK & MABEL” o “State Fair entre otros, hizo una apuesta personal por este musical, con una inversión de 3 millones de dólares del año 1980, para poner en escena, un musical “retro” ambientado en los años 30, cuando triunfaban el claqué, las revistas de Zigfield y las películas de Fred Astaire y Ginger Rogers y dio en la diana del éxito.

Normalmente los musicales de Broadway cuando triunfaban, se llevaban al cine y sólo en una ocasión se había hecho al revés con el “Gigi” de Alan Jay Lerner & Frederick Loewe, que se escribió directamente para el cine y luego se adaptó para el teatro, convirtiéndose en un sonoro fracaso. Sin embargo Merrick no se amilanó por el precedente y se lanzó a adaptar la película “La calle 42” (42nd street), que fue un éxito con las coreografías de Busby Berkeley cuando se estrenó en cine el año 1933 y para asegurarse contrató a su habitual Grower Champion, bailarín, coreógrafo y director de musicales como “Hello Dolly”, “Bye bye Birdie”, “SUGAR” o “The happy time”, con los que había conseguido nueve premios Tony.promoted-media-optimized_5503a3523c673La película duraba hora y media escasa y tenía cinco números musicales escritos por Harry Warren y Al Dubin, entre los que se encontraba la canción que daba título a la película, pero había que reforzar la partitura si se quería estrenar como musical en Broadway, donde la media de duración suele estar por las dos horas.

Para ello y para mantener el estilo más homogéneo con el conjunto de la obra, se añadieron algunas canciones famosas de los mismos compositores, aunque habían sido escritas para otras películas y así aparecieron en el musical los temas  “Shadow Waltz”, “We’re in the Money”, “I only have eyes for you” o “Lullaby of Broadway”.tn-500_paramount_42ndst_5El argumento nos sitúa en Broadway donde en pleno crack del 29, el director Julian Marsh está haciendo audiciones para el nuevo musical “Pretty Lady”, a las que llega tarde Peggy Sawyer, recién bajada del autobús que la ha llevaba a Broadway, aún con la maleta en la mano. Billy Lawlor que ya forma parte de la compañía, le promete que él puede conseguirle una audición, con la esperanza de conseguir una cita con la guapa Peggy y la convence para volver a entrar en el teatro. Cuando llegan frente al coreógrafo Andy, éste al ver las intenciones de Billy le dice que no tiene tiempo para más conquistas suyas, a lo que Peggy le da un bofetón, que Andy esquiva, yendo a recibirlo en toda la cara el mismísimo director del musical.

Dorothy Brock que fue una gran estrella, se ofende cuando le piden que audicione para el papel, a lo que Julian le dice que es sólo para saber si las canciones están en su tono, ya que debe contratarla si quiere asegurarse la financiación del musical por parte de Dillon Abner, financiero novio de Dorothy. Fuera del escenario está Peggy con otras coristas que le dan consejos y se ofrecen a enseñarle algunos pasos de baile, momento en el que son vistas por Julian, que enamorado de Peggy decide que puede haber una corista más y la contrata.42nd 2Julian se entera casualmente de que Dorothy está viéndose en secreto con otro novio suyo, lo que si llegase a conocimiento de Dillon, rompería con ella y no patrocinaría el musical, con lo que llama a unos matones para que “animen” al amante de Dorothy a romper con ella y abandonar la ciudad. La función va a estrenarse en una ciudad, como previa a su traslado a Broadway y esa misma noche entre los nervios y prisas, Peggy choca con Dorothy que cae al  suelo. Julian discute con ella y termina despidiéndola.

El segundo acto nos descubre que Dorothy se ha roto el tobillo y no podrán estrenar, pero todo el reparto convence a Julian que Peggy puede hacer el papel, cantando y bailando mejor que Dorothy. Julian sale corriendo a la estación de autobuses para disculparse con ella, pidiéndole que vuelva y se haga cargo del papel protagonista, a lo que ella le contesta que ya ha tenido suficiente con lo que ha vivido en el mundo del espectáculo, pero él la detiene para cantarle: “Come on along and listen to the lullaby of Broadway….” (Vamos  allá y pon atención a la canción de cuna de Broadway) y Dorothy, convencida, decide acompañarle.42ndTeniendo dos días solamente para ensayar y aprender el papel antes del estreno, las sesiones de Peggy con Julian son agotadoras y la llegada de Dorothy amenaza tormenta, pero se dirige a Dorothy para decirle que la ha visto los ensayos y es muy buena, que puede llegar incluso más lejos de lo que ella llegó, e incluso le da algún consejo para cuando cante el último número. El telón está a punto de subir y Julian agarra a Dorothy dándole un beso en la boca, pronunciando la mítica frase: “Sales por esa puerta siendo una joven, pero volverás convertida en una estrella”.

La obra es un éxito y todos dan por seguro que Dorothy será una estrella en Broadway desde la noche del estreno. Toda la compañía sale para asistir a la fiesta de celebración tras el éstreno. El escenario ha quedado vacío y oscuro. Julian solo, en el centro, iluminado por una simple bombilla comienza a cantar lo de: “Ven a conocer estos pies que bailan por la avenida que te llevará hasta la calle 42”.sdut-the-company-of-san-diego-musica-20160821El musical se hizo con los premios Tony a la mejor coreografía y mejor musical, de entre los ocho a los que fue nominado. La misma noche del estreno, tras una ovación en pie de cinco minutos, el productor David Merrick salió al escenario para confesar: “Es una tragedia. El brillante director Grower Champion, ha muerto.” Un cáncer se había llevado a Champion unas horas antes del estreno y Merrick consiguió mantenerlo en secreto para el público y la compañía teatral, hasta que lo declaró tras la función.

La obra se estrenó en el Winter Garden de Broadway en Agosto de 1980 y dio 3.486 representaciones, permaneciendo hoy como el duodécimo musical más longevo de la historia de Broadway. Curiosamente tuvo que dejar el Winter Garden para que estrenase allí “CATS”, trasladándose al Majestyc Theatre, que también tuvo que abandonar años después para dar paso a “EL FANTASMA DE LA ÓPERA”, que ocupan a día de hoy el segundo y primer puesto en la lista de musicales más longevos de Broadway.42nd-street-1987

Londres fue la ciudad en la que la historia de “La calle 42” se hizo realidad. La actriz principal estaba de vacaciones y su sustituta cayó enferma, obligando a salir por una noche a la suplente de la sustituta, una joven Catherine Zeta-Jones, con tan buena fortuna que en esa función entre el público estaban los productores, que quedaron tan impresionados con su actuación, que poco después le dieron el papel protagonista. Se estrenó en Agosto de 1984 en el Theatre Royal Drury Lane donde estuvo casi cinco años en cartel.

El musical fue repuesto en Broadway el año 2001 y estuvo en cartel más de 1.500 representaciones. También salió de gira por Inglaterra el 2007 y 2012 y por Estados Unidos en 2009.

La última producción del musical es hasta el momento la estrenada en el Drury Lane Theatre de Londres el 20 de Marzo de 2017, volviendo al teatro donde triunfó en Londres por primera vez en 1984, esta vez con Sheena Easton de protagonista.

MÚSICA: Harry Warren
LETRAS: Al Dubin

  
Existe el audio de las versiones de Broadway del año  1980 y del 2001.También se puede encontrar el DVD de la película original de 1933 que contiene sólo 5 números musicales.

Para terminar el número que presentaron en la ceremonia de los Tony de 1981


un par de videos promocionales del espectáculo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola