A TALE OF TWO CITIES

Partiendo de la base de la novela de Charles Dickens del mismo título eescrita en 1859, se ha montado varias veces  este clásico de la literatura inglesa, en la que Dickens deja sus historias infantiles para contarnos una historia adulta centrada en dos ciudades Londres, que simula la estabilidad y la paz, frente a Paris, donde se vive el mayor de los caos con la explosión de la Revolución Francesa y la toma de la justicia por el pueblo que decide pasar por la guillotina a todos los nobles que les recuerdan la época de escasez, tiranía y desprecio por sus vidas de que fueron objeto.

Esta historia se convirtió en película de cine mudo en cuatro ocasiones (1911, 1917, 1922 y 1927) y en otras dos películas sonoras en 1935 y 1958, además de varias adaptaciones radiofónicas, una ópera de Arthur Benjamín estrenada en 1953 y de momento tres versiones como musical teatral, una escrita por Jeff Wayne (War of the worlds) en 1966, otra que se estrenó en 2007 con música y letras de Jill Santoriello, además de la  en 1996 encargó Paul Nicholas al músico David Pommeranz, que es la que tratamos en esta reseña.

Es conocidísimo el arranque de la novela: Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos directos hacia el cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo”.

La acción principalmente se centra en la vida de Lucie Manette a la que confiesan que su padre que creía muerto hace 18 años, ha estado encerrado en la Bastilla y ha conseguido escapar, así que ella acude a la casa de los revolucionarios que lo tienen escondido de las autoridades francesas. El Doctor Manette, consigue escapar con su hija a Inglaterra, lejos de la tirania francesa del Marques de Evremonde que tiene aterrorizado y al borde de la reolución a toda Francia.

Charles Darney, sobrino del marqués que censura el comportamiento de su tío, le dice que parte a vivir a Francia porque no está de acuerdo con sus métodos. El mismo marqués planea una trampa contra su sobrino para acusarlo de traición a Francia. En el viaje a Londres, se conocen Lucie y Charles que se enamoran y cuando acusan a Charles, ella acude a testificar en su favor. En el juicio gracias a la habilidad del abogado Sidney Carton, se demuestra la inocencia de Charles.

Carton comprueba que Lucie y Charles están enamorados, envidiando la suerte de éste que ha conseguido lo que él por su abandono y afición a la bebida no será nunca en la vida, ni conseguirá el amor de Lucie de la que también está enamorado. Lucie se casa con Charles, dejando abatido a Sidney qque se convierte en el mejor amigo de Lucie y con el tiempo de la familia y el favorito de la hija de la pareja.

Mientras la situación en París es insostenible y el pueblo se alza contra el poder con la famosa Revolucion Francesa en la que asaltan la cárcel de la Bastilla y liberan a todos los presos, estableciendo un tribunal popular que condena a la guillotina a todos los aristócratas. El que fuese maestro de Charless es acusado de colaborar con la nobleza y declara que siempre se opuso a sus formas e incluso inculcó en su alumno Charles su amor por la libertad e igualdad entre los hombres. El tribunal le hacen escribir una carta a Charles para que viaje de Londres a París para testificar a su favor, pero la intención real es atraer a París a Charles para ejecutar a otro aristócrata más.

La carta llega a su destino y Charles parte a París a declarar, siendo hecho prisionero en cuanto pisa suelo francés y es encerrado en la Bastilla. Al enterarse Lucie parte con su padre, hija y Sidney para declarar y liberar a su marido, pero el tribunal popular, tiene un jurado que solo conoce un veredicto: “culpable”.

Sidney Carton toma una decisión para salvar a Charles y ayudar a la gente que más quiere. Es una decisión valiente, heróica  y salvadora que le hará sentir que su sacrificio y su vida ha tenido un sentido..

Este musical se estrenó en Birmingham  las navidades de 1998 con Paul Nicholas en el papel de Sidney Carton y ha seguido trabajándose en el él, a la espera de la versión definitiva. La última producción conocida ha tenido lugar en el Charing Cross Theatre de Londres por una temporada limitada del 5 de Abril al 12 de Mayo de 2012, en la que en un mínimo escenario prácticamente ocupado por dos pianos de cola se representó este denso y variado musical, que ya dura dos horas y media, en la que quizzá lo único que falta es encontrar al productor que se atreva a montar una versión profesional con mayor despliegue de recursos como una mayor orquesta que permita lucir como se merece a la partitura y un directot escénico que planee unos cambios de decorado más “invisibles” ya que aquí por la reducida dimensión del escenario obligaba a los mismos actores a poner y quitar toda la escasa escenografía.

El reparto de esta versión estuvo todo a la altura, luciéndose en los solos, dúos o tríos que demandaba la partitura que merece que un mayor presupuesto permita a John Cameron, arreglista musical, disponer de más músicos que “vistan” el musical como se merece,, así como grabar el CD para que puedan disfrutar de la partitura aquellos que vayan al teatro a verla, como los que sin poder desplazarrse, al menos el CD les dejarán conocer un poco más de este musical.

MÚSICA: David Pomeranz.

LETRAS: Steven David Horwich

LIBRETO: David Soames y Steven David Horwich

No existe de momento CD de audio del musical, sólo para aquellos interesados en el argumento, aparte de poder leer el libro, se publicó en nuestro país el DVD con la producción de 1935 en blanco y negro, protagonizada por Ronald Colman.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola