CÓMO ESTÁ MADRIZ!

Miguel del Arco ha vuelto a hacerlo. Ha tomado un par de zarzuelas “La Gran Via” y “El año pasado por agua”, escritas en 1886 y 1889, ambas con música de Federico Chueca y Joaquin Valverde y las ha fusionado en un espectáculo titulado “¡Cómo está Madriz!” que ha estrenado en el Teatro de la Zarzuela de Madrid el 20 de Mayo de 2016, dándoles un repaso CIENTO TREINTA AÑOS DESPUÉS y es un gustazo ver con que maestría consigue traer a fecha de hoy aquellos textos y músicas que para algunos sonarían a “rancio”, porque la zarzuela se asocia a otra época.

Aunque confieso que la zarzuela es un género que apenas conozco, algunos temas de “La Gran Vía” como “Caballero de Gracia” o “Pobre chica la que tiene que servir” me resultaban familiares, porque han sido populares incluso fuera de la zarzuela, pero si bien la música me puede gustar más o menos, la forma de escribir las letras me chirriaba en alguna ocasión por cortar las palabras para que cayesen en la nota musical, algo que ya venía de fábrica y algunas voces líricas, sobre todo de las de ellas, por muy agudas, me eran difícilmente entendibles y tenía que recurrir a los subtítulos, pero sé el género que he venido a ver y es algo que acepto de entrada.como-esta-madrizEn cuando al texto me enganchó desde el principio y es que en la zarzuela original “La Gran Via” la acción arrancaba en la habitación de Doña Municipalidad, a la que acuden las principales calles y plazas de Madrid, ansiosas ante el alumbramiento de una nueva vía que se llamará la Gran Via, pero como las obras van para largo, un Caballero invita a un paseante a dar una vuelta por la ciudad mientras hacen tiempo y así conocen a otros personajes como son Doña Virtudes, Doña Sinceridad, Tres ratas que roban cuanto pueden, la Deuda Pública, etc. etc. y sí, para mi asombro me entero de que todo eso ya estaba en la obra original de 1886.

Un planteamiento bastante atípico y original, que tuvo mucho éxito en su época y se mantuvo en cartel durante cuatro temporadas ininterrumpidas, debiendo modificarse el libreto en función de los cambios que se iban produciendo en la ciudad, o más tarde con la llegada de la dictadura que prohibió algunos números como “El vals de la seguridad” o el “Pasodoble de los sargentos”, porque ridiculizaban las fuerzas de seguridad, o algunas frases en las que se vitoreaba a la República. Sí, teatro de vanguardia en 1900 y que hoy en día hace saltar ampollas en alguna parte del público habitual del teatro de la zarzuela.Madriz--620x349Miguel del Arco juega una baza estupenda para traer el texto a nuestros días haciendo que si la obra original se centraba en las obras y cambios de las calles de Madrid de 1900, hoy en día la ciudad sigue de obras, manifestaciones y fiestas constantes que no dejan dormir a Paco, un vecino de la Plaza Mayor, estupendamente interpretado por Paco León, que se asoma a su balcón y hace callar a la orquesta por tanta jarana, quejándose de que se celebran hasta las derrotas y vuelve a la cama para caer en un sueño en el que se va a encontrar con las calles y plazas de Madrid, que le preguntan por los cambios que se han producido en la ciudad del 2016, ya que ellos pertenecen a 1900.

Aquí se funde la creatividad del diseñador de vestuario Pedro Moreno con el imaginación de Miguel del Arco, capaces de dejar aparte el típico traje de chulapos madrileños y se atreven a vestir cada calle con algún elemento asociado a ella, así la Calle de la Libertad (impresionante Jorge Usón) es un travesti que enarbola la bandera gay, la Calle del Pez es una señora con un pez gigante en la cabeza, algo parecido ocurre con la calle de la Montera, la Calle del Oso, o en ese rifi rafe entre la fuente de Neptuno (maravilloso Ángel Ruiz) con la diosa Cibeles, etc. COMO-ESTÁ-MADRIZ-Zarzuela-renovada-e-impactanteLa clave del éxito radica en que la obra está vigente al cien por cien y desata carcajadas al reconocer personajes y situaciones idénticas a las de hace más de un siglo. España y los españoles, seguimos cometiendo los mismos errores, cayendo en las mismas trampas. Es muy acertada y celebrada la aparición de Pablo Iglesias, fundador del PSOE y la UGT en 1900 y la de un revolucionario que luce una coleta en el segundo acto que enardece al pueblo y grita con todos lo de “si se puede”. En su paseo por la calles Paco se cruzará con un eje maligno que aparece bajo los sones de la Marcha Imperial de John Williams y del que emerge Doña Virtudes, a la que reconocemos fácilmente.

Uno de los números más aplaudidos es la “Jota de los Ratas” en la que aparecen tres tramposos y ladrones que se definen a sí mismos como tales y que por el físico nos recuerdan claramente a Bárcenas, Jordi Pujol e Iñaki Urdangarin, mientras en el fondo se proyectan imágenes de tantos y tantos defraudadores y corruptos reconocibles por el público, harto de verlos en televisión cada día y que hicieron que Alberto Ruiz Gallardón abandonase la sala el día que fue a ver la zarzuela, ofendido por el trato que se estaba dando a algunos de sus compañeros de partido.1464882619_966363_1464963726_noticia_normalSi el primer acto del espectáculo es “La Gran Vía” con libreto de Felipe Pérez González, el segundo acto se basa en la zarzuela titulada “El año pasado por agua”, compuesta por los mismos músicos pero con libreto de Ricardo de la Vega, que presumiblemente tratando de continuar el éxito de la primera, se partió de un esquema parecido, en el que a diferencia del caballero y el paseante eran un guardia civil y el año nuevo los que deambulaban por las calles de Madrid.

Miguel del Arco en su adaptación da continuidad a la historia sirviéndose de Paco, al que da la posibilidad de entrar a un café en el que se reunen varios autores de la generación del 98 y es curioso escuchar las opiniones sobre la España de la época a Valle Inclán, Antonio Machado, Pío Baroja o Jacinto Benevente que le preguntan sobre la España del futuro, a lo que Paco prefiere no contestar para no entristecerles y es otro martillazo a la conciencia de los que compartimos con él la España del siglo XXI y nos reconocemos en los mismos errores de antaño.COMO-ESTÁ-MADRIZ-Zarzuela-renovada-e-impactante7Una obra coral como esta se puede representar dignamente gracias al trabajo de la Orquesta de la Comunidad de Madrid dirigida por José María Moreno y al grupo actoral formado por más de treinta actores/cantantes además del Coro del Teatro de la Zarzuela, en los que Miguel del Arco además de Paco León (Paco), María Rey-Joly (Merche/Menegilda), Luis Cansino (Caballero de Gracia/Policia de Seguridad) y Jorge Usón (Calle Libertad/Canovas/Sagasta/Barbieri/Max Estrella), ha contado con alguno de sus actores habituales como Miriam Montilla (Doña Sinceridad/Opinión Pública/Calle Sevilla), Manuela Paso (Doña Municipalidad/Emilia Pardo Bazán/Calle Montera) o Ángel Ruiz (Rata 1/Neptuno/Dr. Bertomeu) que están realmente perfectos.

Esta adaptación con su toque gamberro y cómplice con el público, es una bocanada de aire fresco en el Teatro de la Zarzuela, en la que Miguel del Arco aprovecha para de pasada dar su apunte sobre el tema catalán, su punto irreverente con la iglesia y su declaración de amor a una ciudad abierta a todo y a todos y a un pueblo que no pregunta “de dónde vienes sino como te llamas”, todo un homenaje a la villa y corte de Madrid y a su gente.el-musical-que-tienen-que-ver-los-indignadosEsta visión del texto y ese amor por el género se nota en esta propuesta en la que el director ha sabido contagiar su entusiasmo a los actores, a los que se nota disfrutar en escena y la alegría, el humor y el buen rollo que respiran salta al patio de butacas, asombrando a un público que asiste a un espectáculo de casi tres horas sin parpadear y termina en pie dando palmas a los sones del pasacalle de “El año pasado por agua”, como si de un gran musical de los que importamos se tratase y es que aquí tenemos gente, genio y raíces de las que deberíamos echar mano más a menudo.

Como ya hemos dicho este montaje ha desatado ríos de tinta y opiniones para todos los gustos, haciendo que la zarzuela vuelva a estar en boca de la gente, como no lo hacía desde mucho tiempo atrás, que a la postre no es más que otra forma de darle una nueva vida al género y creo que es por donde debería seguirse trabajando para modernizar y despertar el interés hacia un género y textos que ya en origen tenían muchos aciertos y que no dejan de ser parte de nuestro patrimonio, de nuestra cultura.Madriz generación 98La zarzuela como género tiene un público fiel, parte del cual se ha mostrado reacio a estos cambios, pero para mantenerlo vivo hay que descubrírsela a las nuevas generaciones, manteniendo la esencia como en esta adaptación que se ha sido totalmente respetuoso con los cantables en los que no se ha cambiado ni una palabra, ni alterado los arreglos musicales, sólo la forma de traer la historia a nuestros días. Lástima que sólo se haya podido ver en Madrid entre el 20 de Mayo y el 12 de Junio de 2016, porque un montaje como este es impensable que salga a otras plazas, pero seguro que volverá en un futuro, como ya lo hicieran otros trabajos como “Los sobrinos del Capitán Grant”.

Por Internet existen grabaciones de video de estas dos zarzuelas completas, en las que encontramos a otros actores conocidos del musical como David V. Muro, Enrique del Portal, José María Pou o Carlos Marín, aunque de producciones de 1987, para los curiosos que quieran analizar las diferencias entre esta propuesta y otras anteriores.

MÚSICA: Federico Chueca y Joaquín Valverde
LETRAS Y LIBRETOS: Felipe Pérez González y Ricardo de la Vega
VERSIÓN: Miguel del Arco

gran via. jpg año cd
Existen publicadas en CD los audios de ambas zarzuelas y posiblemente alguna grabación de video, aunque con el montaje tradicional, lejos del que estamos comentando en este post.

Para terminar algunos fragmentos de esta zarzuela en la versión de 2016


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola