TOP HAT

“Sombrero de copa” (Top hat), una película del año 1935, fue sin lugar a duda, la más famosa de las diez que protagonizaron la carismática pareja formada por  Fred Astaire y Ginger Rogers. Contó con una banda sonora del  excelente Irving Berlin, que al no saber leer ni escribir música, ya que aprendió a tocar el piano solo,  necesitaba orquestadores para transcribir al papel sus canciones y estos estuvieron bajo la dirección musical de Max Steiner, autor entre otras de la música para las películas de “Casablanca” o “Lo que el viento se llevó” (Gone with the wind), por citar dos de sus muchísimas bandas sonoras inolvidables.

Aunque al principio se escribieron trece canciones, ocho de ellas fueron eliminadas, por considerar que no ayudaban a hacer avanzar la historia en la película. Irving Berlin y Fred Astaire no se conocían personalmente antes de rodar esta película, pero a partir de la misma, la confianza de uno en el trabajo del otro, los convirtió en estupendos amigos.  Ciertamente Berlin le dió a Astaire con esta película el sobrero de copa, asociado inconscientemente ya a su imagen futura y el mismo compositor decía, que la canción sin Astaire, no hubiera podido escribirla.

El argumento nos lleva a la clásica comedia de enredo en la que Jerry Travers (Fred Astaire), ha viajado a Londres para protagonizar un espectáculo que produce su amigo Horace Hardwick (Edward Everett Horton), que le comenta que su esposa quiere presentarle a una joven para emparejarlos, a lo que Jerry dice que no le gustan las ataduras de ningún tipo y lo expresa de la mejor forma que sabe, bailando frenéticamente claqué, mientras justo debajo de la habitación del hotel que ocupan Jerry y Horace, está tratando de dormir Dale Tremond (Ginger Rogers) y se queja a recepción del ruido, llegando a subir a exponer su enfado a Jerry que en cuanto la ve se queda enamorado de ella.

Por un malentendido Dale cree que Jerry está casado con su amiga Madge y rehuye todas las propuestas de Jerry. Dale marcha a Venecia donde tiene que pasar unos modelos del diseñador italiano Alberto Beddini (Eric Rhodes) y aprovecha para visitar a su amiga Madge, pero en cuanto aparece Jerry que ha ido siguiéndola hasta allí y le propone matrimonio, acosándola en las propias narices de su amiga, que Dale cree que es su esposa, a la que claro está, no parece importarle lo que haga Jerry, todo al contrario, está encantada de verlos juntos, llena de confusión a Dale que para terminarb con la situación, acepta casarse con el diseñador Beddini.

Finalmente, como no podía ser de otra forma, todo se aclara para que Jerry y Dale terminen bailando un número llamado “The Piccolino”, al más puro estilo de Busby Berkeley, en plan monumental, emulando otros números que habían hecho famosos en otras películas suyas como “The Carioca” en “Volando a Rio” (Flying down to Rio) o “The continental” en “La alegre divorciada” (The gay divorce).

La película vista hoy en día, tiene unos fallos monumentales, con unas transparencias en la ciudad de Londres, que no es que se noten mucho, es que son malas. Los decorados en lo que nos quieren hacer pasar por Venecia y el Gran Canal son de vergüenza, pero estamos hablando de 1935 donde la gente no viajaba como ahora y las películas se rodaban en estudio, aún tendrían que llegar Gene Kelly con Stanley Donen y convencer a la productora de filmar en escenarios naturales. ¿Entonces?… pues sí, la película es divertida, Astaire y Rogers bailan estupendamente, muchos de los bailes están filmados en una sola toma (ojo, al dato) y los secundarios son un regalo para la trama y el desarrollo de la película.

Los números musicales de la película son “el todo”. Hemos hablado de “No strings” (sin ataduras), el número que Astaire baila frenéticamente en la habitación del hotel, pero también está el excelente número de la pareja “Isn’t this a lovely day (to be caught in the rain)”, diría que para mí el mejor. Aún nos queda “Top hat, white tie and tails” que da nombre a la película y baila Astaire con un grupo de hombres todos de smoking y la canción inmortal cantada por Astaire y bailada con Rogers “Cheek to cheek”. Solo por eso, ya merece la pena verla más de una vez.

Hay toda una historia asociada a la canción “Cheek to cheek”. Astaire y Rogers eran muy cuidadosos en la elección de la ropa que lucían en pantalla y muchas veces el propio Fred, sugería modificaciones a la vista de los ensayos. Ginger Rogers diseñó sus propios vestidos y en concreto el que lucía en esta canción, era un conglomerado de plumas de avestruz, cosidas una a una al vestido,  que flotaban en las piruetas de la pareja, que en cuanto lo vio Astaire el día anterior al rodaje,  ya en el primer ensayo mostró su desaprobación y terminó gritándole a Rogers, que se fue llorando a un rincón, donde fue consolada por su madre. Finalmente, algunos retoques de la costurera solucionaron gran parte del problema, aunque si nos fijamos en el número, se ve como las plumas se van cayendo del traje. En declaraciones posteriores Astaire comentó: “Fue horroroso. No había visto tantas plumas en mi vida. Parecía un pollo atacado por un  coyote”.

Las paces se hicieron cuando Astaire con el coreógrafo Hermes Pan, le llevaron a Rogers una pluma de oro, para que la añadiera a un brazalete que llevaba, mientras le parodiaron la famosa canción “Cheek to cheek”, cambiando la letra de “Heaven, I’m in heaven” (creo que estoy en el paraíso) por:

Feathers, I hate feathers / and I hate them so that I can hardly speak / and I never find the happiness I seek / with those chicken feathers dancing / cheek to cheek

que más o menos vendría a decir: Plumas, odio las plumas y no puedo decir cuánto las odio, porque nunca encontraré la felicidad que busco, con todas estas plumas bailando entre nuestras mejillas”.

De esta pelicula, se adquirieron los derechos para hacer de él un musical teatral, que ha estado de gira por Inglaterra, haciendo retoques hasta llegar al estreno mundial del musical en Londres, el 19 de Abril del 2012. A las canciones que tenía la película, se le han añadido: “Let’s face the music and dance”, “I’m putting all my eggs in one basket”, “Putting on the Ritz”, “You’re easy to dance with”, “What is love?”, “Wild about you”, “Better luck next time”, “Latins know how” y “Outside of that, I love you”.

En el reparto están Tom Chambers  y Summer Strallen. Ella más conocida por sus papeles en “Love never dies”, “Company”, “The sound of music” o “The drowsy chaperone”, mientras que él es muy popular en Inglaterra por haber ganado un concurso televisivo de baile. Os dejo el video que grabó Tom Chambers como homenaje a Fred Astaire, recreando la interpretación del genio en “Señorita en desgracia” (Damsel  in distress).

La dirección es de Matthew White, habitual de muchos de los trabajos en la Menier Chocolate Factory y las coreografías son de Bill Deamer. Los actores secundarios del reparto están excelentes en sus papeles y si acaso pondría alguna pega sería a las coreografías, en las que como cosa personal, me disgusta cuando veo que por ejemplo el protagonista, está bailando en su habitacion y entran dos camareras y le siguen en las coreografías, o en “El Piccolino” que en el musical teatral no lo bailan los protagonistas, sino una pareja ante la observación atenta de todos los huéspedes del Hotel de Venecia, que terminan cantandoles la canción a los bailarines. Son detalles que me “sacan” de la naturalidad de la escena, a no ser que se hagan a propósito, buscando un guiño cómico exagerado, que no era el caso.

MÚSICA Y LETRAS: Irving Berlin

 

La edición en CD del musical con el reparto original de Londres, está ya en pre-order en las tiendas especializadas. No existe CD de la banda sonora de la película, lo que sí existe es una estupenda versión en DVD de la película editado por Versus, que últimamente está sacando bastantes ediciones de clásicos en muy buenas condiciones, aquí con subtitulos en castellano, incluso en las canciones.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola