MAR I CEL

Angel Guimerá, poeta y dramaturgo canario, nacido en 1845 en Santa Cruz de Tenerife, se trasladó con sus padres, catalán y canaria, a Barcelona a los ocho años de edad, viviendo el cambio cultural y personal de tener  que pasar de expresarse en castellano a hacerlo en catalán, lengua a la que se adaptó muy pronto, convirtiéndose en un fuerte reivindicador de la lengua catalana.

Mar y cielo (Mar i cel) es uno de sus más conocidos trabajos que escribió en 1888 en el que nos presentaba las luchas por el poder entre la iglesia y el estado en el siglo XVII, cuando el rey Felipe III y la reina doña Margarita de Austria,  ordenaron la expulsión de los moriscos del reino de Valencia, con el consentimiento del virrey de Valencia y el arzobispo Ribera, enviado del papa a la reunión, en la que sólo el duque de Lerma los defendió diciendo que eran “buena gente y mano de obra barata”.

La acción se desarrolla en un barco pirata capitaneado por Said, que con su tripulación navega por el Mediterráneo, tras su expulsión de Valencia hace veinte años, en busca de algún barco que asaltar y que les reporte un buen botín. En su último abordaje a una nave cristiana, han conseguido capturar al virrey de Valencia que viajaba con su familia, a los que han hecho prisioneros y por los que esperan conseguir un buen rescate. Todo se tambalea cuando Said se enamora de Blanca, hija del virrey.

Entre los prisioneros está Ferran, primo de Blanca que viajan para casarse según la voluntad de sus familias. El trato de Said hacia los prisioneros no es lo salvaje que por parte del resto de piratas y les salva de bastantes atropellos, lo cual hace que poco a poco Blanca termine sintiendo algo por él, llena de dudas porque su fe es cristiana y él es musulmán. Cuando el padre de Blanca descubre el amor que se profesan ella y Said, rechaza de plano su relación, al mismo tiempo que la tripulación comienza a cuestionar el liderazgo de su capitán, enamorado de una cristiana y planean un motín para quitarle el mando. Joanot un cristiano que renegó de su fé y se enroló con los piratas y se vende al mejor postor, entra en la bodega haciendo firmar al virrey un contrato por el que le nombrará marqués al llegar a tierra, a cambio de liberar a todos ellos y que se hagan con el control de la nave.

Los cristianos se apoderan de las armas y cogiendo por sorpresa a los piratas van matándolos hasta tomar el poder. El padre de Blanca quiere colgar a Said del palo mayor, pero ella le confiesa que si lo hace se dará muerte con una daga que lleva escondida. Atan a Said y lo dejan en cubierta a solas con Blanca para que se despidan, pero son observados por Ferran, todavía enamorado de Blanca que le promete que si ella accede a volver con él como si nada hubiera pasado, liberará a Said para que huy con una barca no ya están avistando las costas de Argel.

El padre de Blanca aparece en cubierta y al ver a su hija abrazada a Said dispara sobre él a lo que ella alzándose cumple lo prometido y se clava la daga que llevaba consigo, cayendo sin vida en brazos de Said que también agoniza, como el resto de la tripulación que ha sido exterminada por los cristianos.

Una historia que traslada la ciudad de Verona a las aguas del Mediterráneo y el odio entre Montescos y Capuletos a las religiones cristiana y musulmana, en la que como Romeo y Julieta, al final ambos amantes terminan muertos por la visceralidad de un odio ancestral, que el amor de la joven pareja ni juzga, ni entiende, pero consigue vencer escuchando el dictado de su corazón y no las voces de su entorno.

El grupo catalán Dagoll-Dagom especializado en teatro musical de creación propia, gozaba de gran prestigio en nuestro país tras el estreno de varios montajes de éxito, de los que “Antaviana” basada en los cuentos de Pere Calders, marcó en 1978 el camino a seguir dentro del musical dirigido al gran público, a los que siguieron “La nit de Sant Joan” (1981) y “El Mikado” (1986), hasta que en un viaje a Londres tras ver “Les Miserables” decidieron hacer un drama épico del mismo estilo y es cuando se inclinaron por el texto de Angel Guimerá, encargando a Albert Guinovart, recién salido de la Universidad de Londres, que escribiese la música del espectáculo.

El musical se estrenó en catalán el 11 de Octubre de 1988 en Barcelona y fue traducido al español para llevarlo de gira por España, donde se dieron en total más de 500 representaciones. El escenografía contó con una arriesgada puesta en escena, con la constante presencia del barco que parecía condenar a un montaje muy sobrio, pero supieron combinar el espacio y aprovecharon el prólogo para colocar un panel que nos transportase al palacio de Felipe III y tras el intermedio nos llevase a un zoco árabe, o que con las luces nos pudiéramos meter en la bodega del barco con los prisioneros o en el camarote del capitán, mientras el resto del tiempo el bajel pirata navegaba sobre las olas, cruzando el escenario y girando sobre sí para darnos diferentes perspectivas , confiriendo un movimiento escénico, que hacía del barco el protagonista indiscutible del musical, galopando sobre las olas a favor del viento, mientras los corsarios cantaban a la libertad en el “Himno de los piratas”, quizá el momento más espectacular del musical.

Otros temas emotivos se dan en el solo del principio cuando el Osman canta su canción o cuando Blanca y Said cantan “¿Porqué llorar?” o en el número final cuando la pareja se reconocen como el mar y el cielo, que parecen  juntarse en el horizonte pero no se encuentran nunca. Son dos mundos distintos, dos culturas, dos religiones, la pasión y la pureza que reflejan Said y Blanca, vestidos de rojo y blanco respectivamente, con un cielo estrellado al fondo, transmitiendo un mensaje que aboga por el entendimiento entre las gentes y es un canto a la tolerancia entre los pueblos.

Celebrando el nacimiento de Dagoll Dagom treinta años atrás, que coincidía con XVI aniversario del estreno del musical “Mar i cel”, se repuso la obra con todos los honores en el Teatro Nacional de Cataluña el 21 de Octubre del 2004, con nuevas orquestaciones más sinfónicas del propio compositor, un montaje idéntico al de 1988, del que todavía conservaban el casco del barco original, para el que adaptaron toda una nueva maquinaria que lo movilizaba con más facilidad, permitiéndole mayor agilidad en los cambios que el del original.

El anuncio de la reposición del musical produjo un fenómeno inusitado en nuestro país, ya que se agotaron todas las localidades para la temporada que se representó en el Teatre Nacional, antes de la fecha del estreno. Por compromisos de programación, tras finalizar la temporada en el TNC pasó a representarse por una temporada limitada en el Teatre Victoria  y otra vez saltó la fiebre de compra anticipada  colgando el cartel de “no hay localidades”, teniendo que recurrir cada día a las cancelaciones para tratar de conseguir alguna entrada durante los tres primeros meses. Fue un éxito superior a la del estreno original, ya que de hecho tuvo que prorrogarse la temporada en dos ocasiones a petición popular y también salió de gira por España, volviendo al final de la misma al Teatro Victoria para cerrar el ciclo.

En el reparto original de 1988 estuvieron Carlos Gramage (Said), Angels Gonyalons (Blanca), Joan Crosas (Hassen), Pep Cruz (Joanot), Oscar Mas (Osman) y Miquel Peralta (Ferran), aunque en la gira el papel de Blanca lo interpretó Carmen Cuesta.

En la reposición de 2004 los actores principales fueron Carlos Gramage (Said), Elena Gadel (Blanca), Xavier Ribera Vall (Hassen), Ferrán Frauca (Joanot), Oscar Mas (Malek), Sergi Albert (Ferran), aunque también se produjeron algunos cambios en la gira del 2006 donde Julia Möller (Blanca), José Ricardo Truchado (Hassen) y Victor Ullate (Osman).

En el año 2007 se estrenó el alemán en el Opernhouse de Halle.

MÚSICA: Albert Guinovart
LETRAS: Xavier Bru de Sala

   

Existe CD de los mejores temas del musical en castellano y CD de los mismos temas en catalán cantados por el reparto que los estrenó. También se grabó en video y existe DVD de la versión en catalán con subtítulos en español de la estrenada en 1988 y también se editó DVD de la versión en español del año 1991.

Existe CD doble en catalán grabado en directo en el Teatro Nacional con el reparto que la estrenó y también se grabó en video para emitir por televisión, que se pasó por TV3, pero nunca se ha comercializado en DVD. De la versión en castellano de la reposición, no hay ni CD ni DVD.

Tres videos:

el Himno de los piratas de la versión de 1988 en catalán

y “Por qué llorar” con Julia Möller y Carlos Gramage en castellano en la versión de 2006 en Madrid

Otro video de la versión española con Sergi Albert en la Canción de Ferrán

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola