IBERIAN GANGSTERS

La corrupciön es el tema elegido por Julio Salvatierra para escribir esta pieza teatral en la que nos muestra un tema que tenemos cada día en los telediarios y sufrimos en nuestro país desde hace demasiados años. No coincido con el calificativo que le da el propio autor a la pieza considerándola un musical por incluir algunas canciones originales de Alberto Granados, porque un musical es a mi entender mucho más que eso.

El tema tiene más que suficientes elementos de partida para poder montar muchas historias, pero la que aquí se nos cuenta nos suena de sobra repetida y no consigue en ningún momento sorprender al espectador cansado de tantos casos de políticos, que como el protagonista de esta obra comienza en un partido de extrema izquierda hasta terminar en uno de derechas, enfangado en la corrupción, justificándose diciendo que si no se era él, se hubiese beneficiado otro.

Alusiones en los diálogos a la mafia como organización, la familia como núcleo, “El padrino” de Mario Puzo tratan de equiparar las similitudes aunque las proyecciones de imágenes de la España negra de Goya pueden llegar a distraer al espectador y a mi entender son perfectamente prescindibles, como algunas de las canciones que interrumpen la acción en un texto que parece encaminarse hacia lo humorístico pero da virajes bruscos hacia lo dramático y cuando ha conseguido conectar con la emoción, hace un fundido en negro para entonar una chirigota que nos descoloca como público.

En fin, una lástima, porque la historia podría funcionar y el arranque con un largo flashback que prácticamente abarca toda la función está bien pensado y la historia de Rafael Velasco (Chani Martín) el político que cambió de partido para estar con su pareja (Eva Martín) ya que le garantizaba mayor poder que el que le daría su minoritario partido y que deciden llamar a su hija Amanda (Clara Alvarado) en recuerdo al tema de Victor Jara, hija que se unirá a Vicente (Xavi Melero), un joven de su partido que le abrirá los ojos sobre la corrupción, creo que podría funcionar con un tratamiento dramático, pero al salpicarla con chistes facilones nos desconecta del drama y cuesta retomar la conexión con la historia.

En el reparto además de los citados están Miguel Angel Gamero e Iván Villanueva y a algunos de los intérpretes son conocidos intérpretes de otros musicales que aunque están muy bien como cantantes y a la altura de los temas que en diferentes estilos se les propone, destacando especialmente Xavi Melero y Eva Martín tanto en lo musical como en lo interpretativo, poco pueden hacer para levantar un libreto que carece de intriga y en lo musical rompe con el climax de una trama que no llega a interesar.

Por otra parte la música grabada de las canciones nuevas, como las bromas y guiños haciendo sonar “La vaca lechera” o “El hombre y la tierra” por citar dos ejemplos, rompen el tono de la pieza y perjudican la cada vez más endeble conexión del espectador con la historia.

TEXTO: Julio Salvatierra
DIRECCIÓN: Alvaro Lavin
MÚSICA ORIGINAL: Alberto Granados

Termino con un video de una canción que interpretaron en televisión promocionando el espectáculo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *