VALENCIANA

Los recientes trabajos firmados por Jordi CasanovasRuz –  Barcenas” y “Jauria” ponían sobre la mesa casos muy populares de los que el autor, sin tomar partido, se limitaba a  transcribir los famosos juicios, acercando aún más la realidad de lo ocurrido y concienciando al público de unos hechos, que por más que se hayan tratado en los medios, conseguía dar una visión de testigo de primera mano al espectador, ya que aquí se mostraban tal como ocurrieron.

Con este nuevo trabajo y por más que desde el principio las tres protagonistas repitan muchas veces que los hechos que se van a mostrar, no tienen ningún parecido con la realidad, ni con nadie conocido, la historias que se nos muestran tienen para todos otros nombres de los que se dan a los personajes.El título de la obra “VALENCIANA” ya viene a poner el dedo sobre uno de los elementos que divide a los valencianos y es la denominación por la que nos reconocemos como ciudadanos de una misma zona los que vivimos en las provincias de Alicante, Castellón y Valencia, que aunque en tiempos éramos “Valencia”, luego fuimos “Región Valenciana”, “Levante”, “País Valenciano”, “Reino de Valencia”, “Antíguo Reino de Valencia”, etc… y el autor en un mix de tanta nomenclatura nos denomina “Valenciana”.

La historia: Tres amigas periodistas en los años noventa se encargarán de diferentes trabajos. Encarna (Lorena López) entrará a trabajar con un político de Benidorm que ansía llegar al Partido en Madrid y contrata a Julio Iglesias para llevarlo como emblema de la Comunidad. Construirá un parque de atracciones en Alicante y se valdrá de la corrupción para escalar puestos en su partido. Tendrá un enfrentamiento con la directora de un periódico local que le costará el cargo a ella. Aunque se nos den otros nombres reconocemos fácilmente a Eduardo Zaplana, Maria Consuelo Reyna, Terra Mítica, etc.Ana (Rebeca Valls) trabaja en televisión y se ve atrapada por el escándalo del asesinato de unas niñas que fueron torturadas y violadas antes de morir y para conseguir la exclusiva de la noticia cuenta con el padre de una de las niñas y de una forma de tratar la noticia que desencadenó el “todo vale por conseguir audiencia” y aunque no se nombre el municipio de Alcásser ni se hable de Mercedes Herrero, no nos hace falta.

Valeria (Vanessa Cano) es la tercera amiga que se ve engullida por la vida nocturna de una serie de discotecas donde la droga y la música no tienen fin. La gente viaja miles de kilómetros cada fin de semana, para recorrer esa Ruta Destroy y aunque el tema que suene sea “Reality is not enough”, nosotros la traducimos por el “Exta-si, exta-no” de Chimo Bayo y reconcemos la ruta del Bacalao.Aunque estemos hablando de algo ocurrido en los años noventa, los que vivimos aquella época y en esta comunidad “valenciana”, con todo el daño que se nos ha hecho política y económicamente, dudo que la obra ayude a entender lo ocurrido y el hecho de querer incorporar algún elemento cómico o provocador puede resultar contraproducente y más cuando todo sigue demasiado reciente, con los asuntos aún en los tribunales.

Sin querer entrar más en temas políticos diré que la producción tiene una buena factura técnica y la puesta en escena, así como la iluminación y sonido no eran tarea fácil y se resuelven muy bien, además de contar con un reparto excelente en el que además de las mencionadas Rebeca Valls, Lorena López y Vanessa Cano, les acompañan Carles Sanjaime, Verónica Andrés, Toni Agustí, Enric Juezas, Paloma Vidal, Laura Sanchís, Juli Disla, Laura Valero y Carlos Amador.

TEXTO Y DIRECCIÓN: Jordi Casanovas

Terminamos con unos videos promocionales

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola