LOS MISERABLES, gira 25 Aniversario y Madrid

Con motivo del 25 Aniversario del estreno de “LES MISERABLES, el musical”, Cameron Mackintosh pensó celebrarlo a lo grande, con una nueva producción que comenzaría la gira en París, donde nació el musical, para seguir por todo el Reino Unido y terminar la semana en que se cumplía el Aniversario, en el Barbican que estrenó la versión definitiva del musical.

Las dos primeras notas de la Obertura y la primera imagen ya  me hicieron descubrir que era cierto, estábamos ante unos nuevos Miserables, TOTALMENTE NUEVOS. Escenarios, trajes, orquestaciones, coreografías, en fin… todo. Ya no hay plataforma giratoria. No hay canteras en las que están trabajando los presos al principio, etc. etc. Era como un guiño al espectador, como diciendo: “¿Creías saberlo todo de Les Mis?… te equivocabas”. En fin, mi escepticismo al principio me hacía ser muy frío y racional analizando cada cambio:02 Ashley Artus as Thenardier and the company. Photo Credit Catherine AshmoreEl arranque está mejor. Madalena Alberto no me gustó como Fantine. Valjean por fin suena excelentemente con John Owen Jones que en el Queens Theatre mi última vez sonaba pobre y ahogado por la música. Javert está impresionante con Earl Carpenter que ya me atrapó años atrás en Phantom of the Opera. Katie Hall compone una Cosette lírica y dulce a la vez. Rosalind James como Eponine está bien, pero sin pasarse. Ashley Arthus y Lynne Wilmopt como el matrimonio Thenardier no me acabaron de gustar. Gareth Gates saca adelante su Marius y en su “Empty chairs at empty tables”, con la emocionante nueva puesta en escena, me emocionó lo indecible, hasta hacerme saltar las lágrimas.

En fin, terminé totalmente rendido a este nuevo montaje que nos da un musical más fresco, renovado, con un uso de la luz y los colores excelente. Ah y los nuevos arreglos se agradecen, está bien que suene la melodía nueva, pero sin traicionar la base musical de siempre. Salí tan impresionado de esta nueva versión que repetí a los dos días y siguió gustándome y con el subidón de que en un par de días me esperaba el montaje en plan concierto que iba a darse en el O2, con un reparto de antología. Ese mismo fin de semana terminaban las representaciones en el Barbican y desmontaban para llevarlo a Madrid, primera ciudad de fuera de Inglaterra que acogería este nuevo montaje.

Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Dije que me temía lo peor con la adaptación al español de un texto que casi lo sabes de memoria en inglés y por lo que se había filtrado en algún video y demás, pero me retracto. Estuve en la función de tarde del Lope de Vega de Madrid, aún en previas y debo admitir que la adaptación actual es una obra maestra si la comparamos con la de 1992. No es perfecta, pero está muy bien. Es más fiel al original y es más fuida.

Esta adaptación no tiene giros como lo de “Perdonadme, mis amigos” que no diríamos nadie, pero aún me rechinan acentos como “sifilís”, en vez de “sífilis”, palabras cortadas como “ba-tallón” y giros afrancesados como “joie de vivre” que jamás diría un vulgar tabernero como Thenardier. La estrofa de “La canción del pueblo” que comenté en otro post hablando de la adaptación, ahora es perfecta, de hecho consiguió emocionarme, al contrario que “Sale el sol” que me sacó de la historia en cuanto oí la frase, porque es el más desafortunado e innecesario cambio del original. Lo de los números me resultó curioso ya que Jean Valjean no es el 24601 sino el 23623 porque “caen mejor las notas”….. bueno, pero ¿y por qué en un texto hablado dice Valjean a Javert “Estaré en el 57 de la Rue Plummet”?, ¿también han renumerado la calle?. ¿No vivian en el número 55?. En fin, tonterías de frikis que dirán algunos.La producción es la misma que cerró el mes pasado en el Barbican. La orquesta suena estupenda. La adaptación al español está trabajada. ¿Entonces?. Como siempre, nuestro talón de Aquiles, el cast. Recuerdo una amiga mía hace muchos años cuando íbamos a Londres que decía: “Es que en Los Miserables sale tanta gente, que es imposible que estén todos bien”. Es cierto, es un gran cast y es prácticamente toda cantada, pero hay papeles que son claves.

No quiero entrar a juzgar a todo el cast, pero diré que Gerónimo Rauch compuso un Valjean muy digno, Daniel Diges dio a Enjolras la fuerza vocal que exige el personaje, Enrique del Portal y Eva Diago estuvieron perfectos en todos los sentidos y Guido Balzaretti como Marius aguantó muy bien. Ignasi Vidal sin embargo comenzó flojo, pero luego se creció y vocalmente en sus dos piezas más importantes “Stars” y el suicidio estuvo correcto, si bien cruzó por mi mente la idea de cómo hubiera estado con Sergi Albert. Ahora hablemos de las chicas: Virginia Carmona como Fantine y Talia del Val como Cosette gritaban demasiado en vez de modular y proyectar la voz, mientras que Lydia Fairen como Eponine cruzando el escenario de un lado a otro como una exhalación, cantando a velocidad de vértigo “On my own” (ahora muy bien traducida como “Para mi”), distraía y le restó intimismo al tema, aunque quizá sea cosa de dirección.Javert Ignasi VidalEs cierto, están  en previas, pero algunos papeles necesitan mucha dirección, porque si no fijan el personaje ahora, cuando ya hayan pasado los nervios del estreno, todo se relajará y sólo podrá ir a peor. Es un gran musical. Es una gran producción. El teatro estaba a reventar. Y es una obra a recomendar porque a quien la viera en su día le va a gustar y a quien no, no le decepcionará.

Solo hacer la salvedad para aquellos devotos del musical, que la hayan visto muchas veces fuera de España, que sepan que la cultura, nivel y base de musicales que tenemos, aún dista mucho de la que tienen en otros países que nos llevan años de ventaja. Que esta producción es más que digna, pero que no se engañen y entren al teatro esperando encontrar un Marius mejor que Michael Ball, una Eponine mejor que Lea Salonga, o una Cosette mejor que Judy Khun, ellos fueron llamados el “dream cast” y nunca coincidieron a la vez en un teatro. Poco a poco vamos construyendo afición, cultura y base con la que ir mejorando. Precisamente en los musicales no basta con saber cantar o actuar. Hay que saber cantar, actuar, a ser posible bailar y si puedes tocar además un instrumento, mejor. Y eso, no se consigue de la noche a la mañana, ni hay ninguna tienda a la que se pueda entrar a comprar tres cursos de interpretación, dos años de canto y cinco de baile.

cd 2010

 

 

 

 

 

 
Se ha puesto a la venta el CD con el reparto original de Madrid, grabado en vivo en el Teatro Lope de Vega.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola