ON THE 20th CENTURY en el Union Theatre

Hoy he estado en el fringe theatre mas fringe de todos los fringes. Me ha invadido cierto temor cuando al entrar en la sala, por llamarla de alguna forma, me he encontrado con una especie de almacen abandonado, lleno de maletas esparcidas y amontonadas al tun tun y con muchas telarañas por las paredes. Era mi primera visita al  Union Theatre.

Confiaba en la obra. “On the 20th Century es un musical que rinde homenaje a la comedia de enredo, al cine mudo de las persecuciones disparatadas de Mack Sennet y al musical clasico, que aunque parezca una propuesta muy ambiciosa, que lo es, Cy Coleman, autor a descubrir tras tanto autor novel e intentos de musicales originales, sale mas que triunfador en su empeño.

La formacion orquestal como era de suponer, era reducida, pero me ha impactado lo bien que sonaban los temas, cómo unos arreglos sencillos sabían sacar a la partitura toda su garra, tan solo un piano, dos saxo altos, un saxo soprano, un saxo tenor y un saxo baritono han sido suficientes para ir desgranando una tras otra las melodias, de las que sales tarareando al abandonar el teatro.

Una mirada al programa me hace darme cuenta de que el nivel actoral y vocal de los interpretes es muy bueno y me lo ratifica el hecho de descubrir que la loca Sra. Pimrose de la obra (Valda Aviks) fue la abuelita de Into the woods en el Open Air este verano pasado, Lily Garland (Rebecca Vere) fue Meredith Parker en Batboy y estuvo en el South Pacific del National Theatre, en fin que el que no habia estado en Cats, estuvo en Lord of the Rings o Aspects of love, Spring awakening, Rocky Horror, etc. etc. vamos que no eran novatillos que digamos y se notaba.

El teatro desvencijado con tres filas de butacas, tres, que se movian con la gente cuando se reia y un grupo de actores con una entrega, que no tiene nada que envidiar a los que puedas ver en un teatro del West End. Una produccion con una coreograf’ia de los personajes y los elementos, que nos lleva de un compartimento a otro, o de un numero musical al siguiente, de una forma perfectamente estudiada, resaltando con la iluminacion los momentos de flash back, o de abstraccion de los protagonistas, que consiguen que el musical tenga ese ritmo endemoniado de las peliculas de enredo.

Una maravilla ver la entrega de los actores, dándolo todo en escena, en un teatrito como este y es que cuando el nivel es alto y en Londres hay tanto profesional que sabe estar con dignidad en un escenario, no hay que andarse con divismos o tonterias. Ojalá alguna mente avispada se de cuenta del potencial de este musical y la recupere para el gran publico en un teatro, con un plazo mas largo para que llegue a mas gente.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola