KING AND I, Leicester 2011

No es ningún secreto para los habituales de esta página, que Rodgers y Hammerstein son para mi, casi los creadores del musical en el concepto tal como entendemos el término de “teatro musical”. Por supuesto que cuando me chivaron que habia un montaje de King and I en un teatro de Leicester y vi las fotos de la producción, me fue imposible resistirme a poder juzgarlo de primera mano, sin contar con todos los inconvenientes que podria encontrar enfrentándome de nuevo a este musical.

Empezando porque el Teatro no estaba en Londres sino en Leicester, a una hora y veinte minutos en tren, además de que no conocía a nadie del reparto y era una producción que me llegaba después de otras muchas que me habian gustado, unas más que otras, desde la carismática que vi años ha en Londres con el original King of Siam, el insuperable Yul Brynner, a la que vi más tarde con mi adorada Elaine Paige, que en esa ocasión estuvo para mi gusto desacertada, seguida por la produccion del Royal Albert Hall el 2010 con Maria Friedman, que me entusiasmó por la espectacular puesta en escena, en un espacio tan enorme como es el Albert Hall.
72675_181956085150568_119085154770995_658854_1115519_nLas fotos de producción del Curve Theatre de Leicester prometían, pero había que verla porque una imagen, muchas veces es un flash de un momento, entresacado de entre un millón de momentos y no es más que un punto aislado, que no siempre hace justicia al global del espectáculo, del mismo modo que un trailer no refleja la realidad de lo que luego te encuentras muchas veces en la película.

En el caso del Curve Theatre, ya de por sí el teatro es espectacular. Todos los camerinos, atrezzo de la obra, vestuario, etc. están visibles desde los pasillos que rodean al escenario, por donde pasea el publico antes de la función, lo curioso es que ese espacio “publico”, cuando llegan los actores a prepararse para la funcion, bajan unas planchas metálicas desde el techo que dividen y separan el lado publico del privado, dando intimidad a los actores.
155649_181956161817227_119085154770995_658856_6851329_nSi el diseño del teatro era original, moderno y bonito, además te permitía ver las partes en las que se estaban preparando los decorados para montajes posteriores. No tengo palabras para describir el mimo con el que estaba cuidada esta producción. La orquesta en escena, casi invisible delante de la silueta de la ciudad de Siam,  todos los músicos vestidos de negro, se hacían casi transparentes para el publico.

Las coreografias y composición de escenas en un espacio enorme con tanta esposa, hijos, orquesta, Anna, el Rey, etc. etc. etc. estaban tan perfectamente estudiadas que sólo eras consciente del brutal trabajo que había detrás, cuando las ves surgir con tal espontaneidad y observas cómo han sabido combinar los colores vivos del vestuario de los actores y actrices con el de las luces o el mobiliario con un gusto tan exquisito que te hace rendirte a la producción.
tn-500_k5-120.jpg.pagespeed.ce.S3pJL1t2bXoCtq7hTy03El movimiento de paneles que cruzan el escenario de lado a lado, partiendo cada uno de un extremo y terminando en el opuesto a velocidad suficiente para cambiar la escenografía posterior, de forma que cuando ambos paneles han llegado a su destino, el escenario ha cambiado completamente, además del uso de sombras chinescas, etc. etc. etc.

A nivel actoral la protagonista Janie Dee a la que entonces no conocía y luego he podido ver en el mismo teatro interpretando “Hello Dolly” o en el West End con Angela Lansbury en “Un espíritu burlón” (Blithe spirit), aquel día debía tener algun catarro ya que a pesar de tener una bonita voz, alguna nota y cuando digo alguna puede que fueran cinco o seis veces en toda la obra noté que no llegaba bien al tono, pero lo sabía disimular con bastante profesionalidad.

En cuanto al Rey, Chook Sibtain, vocalmente y como actor daba la talla, costaba aceptar la imagen de un rey con una melena lacia acostumbrados a la tradicional del icono del rey de Siam. La pareja joven Tup-Tim (Claire-Marie Hall) y Lun Tha (Adrian Li Donni) se llevaron el gato al agua descaradamente. Soberbios. El “I have dreamed” o “We kiss in a shadow” fueron de matricula de honor cum laude.156636_181955631817280_119085154770995_658838_2835961_n

En conjunto una producción que no me importaría repetir si estuviera en cartel en el West End cuando volviese en otra ocasión, pero lamentablemente termina el día 15 de Enero de 2011, tras prorrogar debido al enorme éxito de crítica y público.

Están anunciadas para el mes que viene “LOS PARAGUAS DE CHERBURGO” y para Julio “WEST SIDE STORY”. Si estuviera por aqui en esos meses serían desde luego una importante opcion, ya que aparte de que la ciudad de Leicester te permite cambiar de aires,  si el resto de montajes están a la altura de éste, merece la pena hacerles una visita. Arriesgas poco.

Inconvenientes. El viaje en tren es caro ya que la ida y vuelta en el día estâ alrededor de 50 libras, pero también las entradas del teatro son mucho más baratas que en el West End ya que puedes comprarlas por Internet a 26 libras.

Avisados quedáis.

 

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola