CHARLES STROUSE, músico

Nació el 7 de Junio de 1928 en New York. Se graduó en la Escuela Eastman de Música, donde fueron sus maestros entre otros Aaron Copland y David Diamond.

Compone la música para Bye bye Birdie, su primer musical. Lee Adams es el letrista que le acompañará en casi todos sus trabajos, de forma que cuando no se indique lo contrario, las letras son de Adams. El estreno en Broadway fue todo un bombazo donde estuvo en cartel más de 600 funciones. En el reparto original estaban los hoy clásicos Dick Van Dyke y Chita Rivera. Además dio al músico el premio Tony a  la mejor partitura para un musical, que algunos consideran  la precursora del musical rock que vendría después.

En 1962 con un libreto de Mel Brooks estrenó  All american que no tuvo el éxito de la anterior. En 1964 trabaja con un libreto de Clifford Odets llamado  Golden boy como vehículo para Sammy Davis, jr., que interpretaba a un boxeador negro que se subía al ring como medio de escapar del ghetto en el que vivía. El director fue nada menos que Arthur Penn y dió en Broadway 568 funciones.

Es curioso ver que su siguiente musical con el título de It’s a bird, it’s a plane, It’s Superman reunió en 1966 a David Newman y Robert Benton el famoso dúo de guionistas que más tarde escribirán películas famosísimas como Bonnie & Clyde, Superman o El día de los tramposos (There was a crooked man). La dirección corrió a cargo del prestigioso Harold Prince, pero no resistió más de 128 representaciones en Broadway, a pesar de que luego ha tenido muchas reposiciones e incluso en su fecha se grabó un especial televisivo, bastante recortado, con una joven Lesley Ann Warren como Lois Lane.

En 1970 estrenó el musical Applause, basado en la multipremiada película de John Mankiewicz Eva al desnudo (All about Eve) , encargándose Lauren Bacall del papel protagonista que en cine hiciera Bette Davis. Con libreto de los reconocidos Betty Comden y Adolph Green, ganó entre otros el premio Tony al mejor musical y estuvo en Broadway durante 896 representaciones. Asimismo se grabó para emitirse por televisión con Lauren Bacall y Larry Hagman en los papeles principales, aunque nunca ha sido editada en DVD.

En 1972 estrenó en Londres I and Albert, basada en la vida de la Reina Victoria de Inglaterra y su esposo el príncipe Alberto. Fue un fracaso que estuvo tres meses en cartel y nunca se exportó a Broadway. Sarah Brightman, la futura señora de Lloyd Webber, debutó a los 13 años en el West End con este musical.

En 1977 escribió la música y Martin Charnin las letras de las canciones de su musical de mayor éxito Annie.

En 197ó estrena otro fracaso absoluto que sólo resistió una función, llamado A Broadway Musical.

Su siguiente musical con David Rodgers como letrista, estuvo  basado en la película Charly que le dio el Oscar en 1968 al actor Cliff Robertson, que interpretaba al deficiente mental que se somete a un tratamiento científico para mejorar el desarrollo de su cerebro. Comienza compitiendo en el laboratorio con un ratón,  que le gana al principio y poco a poco observa que con la medicación que se toma obtiene sorprendentes avances. De repente un día se da cuenta de que el ratón empieza a perder sus habilidades y la medicación ya no surte efecto, con lo que por deducción Charly descubre que su final será el mismo. El musical se estrenó en Broadway como Charlie and Algernon y solo aguantó 17 funciones. La obra se estrenó en Londres con el título de Flowers for Algernon protagonizada por Michael Crawford, que jugueteaba en escena con el ratón, haciéndolo pasar de una mano a la otra recorriendo sus brazos y cruzando por detrás del cuello y el público quedó impactado por la escena, de tal forma que el mismo Crawford, repitió muchos años después la misma  escena  interpretando un personaje totalmente distinto, en el musical The woman in White.

En 1981 quiso probar suerte escribiendo una segunda parte de su primer musical y así estrenó Bring back Birdie que tras 31 previas, cuando estrenó sólo hizo cuatro funciones. Donnald O’Connor y Chita Rivera fueron los protagonistas, repitiendo esta última su papel como Rosie de Bye Bye Birdie, por la que fue nominada al Tony a la mejor actriz en un musical.

Nightingale considerada como una ópera para niños, la estrenó en 1982 en el off-West-End con Sarah Brightman de protagonista. En esta ocasión el propio Strouse escribió el libretto, letras y música. Se trataba de una adaptación de un cuento de Andersen sobre un emperador chino que aunque tarde, descubre que el dinero no trae la felicidad.

En 1983 otro fracaso sonado. Con libreto, letras y dirección de Alan Jay Lerner estrena Dance a little closer, con un argumento antibeliciste en el que coinciden en la vispera de año nuevo en un hotel de montaña un grupo de personas bastante atípicas, cuando se ha anunciado un ataque nuclear que puede ser el fin del mundo.  En el reparto Len Cariou, Liz Robertson y Brent Barrett entre otros.

Sus otros musicales Major (1985) de los que se ocupó de música y letras, no salió del off-Broadway, Rags (1986) con letras de Stephen Schwartz no tuvo más que cuatro representaciones, Annie: Mrs. Hannigan’s revenge (1992) fue otro descalabro al intentar hacer una segunda parte de Annie, como le pasó con la segunda parte de Birdie, Nick & Nora (1993) con libreto de Arthur Laurents y letras de Richard Maltby, jr. basándose en la pareja de detectives de las películas The thin man que crease Dasiell Hammett, tuvo nueve representaciones, o Annie Warbucks (1993) nuevo intento de darle una segunda parte  a Annie, fue otro fracaso.

Su último musical Minsky, ligeramente basado en la película de 1968 The night they raided Minsky, para la que ya compusiera la banda sonora Charles Strouse en su día, tiene un libreto de Bob Martin y las letras son de Susan Birkenhead. Estrenado en 2009 en Los Angeles,  los productores dijeron que querían transferirlo a Broadway para la temporada 2009-2010, aunque los últimos rumores parecen confirmar que se está estudiando la forma de estrenarlo a primeros del 2011 en el West End de Londres.

Charles Strouse ha escrito música de cámara, sinfónica, ópera, conciertos de piano y música para películas como Bonnie & Clyde (1967) de Arthur Penn, The night they raided Minsky (1968) de William Friedkin, There was a crooked man (1970) de Joseph L. Mankiewicz, Just tell me what you want (1980) de Sidney Lumet, Ishtar (1987) de Elaine May, y las canciones para All dogs go to Heaven (1989) de Don Bluth.

Está casado con la coreógrafa y directora Barbara Siman con la que tiene cuatro hijos.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola