Alan MENKEN, músico

Nacido el 22 de Julio de 1949 en New York, en el seno de una familia judía, mostraba una  especial inclinación por la música. Estudió piano y violín. Entró en la Universidad de New York para estudiar medicina, ya que su padre, su abuelo paterno y 3 de sus tíos eran dentistas, por lo que parecía destinado a ser un “sacamuelas” más, pero por suerte para nosotros, pronto decidió encauzar sus estudios hacia la música y trabajó en clubs, acompañando a artistas al piano y componiendo jingles comerciales.

Su familia era muy aficionada a los musicales. Menken confesó: “Solíamos esperar a que mi padre se sentase al piano y mientras él tocaba, nosotros cantábamos. Mi casa estaba llena de la música de Rodgers & Hart, de los hermanos Gershwin, Lerner & Loewe, Rodgers & Hammerstein, Frank Loesser y todos los grandes compositores de Broadway. Desde bien niño descubrí el poder del musical con “My Fair Lady”, “Fiorello”, o “The Sound of Music“.

Alan Menken y Howard Ashman

Tras terminar sus estudios en la Universidad de New York trabajó con el director del Musical Theater Workshop y a su vez asistía a las clases de ballet para acompañar al piano a las bailarinas en prácticas y fue donde conoció a Janis, su mujer, con la que tiene dos hijas.

Su objetivo en la música era convertirse en un cantautor como sus admirados Billy Joel, Elton John o James Taylor y aunque el teatro musical no entraba en sus planes, por dar gusto a sus padres acudió a una audición convocada por BMI y allí entre músicos, letristas y libretistas, se dio cuenta de las posibilidades de escribir para personajes, adaptar historias y decidió encaminar sus miras hacia el teatro musical.

little shop

Una escena de la versión para el cine de “Little shop of horrors”

En 1979 Howard Ashman, director artístico del pequeño WPA Theatre, buscaba un compositor con el que trabajar en un musical llamado “God bless you, Mr. Rosewater” y fue Lehman Engel, director del BMI donde trabajaba Menken, quien se lo recomendó a Ashman, dando pie a una colaboración que conseguiría reconocimiento y triunfos, impensables en su momento. En 1982 Menken & Ashman estrenaron en el off Broadway su musical “La tienda de los horrores” (Little shop of horrors), recibiendo muy buenas críticas. En el musical uno de los personajes principales es dentista y tiene un número divertidísimo, quizá un guiño a la profesión de la que Menken escapó.

David Geffen les compró los derechos para llevarla al cine y Menken escribió para la película  una nueva canción “Mean Green Mother from outter space”, para optar a los Oscar de 1986 como mejor canción original y aunque fue nominada, no ganó. Tras algunas previas de la película, con los niños asustados por el desenlace con las plantas adueñándose del mundo, el productor obligó a rodar un nuevo “final feliz” y la reestrenó de nuevo. Habría que esperar al año 2003 para ver un revival del musical en Broadway con su final original.

weird-romance

Un despiste de un empleado de la productora hizo que se incluyera en el DVD como extra el final censurado. Tras enterarse, Geffen ordenó retirar todas las copias del mercado, convirtiendo esa edición en pieza de colección en ebay, alcanzando cifras de escándalo, hasta que finalmente la aparición de la película en Blu Ray, terminó con el negocio de algunos al incluir el final original. En 1983 Menken recibió el premio de la BMI Career Achievement por su trabajo en pos del teatro musical por sus obras “Little Shop of Horrors, “God Bless You Mr. Rosewater”, “Real Life Funnies”, “Atina: Evil Queen of the Galaxy” o “Patch, Patch, Patch”. 

Más tarde en 1987 compuso una adaptación de “The Apprenticeship of Duddy Kravitz, con letras de David Spencer, con quien repetiría en 1992 en el musical “Weird Romance”, que también le produciría la WPA Theatre. El siguiente salto a la fama le llega a través del contrato que firma con Disney para trabajar con Howard Ashman, componiendo canciones para sus películas de dibujos animados, que en su  primera colaboración “La sirenita” (The Little mermaid) en 1989, les daría el Oscar a la Mejor Banda Sonora y a la mejor canción original por “Under the sea”, aunque también estaba nominada “Kiss the girl”, de la misma película.

Alan Menken con Howard Ashman trabajando en "Beauty and the Beast"

Alan Menken con Howard Ashman trabajando en “Beauty and the Beast”

Tras el enorme éxito obtenido, Disney les dio carta blanca para su siguiente proyecto, “La bella y la bestia” (Beauty and the beast), acometiéndolo como un musical clásico de Broadway, con su número fuerte de arranque con la presentación del personaje principal,  que les reportó en 1991 dos nuevos Oscar a la Mejor Banda Sonora Original y Mejor canción original por “Beauty and the beast”, que con “Belle” y “Be our guest” consiguió tener nominadas 3 de las 5 candidatas al premio en dicha categoría.

Alan Menken también escribió la música para un documental televisivo “Lincoln” basado en la vida del presidente americano y en 1990 escribió la canción “The measure of a man” para la película “Rocky V”, cuya banda sonora compuso Bill Conti. En 1992 fue contratado para escribir la canción “My Christmas tree” para la película “Solo en casa 2: Perdido en Nueva York” (Home Alone 2: Lost in New York), de cuyo score se ocupó John Williams. El mismo año escribió la banda sonora y canciones para la película de Disney Newsies, protagonizada por Ann Margret, Robert Duvall y un jovencísimo Christian Bale,  contando con Jack Feldman como letrista.

newsies4

Una escena del musical para el cine “Newsies” que luego llegaría al teatro

Howard Ashman, víctima del sida no pudo terminar el trabajo en su siguiente película Disney Aladdin y contrataron a Tim Rice para que escribiese las canciones que les faltaban para terminar el score. Esta nueva película volvió a dar en la diana y consiguió dos nuevos Oscar el año 1992: a la Mejor Banda Sonora Original y Mejor Canción Original por “A whole new world” escrita por Tim Rice, aunque también estuvo nominada “Friend like me” de Ashman entre las 5 candidatas.

“Life with Mickey” fue la siguiente película no musical de Disney con Michael J. Fox para la que Menken escribió la música en 1993, a la que seguiría “A Christmas Carol, basado en el cuento de Charles Dickens, con letras de Lynn Ahrens que se estrenó en 1994  en el Teatro Paramount de New York,  con tal éxito, que se representó a lo largo de muchos años en la programación navideña del Madison Square Garden. Este musical fue adaptado en 1994 para televisión con Kelsey Grammer como el avaro Scrooge.

Alan Menken y Tim Rice trabajando en la película "Aladdin"

Alan Menken y Tim Rice trabajando en la película “Aladdin”

Disney se planteó conquistar Broadway y encargó la adaptación como musical teatral de la película “Beauty and the Beast”. Recurrieron de nuevo a Tim Rice para completar las canciones que faltaban para conseguir la duración de un musical de Broadway. Menken fue nominado al  Tony y Drama Desk por la música y adaptación musical cuando se estrenó en 1994, si bien no consiguió ninguno de ellos.

La siguiente película Disney para Menken fue “Pocahontas”, en la que trabajó con Stephen Schwartz como letrista y de nuevo acapararon los Premios Oscar de 1995 ganando el correspondiente a Mejor Banda Sonora Original y Mejor canción original por “Colours of the wind”. Cada vez que Menken acudía a los Oscar con una película Disney, era ganador indiscutible, habiendo logrado OCHO Oscar, 4 a la mejor Banda Sonora Original y 4 a la mejor canción, lo cual lo convertía en el ser vivo con mayor número de Oscar, además del tercer poseedor de más Oscar en su haber,  sólo por debajo de Walt Disney y Alfred Newman.

Alan Menken con Stephen Schwartz trabajando en "El jorobado de Notre Dame"

Alan Menken con Stephen Schwartz trabajando en “El jorobado de Notre Dame”

Los aficionados a las bandas sonoras y supongo la profesión se mostraban algo descontentos tras ver cómo se derrotaba a compositores clásicos como John Williams, Ennio Morricone, John Barry, Jerry Goldsmith, Dave Grusin, Marc Shaiman, Randy Newman o James Newton-Howard, entre otros y a raíz del último “pack” de Oscar para Menken, la Academia se replanteó la candidatura dividiéndo el premio en dos categorías, una para el mejor film dramático y otra para  mejor film de comedia o musical y en 1996, cuando Menken acudió con “El jorobado de Notre Dame“, en mi opinión su mejor score para Disney, fue derrotado por Rachel Portman y su música para “Emma”, con lo que la Academia roto el maleficio, tres años después, volvió al sistema de una única categoría para la música original.

The Hunchback of Notre Dame tiene para mi gusto el habitual defecto de las películas Disney de forzar un “final feliz” ya que es cine “familiar”, algo a lo que Menken está acostumbrado tras sus experiencias anteriores, debiendo “tragar” con que el príncipe de “La sirenita” se enamore de Ariel (nombre inventado para la película), cuando en el relato original quiere a otra mujer y la sirenita se sacrifica por él y muere al final…. También tuvo que permitir que ni Esmeralda, ni Quasimodo en vez de morir al final de la película, se marchasen saltando y cantando alegremente con Phoebus hacia la puesta del sol.

Una escena del montaje de "El jorobado de Notre Dame" en el Paper Mill

Una escena del montaje de “El jorobado de Notre Dame” en el Paper Mill

Menken pudo resarcirse de tamaño desaguisado argumentalmente hablando, escribiendo una adaptación musical para teatro, más fiel a la historia de Víctor Hugo, que curiosamente se estrenó en 1999 en Berlín, con críticas buenísimas, pero quizá el final dramático y el aire sombrío del musical, hicieron desconfiar a los productores de que tuviera éxito en Broadway y tras conocer una versión reescrita en 2015 que se estrenó en el Paper Mill, confiando en poder llevarla a Broadway, se confirmó que finalmente no llegaría a Nueva York.

El año 1997 fue el año de King David ambicioso proyecto encomendado a Menken y Tim Rice de escribir un espectáculo musical completamente cantado, pretendiendo estrenarse para celebrar el 3000 aniversario del nacimiento de la ciudad de Jerusalem. Escrito para gran coro y orquesta, ante la imposibilidad logística de montar semejante obra al aire libre, les obligó a replantearse el musical como un oratorio, que se representó en 1997 semi escenificado en nueve únicas funciones, en el recién restaurado New Amsterdam Theatre de New York. La obra duraba dos horas y cuarenta y cinco minutos y de ella sólo queda un CD grabado en vivo, con algunos temas y no hay planes de estrenarla en Broadway.

Estreno de "King David" en el New Amsterdam Theatre en 1997

Estreno de “King David” en el New Amsterdam Theatre en 1997

Ese mismo año trabajó en la película de dibujos “Hércules” que no tuvo el éxito de las anteriores, si bien consiguió una nominación al Oscar por la canción “Go to distance”, derrotada por el efecto “Titanic” y la canción “My heart will go on”, que en la voz de Celine Dion llenó de dólares los bolsillos de James Horner, como hizo en su día para Menken el single de la canción de “Beauty and the Beast”, cantado por Celine Dion y Peabo Bryson.

El año 2003 se estrenó la atracción Aladdin: a musical spectacular en el parque Disney de California, en el teatro Hyperion, basado en la película de dibujos Disney, con las canciones de Menken, Ashman y Rice y con una duración de 45 minutos, que sigue en cartel a día de hoy. Sus siguientes trabajos fueron para la película de dibujos “Home on the range” en el 2004 y las bandas sonoras para las películas “Noel” con Susan Sarandon y Penélope Cruz y “The shaggy dog” con Tim Allen y Robert Downey Jr.

Una escena de la simpática película "Encantada"

Una escena de la simpática película “Encantada”

Debiamos esperar hasta el 2007 cuando con “Enchanted” nos devolvió el Alan Menken de temas inspirados, en una película musical que mezclaba escenas animadas con otras de acción real, con multitud de guiños para los amantes del musical y que recibió buenas críticas, sin llegar a las de la “época dorada Menken & Ashman”. Fue nominado al Oscar a la mejor canción por tres de las 5 candidatas, “Happy working song”, “So close” y “That’s how you know” que fueron derrotadas por la excelente balada “Fallin’ slowly” de la película de pequeño formato “Once”.

El 2008 estrenó en Broadway la adaptación a musical teatral encomendada por Disney de la película “La sirenita” (The Little mermaid), con Sierra Boggess, Norm Lewis y Sherie Renee Scott, incorporando nuevas canciones con letras de Glen Slater, que cerró en 2009 al no obtener el éxito esperado, aunque tuvo otra versión reducida en 2012, que se estrenó en Holanda y ha estado de gira.

Ian Lavender, Patina Miller, Whoopi Goldberg y Simon Webbe en "Sister Act"

Ian Lavender, Patina Miller, Whoopi Goldberg y Simon Webbe en “Sister Act”

Sister Act es el musical teatral que le encomendó Stage Enterteinment y Whoopi Goldberg basado en las películas protagonizadas por la actriz, que puntualmente apareció en algunas representaciones encarnando a la Madre Superiora. En este musical volvió a trabajar con Glen Slater como letrista y aunque tuvo sus primeras previas el 2006 en Pasadena, terminó estrenándose en el West End londinense en Junio de 2009 con Patina Miller de protagonista, permaneciendo cerca de año y medio en cartel, para saltar a Broadway en 2011, con algunos cambios en las letras y una canción nueva, dirigida por Jerry Zacks, consiguiendo una nominación al Tony para Patina Miller, como mejor actriz en un musical, que no ganó.

Su siguiente trabajo para el cine fue en el 2010 con la película de animación “Enredados” (Tangled), basada en la historia de Rapunzel de los Hermanos Grimm, con su ya habitual Glen Slater en las letras. También escribió la música para “Mirror, mirror” en el 2012 y para la nueva versión con personajes reales de la película musical “La Bella y la Bestia”, dirigida por Bill Condon, estrenada en 2017 con nuevas canciones de la que puedes leer más en este enlace.

Alan Menken al piano con Glen Slater en los preparativos del musical "Leap of faith"

Alan Menken al piano con Glen Slater en los preparativos del musical “Leap of faith”

En cuanto al terreno de los musicales teatrales estrenó “Leap of faith”, con letras de Glen Slater y Raúl Esparza de protagonista, que fue un fracaso de taquilla, mientras que “Newsies” la película musical, se estrenaba en Broadway en principio por una temporada limitada y su éxito obligó a prorrogar permaneciendo más de dos años en cartel. Su siguiente musical fue la adaptación de la película de animación “Aladdin” y en Diciembre de 2016 estrenó “A Bronx tale” otro musical basado en la película del mismo título.

En 2014 compuso con Glen Slater las canciones de la serie televisiva musical “Galavant“, con score de Christopher Lennertz, que no tuvo el éxito esperado, quizá al dividir en ocho episodios la serie, de unos 20 minutos de duración cada uno, que dificultaban el llegar a engancharte con la serie, pero aún así tuvo una segunda temporada y fue muy valorada por los fans del musical.

Una escena de la serie televisiva musical "Galavant"

Una escena de la serie televisiva musical “Galavant”

En 2015 consiguió estrenar en Canada un musical de su primera época “The Apprenticeship of Duddy Kravitz“, con letras de David Spencer. Entre sus próximos proyectos está trabajando en una adaptación a musical de la película “Corrina, Corrina”, con letras de Brian Yorkey. También tiene entre manos “Happy Trails” un musical sobre Roy Rogers y Dale Evans que llevaría letras de Glenn Slater y el libreto será de Marshall Brickman.

También está confirmado que está trabajando con Stephen Schwartz en la secuela de la película “Encantada” que se llamará “Desencantada” y en las nuevas películas de acción real “La sirenita” donde además de las canciones existentes habrá nuevos temas Lin-Manuel Miranda y de “Aladdin” donde está trabajando con Benj Pasek & Justin Paul. Vamos que no le falta trabajo…. aunque de momento no hay fecha de estreno para ninguno de estos proyectos.

Os dejo un video del concierto que dio con sus grandes éxitos para Disney en el 2013

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 16 abril, 2015

    […] que sus protagonistas van de hábito. La espectacularidad reside en las fantásticas canciones de Alan Menken y Glenn Slatter con un aire de los 60/70 que a medida que progresa la obra van subiendo el ritmo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola