SCANDALOUS

Scandalous: The Life and Trials of Aimee Semple McPherson es el título del musical que con el nombre de “Saving Aimee” se estrenó el año 2005 en The White Plains, New York Perfoming Arts Center, posteriormente se revisó y se pudo ver en el año 2007 en el Signature Theatre de Arlington, Virginia y más tarde, el pasado año 2011 en su penúltima producción, en el 5th Avenue Theatre de Seattle.

El musical se situa a principio del siglo veinte, centrándose en la figura de Aimee Semple McPherson, nacida el 9 de octubre de 1890 y fallecida en extrañas circunstancias el 27 de septiembre de 1944. También conocida como la Hermana Aimee, una canadiense-americana de Los Ángeles, y toda una celebridad mediática de la Iglesia Evangelista durante los años 1920 y 1930. Fundó la Foursquare Church y fue señalada como una pionera en el uso de la radio, que supo usar en sus encuentros con el público, imágenes con escenografías propias del cine religioso de Cecil B. De Mille. Afincada en Hollywood combinaba el entretenimiento popular, con las presentaciones de sus sermones semanales en el Angelus Temple.

Desde su infancia en la granja, leyendo a Shakespeare y haciendo preguntas sobre religión, que incomodaban a su madastra, su matrimonio con el predicador que la llevó a China, donde él murió casi al llegar, víctima de la malaria, su establecimiento como predicadora, abarcando varios campos en el terreno de la comunicación, hasta su polémica muerte, por ingerir una sobredosis de barbitúricos, además de también su misterioso secuestro, que algunos aseguraron que no lo fue y el posterior juicio, que tras algunas artimañas por parte de su madastra, consiguieron que un juez archivase el caso por error y los abogados hicieron lo mismo.

Sus inquietudes la llevaron a ser la primera mujer propietaria de una licencia de radio en Estados Unidos y sus viajes cruzando el país, así como el imperio que creó, en el que se incluían varios periódicos, así como su relación con personajes muy populares e influyentes de su tiempo, como el actor Charles Chaplin, la periodista Louella Parson o el magnate de la prensa William Randolph Hearst, sobre el papel parecían prometer una interesante historia, pero no termina de atrapar a la audiencia.

Resumiendo, un personaje carismático e influyente, cuyo rápido ascenso a la fama y sus escándalos amorosos, así como sus controvertidas opiniones, chocaban con la “santidad” imperante en el Hollywood de la época, que no podía consentírselo.

La actriz que ha representado el papel de Aimee, desde su primera puesta en un escenario en el año 2005, ha sido Carolee Carmello, que es la que lo estrenó en Broadway el 13 de Octure de 2012 en el Neil Simon Theatre, acompañada de George Hearn que tiene un doble papel, el de James Kennedy, padre de Aimee y el del Hermano Bob, otro predicador envidioso del creciente poder de Aimee, que luchará por desacreditarla.

Las canciones, desde la potente “Stand up”, en plan himno gospell, al principio del musical, hasta el “I have fire” final, son valga la redundancia, un caramelo para la Carmello, que pone toda la carne en el asador, tanto cantando como interpretando, saltándosele lás lágrimas en un par de ocasiones, de hecho ella es lo mejor del musical. George Hearn está completamente desaprovechado y el mayor problema reside en la historia, que a no consigue que nos involucremos en ella y sólo sobrevive por las canciones, que terminan demasiadas veces con una nota alta, mantenida largamente por la protagonista, en busca del aplauso del público, que por supuesto se lo damos.

El escaso público que había en el teatro y más contando que el día que fui, era un sábado por la noche, añadido al hecho de que las entradas, estén desde el primer día al 50% de descuento en Tickets, me hacen dudar de la permanencia en cartel de este musical. Sobre el papel parecía interesante, pero el tema de predicadores, tras el reciente fracaso de “LEAP OF FAITH“, de la mano de Alan Menken y con Raúl Esparza de protagonista, me hacen temer que tras más de siete años de trabajo preparando este musical, acabe fracasando también.

MÚSICA: David Pomeranz y David Friedman

LETRAS Y LIBRETO: Kathie Lee Gilford

No existe audio con las canciones de este musical

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola