DOGFIGHT, Londres 2014

Las temidas adaptaciones. Si se trata de nuestra película, cómic o novela favorita, es muy posible que nos asalten sentimientos ambivalentes ante cualquier noticia de adaptación. Por una parte estaremos ansiosos por ver el resultado, en un intento de disfrutar un paso más allá de aquello que en su momento nos hizo sentir o soñar, pero por otra parte no siempre estamos dispuestos a ceder ante ciertos cambios. Y además, ya sabemos que lo que funciona sobre el papel o en una pantalla, puede no funcionar sobre un escenario, o con una canción y viceversa.

Algo así me ocurría con “Dogfight” (La última apuesta),  el filme dirigido en 1991 por Nancy Savoca y protagonizado por Lili Taylor, musa del cine independiente de los noventa, y el malogrado River Phoenix. Una película intimista y profundamente conmovedora, que se convirtió instantáneamente en una de mis favoritas.
company-90398Así pues, mi listón era alto cuando tuve noticia del musical “Dogfight, el musical” y no sabía realmente qué esperar de ello. Ni siquiera sabía si tendría la ocasión de verlo, y una cosa es escuchar un CD y otra muy diferente es ver la obra. Te puede arrancar emociones muy dispares. Tenía en mente la experiencia previa del musical “Once”, otra bellísima historia de amor de distancias cortas, con más gestos y miradas que palabras. A pesar de su original puesta en escena, y de la ventaja de contar ya con aquellas fantásticas canciones en la película original, algo de su esencia original quedó en el camino en mi opinión, y “Once el musical” no me caló ni de lejos como lo hiciera el filme.

La experiencia fue totalmente diferente en esta ocasión.

“Dogfight” es la antítesis de “Un día en Nueva York” (On the town, 1949). Lo que en aquella era una divertidísima y despreocupada noche de romance y aventuras para los tres marineros de permiso y sus recién conocidas chicas, aquí se tiñe de juego cruel y sórdido para estos jóvenes Marines en su última juerga antes de partir hacia Vietnam. Apostemos quién consigue llevar la chica más fea al baile. Es en ese contexto en el que el Cabo Eddie Birdlace ojea a su presa, la inocente Rose, una joven camarera con muchos ideales y muy poca experiencia en la vida. La noche es larga y agridulce, y toma derroteros imprevistos para este dúo.
laura-jane-matthewson-as-rose-90399La productora Danielle Tarento vuelve a traer al Southwark Playhouse de Londres otra joya escondida de los grandes teatros y carteles luminosos del West End. Adoro las grandes producciones, pero la experiencia de este tipo de salas no sólo es recomendable, sino inolvidable. Sin la distancia ni las limitaciones de un escenario tradicional, estos espacios constituyen un auténtico lienzo en blanco donde obra y público se fusionan y la vivencia teatral y musical es más pura e intensa.

Este “Dogfight” londinense dirigido con precisión y dinamismo por Matt Ryan, brilla en todos los aspectos. Pero con la garantía de las canciones de Benj Pasek y Justin Paul, que se ajustan como un guante al libreto adaptado de Peter Duchan, la diferencia la marca en esta ocasión el acertadísimo reparto encabezado por Jamie Muscato (Eddie Birdlace) y Laura Jane Matthewson (Rose).

Laura Jane Matthewson es Rose y Jamie Muscato es Eddie

Laura Jane Matthewson es Rose y Jamie Muscato es Eddie

Matthewson está radiante, absolutamente cautivadora. Extrae toda la dulzura, el ingenio y la fortaleza interior de Rose, resultando más y más bella a medida que se muestra tal como es. Su voz limpia aporta una candidez y juventud más marcada que la de Lindsay Mendez en la grabación del cast original, y creo que eso favorece enormemente al personaje.

Muscato por su parte encarna de forma convincente y sutil a un Eddie que comienza mostrándonos su áspera coraza de joven bravucón, y paulatinamente va desnudando su frágil interior al toparse inesperadamente con la realidad de la vida y con su verdadero yo. Eddie tiene al principio todas las papeletas para hacerse odiar, pero Muscato le aporta la humanidad y la emotividad necesarias para que veamos esa transformación, y nuestra desaprobación se convierta en ternura.

Me rindo totalmente ante ambos, y espero con ganas volver a verles y oírles en papeles relevantes de futuras producciones.
Dogfight 2 Laura Jane Matthewson (Rose Fenney) Jamie Muscato (Eddie Birdlace) Photo Darren BellDe entre todo el excelente elenco, tanto en calidad vocal como interpretativa, también merece mención especial el trabajo de Rebecca Trehearn con el personaje de Marcy, quien muestra una de los rostros más agrios y desabridos de la obra, contrastando con la ingenuidad de la protagonista en un magnífico cara a cara durante la canción Dogfight.

En definitiva, este Dogfight seduce y emociona hasta las lágrimas, y bien merece el éxito y el favor de un público que sin duda no quedará decepcionado. Los únicos puntos negativos que se me pueden ocurrir son el periodo tan corto que estará representándose y la ausencia de CD  con el London Cast.

Dense prisa y no se la pierdan. Dogfight estará en el Southwark Playhouse hasta el 13 de septiembre de 2014. http://southwarkplayhouse.co.uk/index.php/the-large/dogfight/

MÚSICA Y LETRAS: Benj Pasek y Justin Paul

300_dogfight Dogfihht dvd
Existe el CD del audio del musical grabado con el reparto que lo estrenó en el Off-Broadway. La película también se publicó en DVD, pero quizá sea difícil de conseguir.

Os dejo con algunos videos de esta producción:

Laura Jane Matthewson cantando “Pretty Funny”

Algunos miembros de la compañía durante los ensayos


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola