HEY BOY, HEY GIRL

Acudí a ver “HEY BOY, HEY GIRL” a raíz de varios comentarios leídos de profesionales y críticos del sector que ponían este trabajo de La Joven Compañía por las nubes y debo reconocer que la experiencia me ha encantado. Comenzaré diciendo que por cuestión de horarios míos, tuvieron la deferencia de permitirme acudir a una función de las que hacen para colegios por las mañanas. La sala estaba al completo. Eran jóvenes, muchos y muy jóvenes, compañeros de clase que hablaban y reían unos con otros y me temí lo peor.

Cuando iba a comenzar la representación, apareció un miembro de la compañía, micro en mano, para recordar al público que apagasen los móviles y que recordasen que aquello no era un bar al que se iba a comer o beber, ni era un campo de fútbol en el que se comentan las jugadas con el vecino, sino que era un teatro en el que se debe silencio y respeto a los actores por su trabajo y … ¡fue mano de santo!. Los 100 minutos de la función pasaron sin más participación por parte del público, que la de las situaciones que provocaban lo cómico. Una maravilla. Esto es educar al público, ¿por qué no se hace también esto en el resto de teatros, en los que equivocadamente se supone que el público está ya educado y escuchas cosas como “yo no lo apago, total no me llamará nadie”, o “yo no sé cómo se apaga”.imageVolviendo al tema. El texto es una versión de Jordi Casanovas del “Romeo y Julieta” de William Shakespeare, pero si cambiamos los nombres a los personajes y no les llamamos Romeo, July, Benvo, Teval, la Capu y hablamos de los grupos sin mentar a los Mantecas y Kapeles por Montescos y Capuletos, la obra funcionaría igual y sería difícil encontrar similitudes con la clásica historia de amor. ¿Cómo sino podríamos imaginar “Romeo y Julieta” en un reality televisivo con referencias a “Gandía Shore” y con unos impetuosos jóvenes de hormonas alteradas, nivel cultural bajo y que se muestran como machitos y desvergonzadas jóvenes, de lenguaje y comportamiento de lo más vulgar?, pero ahí están las referencias para que reconozcamos a Fray Lorenzo o al resto de personajes y sus relaciones entre sí, para hablar de conceptos como el amor, la amistad y la lealtad en boca de jóvenes del siglo XXI.

La virtud de la adaptación situándola en un programa televisivo similar a “Gran Hermano”, para quien no conozca “Gandía Shore”, es traerla a una realidad de hoy, que entra a través de la televisión en cada hogar y en la que nos engañan y manipulan mostrândonos lo que quieren y ocultando lo que no interesa, con el fin de provocar morbo y aumentar las audiencias, haciéndonos creer que nos lo muestran todo y cimentando las simpatías o fobias de la audiencia hacia unas personas que han vendido su aparición en el programa a precio de escándalo y es bueno que los jóvenes sepan eso.imageEs realmente importante saber que detrás de esta producción están trabajando del orden de 50 personas, algunas de ellas como voluntarias y que los miembros de la compañía van de los 18 a los 25 años, salidos todos de las diferentes escuelas de Arte Dramático que hay en el país, ocupándose no sólo de actuar, sino de las coreografías, las elecciones de las músicas, la escenografía y que han encontrado respaldo en profesionales como Javier Naval que les ha diseñado el cartel y hecho las fotos promocionales, Juanjo Llorens que se ha ocupado del diseño de luces, la música es de Mariano Marín, incluso un actorazo como Javier Gutiérrez se involucró en el proyecto.

Estarán en el Teatro Conde Duque de Madrid hasta el 28 de Febrero de 2015, con funciones abiertas al público general los jueves, viernes y sábados a las 20 horas, aunque también como he comentado hacen pases especiales para colegios, para despertar el interés por el teatro en los más jóvenes, creando y educando al público del mañana, desde la seriedad y en propuestas que les interesen. Loable iniciativa y excelentes resultados. Enhorabuena.B9E46vRCAAAQIDn.jpg large

TEXTO: Jordi Casanovas en una adaptación tremendamente libre del “Romeo y Julieta” de Shakespeare.

Adjunto el video promocional, pero que no os llame a engaño, ya que entra en el juego del programa de televisión que critica.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola