SERRAT en concierto

Nuestra vida está marcada por una serie de personas, situaciones o cosas que sólo el paso del tiempo coloca en su lugar, porque aunque creíste encontrar el amor de tu vida o te emocionaste con aquella canción que cantabas a todas horas, llegó un día en que quizá otra ocupó su lugar, sencillamente la olvidaste, o en el peor de los casos llegaste a odiar, por eso el tiempo es el mejor aliado para dar el valor justo a las personas, situaciones o cosas importantes en tu vida.

Cuando fui hace muchos ańos a mi primer concierto de Paul McCartney, al verle salir a escena, me asaltó el pensamiento de que nunca hubiera imaginado poder estaba delante de aquel músico que había llenado tantas horas de ocio de mi vida, sin embargo en el concierto de Joan Manuel Serrat en el Auditorio FIBES de Sevilla, el pasado 7 de Mayo de 2015, fue distinto, me reconocí agradeciendo a aquel compañero de viaje que me enseñó a ver las cosas, descubriéndome cómo se puede conectar con la emoción a través de las palabras (“Te podría contar que soy muy pobre hoy, que por una sonrisa doy todo lo que soy, porque estoy solo y tengo miedo. Si tu fueras capaz de ver los ojos tristes de esa lámpara y hablar con esa porcelana que descubrí ayer y que por un momento se ha vuelto mujer” – Balada de otoño).

imageLa suerte de haber nacido en Valencia me ha dado la ventaja de poder vibrar con sus temas tanto en castellano como en catalán, desde las más variadas y originales canciones de amor (“Lucía”, “La mujer que yo quiero”, “Poema de amor”, “Penélope”, “Mediterráneo”, “Helena”, “De mica en mica”, “Paraules d’amor”), pasando por tantos retratos de personajes (“La tieta”, “De cartón piedra”, “Esos locos bajitos”, “Princesa”, “El titiritero”), o por momentos evocadores de un pasado feliz (“Aquellas pequeñas cosas”, “Mis gaviotas”, “Mi niñez”), o conmoverme con sus poemas de denuncia social (“Niño silvestre”, “Pueblo blanco”, “Algo personal”, “A quien corresponda”, “Manuel”), a otros desgarradoramente ecologistas (“Pare”,”Plany al mar”), o su recetario con el secreto para ser felices con “Hoy puede ser un gran día”.

El paso del tiempo nos devuelve la imagen de un catalán, tachado en su día de radical y separatista a raíz del asunto del “La, la, la”, al que censuraron sus versos, al que prohibieron cantar en España y otras naciones por denunciar las injusticias de estados opresores, al que vetaron durante muchos años en televisión española. Un catalán, repito, capaz de cantar una copla, una saeta o de componer un tema flamenco, sin ningún tipo de pudor o prejuicios, consiguiendo que fuesen aceptados por el gran público, sin relacionarlos con un género asociado al franquismo. Ha sido curiosamente Serrat, un catalán, el que ha conseguido acercar los poemas de los españoles Miguel Hernández, Antonio Machado o León Felipe a los españoles y por ende a todo el mundo hispano.

imageEste señor que lleva 50 años acompañándonos con su música y su voz, ha emprendido a sus setenta y un años una gira para agradecer al público su apoyo a lo largo de toda su carrera, cuando somos su público el que agradecemos que siga ahí y que continúe emocionándonos en conciertos como éste último, en un auditorio de más de 3.100 butacas que colgó el cartel de “No quedan localidades”, para compartir anécdotas, guiños y canciones con unos espectadores a los que arrancaba de la butaca al final de CADA canción, para aplaudir puestos en pie su poesía, su cercanía, su maestría y su entrega.

La otra noche sonaron, que recuerde a bote pronto, “El carrusel del Furro”, Niño silvestre”, “De vez en cuando la vida”, “Penélope”, “Lucía”, “No hago otra cosa que pensar en ti”, “Para la libertad”,”Hoy por ti, mañana por mi”, “Romance de Curro el Palmo”, “Es caprichoso el azar”, “Para la libertad”, “Llantos y coplas”, Hoy puede ser un gran día”, “De cartón piedra”, “Ara que tinc 20 anys”, “Algo personal”, “Cantares”, “Aquellas pequeñas cosas” (a dúo con Miguel Poveda), “Fiesta” y “La saeta”.

Serrat y Miguel Poveda

Serrat y Miguel Poveda

El concierto fue una celebración de las bodas de oro del artista con su público, agradeciendo a los sevillanos que hubiesen ido a verlo, precisamente una noche que jugaba el Sevilla, bromeando al decirles que les dejaba que conectasen los transistores con auriculares para ver cómo iba el partido. Fue diplomático teniendo también unas palabras de recuerdo para los béticos. Hizo chistes de su catalanismo al hablar del reaprovechamiento del tema “Ara que tinc 20 anys” (ahora que tengo 20 años), que volvió a cantar a los 40 renombrándolo como “Hace 20 años que tengo 20 años” y a los 60 como “Hace 20 años que digo que hace 20 años que tengo 20 años”, manifestando estar preocupado por ver cómo la llamará cuando cumpla los 80.

Serrat, un referente cultural, patrimonio universal y ejemplo de coherencia, educado en la comprensión de la diversidad y la tolerancia de lo distinto, al que que sus compañeros llaman “maestro” y le han homenajeado con varios discos monográficos de sus canciones desde cantantes cubanos (Cuba canta Serrat), a flamencos (Cantares), catalanes (Per al meu amic), sólo mujeres (Señora), etc.

imageimage image

image image image

Gracias Joan Manuel, Carlos, Eva y Javi por compartir conmigo este concierto, siendo mis testigos de que no fue un sueño y por contribuir a que algunos momentos de esta vivencia puedan quedar guardados en mi memoria para siempre.

Para terminar algunos videos del concierto

 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. peroringo dice:

    Gracias a ti por compartir tu tiempo, tus emociones y tus experiencias. Fue un concierto absolutamente digno de vivirse. Emocionante, simpático, conmovedor, rebelde. Salimos conmocionados por la perfección poética y musical. Y quedamos sobrepasados por la amabilidad personal de quien es un referente de primer orden de la música en España. Gracias.

    • allwebber dice:

      Ya sabes lo que se dice de que “alegría compartida es doble alegría y pena compartida es medio dolor”. Sé que el pack de todo lo vivido, permanecerá en el top de mi memoria para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola