OLIVIA Y EUGENIO

El autor peruano Herbert Morote escribió “OLIVIA Y EUGENIO”, una obra teatral que estrenó en 2009 en Perú y el pasado Septiembre de 2014 en España, marcando el retorno a los escenarios de la actriz Concha Velasco, tras varias operaciones que la hicieron abandonar precipitadamente las representaciones de “HECUBA”, para entrar al quirófano del que ha salido y todavía en época de recuperación ha afrontado este personaje, que es todo un reto porque prácticamente el 90% del peso de la función recae sobre ella.

Podríamos calificarla de un monólogo y realmente hubiera sido una opción teatral representarla como tal, pero la presencia en escena de su hijo en la ficción, despierta en todo el público la ternura y nos ayuda a reconocer las múltiples virtudes y capacidades que tienen las personas etiquetadas como “diferentes” por tener diagnosticado un síndroma de Down y ciertamente Hugo Aritmendiz que fue el que me tocó como Eugenio en la función a la que asistí, nos robó el corazón a todo el público.Velasco--644x362El texto de Morote en boca de Concha nos hace creer en esa mujer valiente, que un día sintió vergüenza por haber dado a luz a un niño que no era “normal” y que nos cuestiona qué o quién es normal y cómo sufre pensando en qué será de él cuando ya no esté en este mundo para cuidarlo, pero el enorme amor por Eugenio es el motor que permite a Olivia echar adelante y afrontarlo todo, encontrando un sentido a su vida gracias a él.

Hora y media de teatro con una puesta en escena que sin necesitar de prácticamente ningún elemento, llena muy bien el espacio escénico y juega con los diferentes cambios de vestuario de los dos protagonistas, provocando momentos tiernos, dramáticos, divertidos, reivindicativos  y de denuncia social que con un argumento casi predecible desde la primera escena, aprovecha la plataforma teatral para hacernos recapacitar sobre un montón de cuestiones y esa es la función del teatro, hacernos de espejo ante situaciones que no vemos, no sabemos o no queremos ver.
olivia-y-eugenioUna producción muy cuidada en la que además de la dirección del siempre efectivo José Carlos Plaza, cuenta con la escenografía y la iluminación de Francisco Leal, además de la música de Mariano Díaz que suena de fondo en algún piano a lo lejos, ayudando a vestir esta obra, cuyos pilares fundamentales son el texto y la interpretación impecable de ese genio de la escena española, a la que algunos ya llaman “la Velasco”, como algo nuestro.

Actualmente sigue de gira por España desde el año pasado y como siempre es una oportunidad y una suerte, poder ver a esta mujer en escena y más en semejante papel. No lo dudéis si teneis la ocasión de verla.

TEXTO: Herbert Morote
DIRECCION: José Carlos Plaza

Os dejo un video con algunos momentos de la obra:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola