MACK & MABEL

El título de este musical hace referencia a Mack Sennett, famoso director de cine mudo y Mabel Normand, a la que descubrió Sennett de camarera en un bar y la convirtió en una primera actriz en sus películas, famosas más tarde por sus divertidas persecuciones de policías (los Keyston Cops) y por sus guapas bañistas (Bathing beauties).

La idea de escribir un musical sobre ellos se la dió el director de Los Angeles City Lights Opera al compositor Jerry Herman, que supo involucrar en el proyecto a Michael Stewart que escribió el libreto y con la producción de David Merrick, bajo la dirección y coreografía de Gower Champion, tras las consiguientes previas en ciudades como San Diego, Los Angeles, San Louis y Washington en 1974 para limar asperezas, llegó a Broadway en Octubre con dos intérpretes de lujo, Robert Preston como Mack y una joven Bernadette Peters, que a pesar de las buenas críticas recibidas,  la falta de público les obligó a cerrar tras dos escasos meses en cartel.

Robert Preston y Bernadette Peters en la producción original

Robert Preston y Bernadette Peters en la producción original

El argumento arrancaba con la visita de Mack Sennett en 1938 a sus viejos y abandonados estudios de Brooklyn donde rememoraba sus éxitos con los Keystone Cops y sus Bathing beauties, aunque de entre todos sus recuerdos surgía poderosa la figura de Mabel, aquella camarera que apareció por error en medio de un rodaje, que con su carácter y genio dio la clave a Sennet de que había dentro de ella una actriz y aunque ella en principio se negó a formar parte de sus películas, terminó cediendo y se convirtió en la gran estrella, a la vez que iba enamorándose más y más de Sennet, que sólo pensaba en su cine y estaba casado con sus películas.

Con el tiempo llegó un momento en que Mabel quiso dejar de hacer comedia y trató de convencer a Sennett para hacer películas dramáticas, pero él no quería cambiar de género y Mabel se dejó aconsejar por William Desmond Taylor, un director que estaba de acuerdo en dar salida al potencial artístico de Mabel, que ante la negativa de Sennet a cambiar de estilo recogió sus pertenencias y se marchó en busca de un nuevo registro interpretativo de la mano del nuevo director que confiaba en ella. El orgulloso Sennett pensó que no necesitaba a Mabel ya que del mismo modo que la había creado de la nada, podría volver a hacerlo con cualquiera otra y se empleó a fondo en promocionar sus cientos de chicas en bañador (Bathing Beauties), aunque ninguna le devolvería la gloria de Mabel.

Laura Pitt Pulford y Norman Bowman en la producción del Southwatk Playhouse

El regreso de Mabel para trabajar con Sennet alegró a todos en el estudio y aunque él le prometió que haría una película dramática, sólo tenía ideas para la comedia y creó sus graciosos policías (Keystone Cops), por lo que Mabel decepcionada volvió de nuevo con Taylor, que viéndola cansada y convencido de que ella seguía enamorada de Sennett, la convenció para tomar heroína como medio para subirle el ánimo y Mabel con la esperanza de que el tiempo le ayudaría a curar sus heridas, se convirtió en una víctima de la droga.

Sennet de vuelta a los estudios, descubrió las enormes posibilidades del cine sonoro y convirtió a una de sus chicas, Lottie, con sus canciones y bailes en otra estrella, mientras Mabel arruinaba su vida con la droga y aparece como la principal sospechosa del asesinato de su amante, el director Taylor. Mack visitó a Mabel decidido a arreglar las cosas entre ellos, pero ya es demasiado tarde, porque Mabel ha muerto. Mack no puede aceptar un final tan descorazonador y menos en un musical, así que imagina un final más feliz para todos y termina su historia con una canción alegre.Semejante final era demasiado atrevido para la época, pero el error principal fue el de la campaña publicitaria que no la supo vender como un “musical dramático”, al estilo de “West Side Story” o “Blood brothers y se promocionaba como “comedia musical”, en una obra en la que primaba el drama sobre la comedia y el público desorientado la privó del éxito que merecía. Es una historia en la que asistimos al nacimiento del cine, la llegada del sonoro, la resistencia de los directores a pasarse al nuevo formato y la rendición al mismo, el nacimiento del musical y una lucha diaria por crear y estrenar películas a toda prisa para dar al público más y más entretenimiento.

El musical se estrenó mucho más tarde en Inglaterra, en 1981, en el Nottingham Playhouse con Dennis Qualley e Imelda Staunton en los principales papeles y a pesar de ser bien recibida por el público, no llegaría a Londres hasta 1995, donde tras ser reescrita y cambiar el final por otro más feliz con los protagonistas Howard McGuillin y Caroline O’Connor,  abrazados en la canción final, se convertía en un musical de culto, que se suele reponer con bastante frecuencia.

David Soul y Janie Dee (a su derecha) como Mack and Mabel

David Soul y Janie Dee (a su derecha) como Mack y Mabel

De las muchas producciones que se han hecho destacamos la del 2005 en el Watermill Theatre de Newbury, Inglaterra, con David Soul (el rubio de Starsky y Hutch) como Mack Sennett y Anna Jane Casey como Mabel, que sería reemplazada por Janie Dee cuando llegó al West End donde terminaría con una temporada limitada en el 2006, en el Criterion Theatre de Londres, dirigido por John Doyle, con su estilo personal de hacer que todos los intérpretes (salvo David Soul), tocasen un instrumento, además de interpretar y cantar.

Una nueva producción se estrenó en Niágara en el 2007, introduciendo la variación de vestir a los actores con tonos monocromáticos y con la iluminación se buscaba el efecto de las películas de la etapa del cine mudo, mientras que cuando la acción se desarrollaba en la vida real, todo adquiría otra luz más brillante. Nuevas producciones han seguido en Inglaterra como las últimas de los años 2008 y 2011.

Laura Pitt Pulford como Mabel Normand

Laura Pitt Pulford como Mabel Normand

Tuve ocasión de ver la versión que montaron en el Southwark Playhouse de Londres en Julio de 2012, con la acción situada en un escenario central y el público sentado a tres bandas, jugando con luces y sombras para contarnos el arranque del mundo del cine en Hollywood. El teatro se encuadraba dentro de los recintos del off de Londres, en un espacio alternativo fuera del West End y posiblemente fuese el emplazamiento idóneo para este musical. Con aspecto de hangar abandonado, lleno de focos, escaleras metálicas movibles, un viejo piano, baules antíguos, etc. nos hacían entrar en otro espacio, como en un estudio de cine de los años 20, incluso una cierta bruma acentuaba la sensación de ensoñación, recuerdo o espacio olvidado al que acudía un Mack Sennet titubeante, reviviendo los fantasmas del pasado, con algunos de sus actores como Fatty Arbuckle, o sus colaboradores como el director Frank Capra y por supuesto la incomparable Mabel.

En el reparto salvo el actor que interpretaba a Mack (Norman Bowman) con una voz algo afónica al hablar, aunque en las canciones resolvía bien, era engullido como el resto del reparto por una excelente Mabel (Laura Pitt Pulford), que debutó en el West End como Betty Shaefer en Sunset Boulevard en el año 2008 y que hizo rugir al auditorio con su versión del “Wherever he ain’t”.

Michael Ball y Rebeca LaChanze en la producción de Chichester 2015

Michael Ball y Rebeca LaChanze en la producción de Chichester 2015

Más tarde en el Festival de Chichester se estrenó una nueva versión con Michael Ball (Mack) y Rebecca LaChanze (Mabel). Para el papel de Lottie se contrató a Anna Jane-Casey que había sido Mabel con David Soul años atrás y aquí cada vez que aparecía en escena bien cantando o bailando se robaba la atención del público. Esta versión más tarde emprendió una minigira por Inglaterra hasta Diciembre de 2015. Michael Ball como siempre se lucía como intérprete, pero su pareja femenina no estaba a la altura del papel. La puesta en escena contaba con algunos aciertos como el hecho de poner a Mack como narrador de la historia, congelando la acción en algunos momentos para escucharle entablar un diálogo consigo mismo o confesándose con el público sobre lo ocurrido, pero en ocasiones al intentar escenificar demasiado en vez de sugerir y dejar que la imaginación del espectador completase el decorado jugaba en su contra.

La partitura, una de las favoritas de su autor, incluye canciones excelentes como “Time heals everything”, “Movies were movies”, “I won’t send roses”, “Tap your troubles away” o “I promise you a happy ending”, elegidas por muchos cantantes para sus conciertos por haberse convertido en clásicos, a pesar de que el musical no consiguiera ningún premio Tony, habiendo estado nominado a ocho en sus mejores categorías (musical, actor, actriz o libreto), llamando la atención de que con semejante número y categoría de nominaciones el estupendo trabajo de Jerry Herman no fuese reconocido con una nominación.

Anna Jane Casey en el número "Tap yopur troubles away"

Anna Jane Casey como Lottie en el número “Tap your troubles away”

MÚSICA Y LETRAS: Jerry Herman  

 
Existen varias grabaciones en audio del musical, siendo particularmente recomendables la del reparto original con Robert Preston y Bernadette Peters, así como la que se hizo en concierto en Londres. No existe grabación en video de este musical.

Os dejo con un video promocional de la versión de Chichester

otros videos de la Royal Variety Perfomance con Howard McGuillin y Caroline O’Connor cantando temas del musical

y Anna Jane-Casey en los PROMS con la Orquesta de John Wilson y una insuperable versión de “Tap your troubles away”

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. dumbo08 dice:

    El clip que has puesto de la versión de Royal Variety Perfomancer, me parece que la actriz protagonista es Caroline O´Connor y no Catherine… (a menos que tenga una hermana gemela)…

    Mil gracias por dar videos y apuntes de este musical, que bien valdría para llevarlo al cine hoy dia. Sería muy curioso de ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola