El director Stephen Daldry y el guionista Lee Hall nos sorprendieron con una emotiva historia de la lucha personal de un niño de 11 años llamado Billy Elliot, que descubría por casualidad el baile cuando acudía a su clase de boxeo y cómo ese instante, iba a cambiar su vida para siempre.

La película se convirtió en un éxito mundial, cosechando multitud de premios y siendo elegida en 2004 como una de las mejores películas británicas de todos los tiempos. La banda sonora de la película, mayormente incluía canciones rock. Elton John estuvo en el estreno mundial de la película en Cannes y alguien contó a Lee Hall que el músico había llorado viendo la película, por todas las similitudes con su historia personal dedicándose al mundo de la música, gracias al apoyo y empuje de su madre y su abuela.Daldry y Hall fueron a hablar con Elton John para estudiar la posibilidad de convertir la película en un musical. Elton estuvo emocionadísimo con la idea, insistiendo en que se ocupara de las letras de las canciones el mismo guionista Lee Hall. La química de trabajo entre los dos permitió que el musical se estrenase en Londres en 2005, con un éxito arrollador de público, siendo difícil todavía a fecha de hoy conseguir entradas en Londres y más tras su estreno en Broadway en 2008, arrasando en los Tonys de ese año.

La obra está montada de forma bastante efectiva. Lo cierto es que cuando acudo a un musical del que conozco su versión cinematográfica, me pregunto cómo resolverán determinadas situaciones y aquí quizá lo más “complicado” fuese situar la habitación de Billy en el piso superior de la casa, donde se refugia cada vez que quiere aislarse, delimitando bien esos dos planos con una escalera de caracol, al final de la cual está la cama de Billy, que aparece y desaparece desde la base del escenario, para situarnos al niño como flotando por encima del nivel de la tierra y a su padre y hermanos más abajo, como en la profundidad de la mina en la que trabajan.La música está presente en casi toda la obra, subrayando la acción, aunque no sea con una canción. Los temas de Elton John están bien colocados, si bien en una primera audición no te hace salir tarareando ninguno y los números coreográficos funcionan muy bien, incluso en la parte dramática, calando perfectamente al espectador. Sus pinceladas cómicas se intercalan sabiamente para aligerar algunos momentos que podrían resultar “delicados”, como la amistad de Billy con su amigo Michael, al que le gusta de vestirse con la ropa de sus hermanas, sugiriendo una cierta atracción hacia Billy y apuntando una orientación sexual hacia las personas de su mismo sexo, mientras que en el musical se nos ofrece como algo más ingénuo y cómico, consiguiendo que el público se desternille con las ocurrencias de Michael y Billy, que son indiscutiblemente los auténticos pilares de la obra.

El resto de intérpretes, el padre, el hermano, la profesora de baile, la niña enamorada de Billy, etc. todos y cada uno están bien, pero los dos niños, cada uno en su papel están fantásticos y merece la pena ver la obra, sólo por asistir a la entrega de este Billy. Como sabéis las leyes inglesas son muy estrictas en el tema de la educación infantil, motivo por el que un niño no pueden trabajar más de equis horas a la semana, así en el programa vienen acreditados tres niños para el papel de Billy, otros 3 para el de Michael y otros 3 para el de Debbie, pero supongo que cualquiera de ellos deben estar a la altura.Recordando la obra en el tiempo me vienen a la memoria momentos que me ponen la carne de gallina sólo con recordarlos, uno de ellos, el único que no tiene música original ya que se recurre a Tchaikowsky, o cuando Billy sólo en la sala de baile, dejándose llevar frenéticamente por la música es descubierto por su padre, que se queda atónito al ver el don natural del niño. Son instantes en los que rugirías pensando que sólo por eso, mereció la pena acudir al teatro.

El musical ofrece una visión más luminosa que la película. No quiero decir que haya perdido su carga dramática, ya que tiene momentos realmente duros, dramáticos y emotivos, pero muy bien compensados con otros más distendidos, incluso cómicos que hacen menos agobiante la historia de la crisis de mitad de los ochenta con Margaret Thatcher gobernando y las huelgas del sector minero, con piquetes y enfrentamientos de todo tipo: policia-huelguistas, huelguistas-esquiroles, padre-hijo, padre-profesora, hermano-hermano, etc.De los números musicales habría que destacar The Stars look down con la que se abre la obra, Grandma’s song, Solidarity, el número para los mineros en huelga, Expressing yourself, Billy y Michael experimentando bailes vestidos de mujer, The letter, la carta para Billy escrita por su difunta madre, Born to Boogie, el divertido momento de la profesora de baile y el pianista, Angry dance, Billy expresando toda su rabia contra la represión que le rodea, Merry Christmas Maggie Thatcher, Electricity, el temazo del musical o Once we were kings, el momento –para mi- más emotivo del musical, cuando los huelguistas vuelven al trabajo, derrotados, sin haber conseguido sus objetivos, descendiendo a las entrañas de la mina, mientras Billy los observa, con su maleta en la mano, partiendo a su prueba de acceso en el Royal Ballet.

El musical se estrenó el 31-03-2005 en Londres, exportándose en el 2007 a Sydney y en el 2008 a Melbourne y a Broadway arrasando en premios ya que consiguió 10 Tony y 10 Drama Desk, incluidos los de mejor musical. El Tony al mejor actor en un musical, lo consiguieron los TRES niños que interpretaban a Billy Elliot en las diferentes funciones. En Broadway cerró el 08-01-2012 tras más de 1.300 representaciones. En Londres sigue a punto de cumplir los diez años en cartel.En Junio de 2014 saltó la noticia de que el musical sería grabado en vivo en el Victoria Palace Theatre de Londres, para emitirse en directo el 28-09-2014 en cines con la curiosidad de que Liam Mower, uno de los tres Billy’s originales, volvería para interpretar a Billy adulto en aquella función especial, en la que al final participaron en un número especial 25 actores que fueron Billy Elliot en algún momento. Esta grabación ha sido editada en DVD y Blu Ray con subtítulos en español.

La programada rehabilitación del teatro de Londres en el que se estrenó, obligó a cerrar el musical el 9 de Abril de 2016 cuando se celebran ONCE AÑOS de permanencia en cartel. Al mismo tiempo se confirmaba la noticia de que iba a emprender una gira por Reino Unido e Irlanda que comenzaría el 24 de Febrero de 2016 en Plymouth y visitará otras diez ciudades hasta Mayo de 2017, con la confianza de volver a Londres dentro de un par de años.billy.600También se insiste en la noticia de que se está trabajando en la adaptación al cine de este musical, habiendo comunicado Stephen Daldry que será diferente a la película ya que entre otras cosas se incidirá más en las huelgas de los mineros. Estaremos a la espera de nuevas informaciones.

MÚSICA: Elton John
LETRA: Lee Hall

  71aF3+nZSXL._SL1500_

Existe el CD grabado por el reparto original de Londres y el DVD y Blu Ray del musical grabado en vivo en el teatro (no confundir con el de la película), completamente subtitulado en español.

Os dejo con el paso del musical por los Tony dividido en tres videos

Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube
Imagen de previsualización de YouTube