SCROOGE

A CHRISTMAS CAROL” es la novela de Charles Dickens, conocida entre nosotros como “Canción de Navidad” 0 “Cuento de Navidad“, publicada en 1843, adaptada al cine, dibujos animados, teatro, televisión y que ha conocido diversas versiones como musical, llevadas a cabo por diferentes músicos, si bien aquí vamos a tratar la adaptación musical cinematográfica dirigida por Ronald Neame e interpretada por Albert Finney en el papel principal, con un guión y canciones escritas por Leslie Bricusse.

La película estrenada en España como “Muchas gracias, Mr. Scrooge” en 1970, tuvo un éxito relativo y el hecho de que el actor Albert Finney con 34 años, interpretase el papel del joven y viejo Scrooge, fue alabado por unos y criticado por otros, aunque consiguió el premio Golden Globe al mejor actor en un musical. Fue nominada a cuatro premios Oscar y con el paso del tiempo se ha convertido en un clásico navideño televisivo como “Qué bello es vivir” (It’s a wonderful life, 1946), “Milagro en la ciudad” (Miracle on 34th street, 1994), “De ilusión también se vive” (Miracle on 34th street, 1947) o “Navidades blancas” (White Christmas, 1954).

La historia nos presenta al viejo y avaro Ebeneezer Scrooge en su oficina de préstamos, renegando por la llegada de la Navidad en la que la gente gasta por encima de sus posibilidades. No comprende cómo pueden estar de buen humor y compartir la alegría de la Navidad. Para él la Navidad tiene el agravante de que se ve obligado a pagar un día a sus empleados sin que lo trabajen, lo cual no le hace nada feliz. Con él trabaja Bob Cratchit, cuya familia espera el pago extra de Navidad para comprar los regalos y preparar la cena familiar.

El sobrino de Scrooge invita a su tío cada año a que se les una en la cena de nochebuena, pero él siempre rehusa ya que le parece un derroche y prefiere marchar solo a su casa, como cualquier día normal. En su camino a casa se encuentra con varias de las personas que le deben dinero y le dicen que no podrán atender el pagaré a la fecha del vencimiento, a lo que Scrooge responde que les subirá los intereses y se encierra en su casa, espantando a los niños que llaman cantando villancicos a cambio de unas monedas.

Esa noche Scrooge se acuesta a dormir como cada noche, pero va a recibir varias visitas en su sueño que serán cruciales para su futuro. La primera es la del Fantasma de su socio Jacob Marley (Alec Guinness), que murió siete años atrás y claro tiene un color ceniza en su piel, llena de vendas que le dan un aspecto terrorífico. Marley ha venido para advertirle de que cambie su forma de ver la vida, para evitar que le pase lo que a él. Más tarde se presenta el Fantasma de la Navidad Pasada (Edith Evans), que acompañará a Scrooge a su pasado para descubrir al joven que fue con sus esperanzas e ilusiones y que quizá le ayude a comprender cómo se ha convertido en el ser mezquino que es ahora.

A continuación llega en mitad de la noche el Fantasma de la Navidad Presente (Kenneth Moore), que acompañará a Scrooge a ver la alegría de la gente en estas fiestas y le deja ver la cena en casa de su empleado Cratchit, con un hijo que debería ser operado, pero el escaso sueldo de su padre no hace posible plantearse la operación, pero a pesar de todo ello, la familia rezuma amor por los cuatro costados y son felices en su realidad diaria.

Finalmente se le presenta el Fantasma de la Navidad Futura, que le acompaña a dar una vuelta por su ciudad y comprobar que el pequeño Tiny Tim, hijo de Cratchit ha muerto y al llevarlo al cementario Scrooge descubre una tumba rota, abandonada y con hierbas a su alrededor y sobre la lápida en la que, aterrado, lee su nombre.

La mañana del día de Navidad, Scrooge se despierta lleno de alegría en su corazón y reparte felicidad a diestro y siniestro. Va a comer con la familia de su sobrino, perdona los retrasos en los pagos de sus deudores y se encarga de conseguir una buena comida para los Cratchit. Las visitas de la noche le han hecho ver, que debe cambiar para construir un futuro propio, en el que sea un ser amable y querido por todos.

Tuvieron que pasar más de veinte años, para que en 1992, se plantease hacer de esta película musical, una adaptación teatral a la que llamaron “SCROOGE – The musical” para diferenciarlo de la película, de la que tomaba todas las canciones entre las que destacan “I hate Christmas”, “Happiness”, “I like life”, “A better life” y “Thank you very much”. En la adaptación teatral el papel protagonista lo interpretó el reconocido actor y cantante inglés Anthony Newley, habitual colaborador con Leslie Bricusse en la creación de musicales como “Stop the world, I want to get off”, “Willy Wonka & The chocolate fatory” o “Doctor Doolitle”, entre otros.

Tommy Steele también lideró en el 2003 una nueva producción en gira de este musical, que repuso en Londres en el 2004 en el London Palladium y que tiene previsto reponer en el mismo teatro el conocido actor.

MÚSICA Y LETRAS: Leslie Bricusse

 

Aunque se publicó en su día en vinilo la banda sonora de la película,  problemas de derechos han hecho imposible hasta hoy, tener el CD con el score de la película, así que hasta hace poco sólo era posible conseguir el CD de la producción inglesa de 1992. Hasta que tras el éxito de la reposición con Tommy Steele también se publicó en cd.

 

Lo que también se ha publicado es el DVD y Blu ray de la película (recordad que en España figura como “Muchas gracias, Mr. Scrooge”) y lleva las canciones subtituladas en castellano.

Y para terminar un video de Tommy Steele, cantando el tema principal en una gala benéfica

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola