XANADU

Posiblemente para descubrir el origen de este musical tuviéramos que remontarnos a la  película de 1941 “Here comes Mr. Jordan”, que hemos visto posteriormente en diferentes versiones conocidas como “Heaven can wait” (El cielo puede esperar), o al musical “Carousel“, en el que se da permiso a alguien que ya está en el cielo, para regresar a la tierra y solucionar algún problema.

Tras el éxito de la película de 1941, se rodó una secuela en 1947 llamada “La diosa de la danza” (Down to Earth), con Rita Hayworth como Terpsicore, musa griega de la danza, enfadada porque en la tierra un productor de Broadway está montando un musical, en el que da una imagen de las musas del Olimpo equivocada y pide permiso para venir a la Tierra y enmendar el despropósito del musical.

Olivia Newton-John con Gene Kellu en el número "Dancin'"

Olivia Newton-John con Gene Kellu en el número “Dancin'”

El argumento de esta película de 1947, fue inspiración para la película “Xanadú” protagonizada en 1980 por Olivia Newton-John y Gene Kelly, que fue vapuleada por la crítica y nominada a seis premios Razzies (los que se dan a las peores películas del año), a pesar de lo cual el público acudió fielmente a encontrarse con Olivia tras el éxito de “Grease“, además de para escuchar las canciones escritas para la ocasión por la Electric Light Orchestra, además de por John Farrar el compositor asociado a Olivia, para la que escribió entre otras, la famosísima “Hopelessly devoted to you”.

La película dirigida por Robert Greenwald, experto productor y director de documentales políticos en sus premiados trabajos denunciando la guerra de Iraq o la situación en Afghanistan, no parecía ser la persona más indicada para acometer este trabajo y visto hoy ha envejecido muy mal. Personalmente, lo único que salvaría, serían las canciones de la ELO y “Dancin’”, el estupendo número musical que fusiona la música pop con una big band, sacando lo mejor de un Gene Kelly que aguanta bien el tirón del número, con una Olivia Newton-John que demostró que cantaba y patinaba mejor que bailaba.
xanaduCuando saltó el rumor de que se estaba preparando una adaptación teatral para estrenarla en Broadway, los chistes y las bromas fueron de lo más imaginativo, a pesar de lo cual en el 2007 se hicieron lecturas del argumento con Jane Krakowski en el papel de Kira/Terpsicore y Cheyenne Jackson como el arquitecto que sueña construir una discoteca, en la que se baile sobre patines y Toni Roberts, haciéndo doblete como Zeus y el propietario del local en que finalmente se convertirá en la discoteca Xanadu.

Cuando se decidió montarla Krakowski había firmado para la serie televisiva “Rockefeller Plaza” (30 Rock), y Jackson estaba ligado a otros compromisos, así que fueron sustituidos  por Kerry Butler como Kira y James Campanello como Sony, que estrenaron con Tony Roberts el 10 de Junio de 2007, dándose la circunstancia de que Campanello el 21 de Junio, ensayando se lastimó un tobillo y hubo que recurrir a toda prisa a Cheyenne Jackson, que ya estaba libre ya de compromisos, para que retomase el papel que había creado.
Xanadu-Web3Curiosamente, la obra, contra todo pronóstico recibió muy buenas críticas y aguantó más de 500 representaciones, con un guión basado en la película Xanadú, pero que incorporaba muchos guiños a la película “Furia de titanes” (Clash of Titans, 1981), famosa por los efectos especiales del archiconocido maestro de la animación Ray Harryhausen.

El guión fue nominado al premio Tony y lo cierto es que combinaba muy bien las dosis de humor y complicidad con la audiencia. Kerry Butler estaba muy bien vocalmente, recordando a Olivia ya que para disimular al bajar a la tierra decidía “adoptar un acento australiano”. Cheyenne Jackson también respondía muy bien al perfil del arquitecto simplón, que al final conseguía una escalera para rasgar el cielo y acceder al Olimpo, declarándose a Kira y enfrentándose a Zeus, al que no temía porque “lo conocía por haberle visto en la película de 1981, en la que era Laurence Olivier”.Tony Roberts era el que salía peor parado del trío ya que no lograba hacernos olvidar al estupendo Gene Kelly. Se mantuvieron todos los números musicales de la película, conscientes de que era una de las bazas importantes del musical, incluso respetando al máximo las versiones, si bien en algunas, se permitían algún chiste, para conectar con el público y decirles que no era más que una broma para pasárselo bien. Los amantes del score de la película salían contentos y los que acudían atraidos por la historia, disfrutaban de la música y el guión, tratados de la única forma para que funcionase en los años dos mil.

La duración del musical era de 90 minutos y se representaba sin intermedio, lo cual fue otra buena idea ya que no se intentó alargarlo innecesariamente añadiendo canciones para conseguir las dos horas típicas de los musicales de Broadway. La producción no engañaba a nadie y no era pretenciosa, lo cual era muy agradecido por el público que salía contento tras ver algo fresco y divertido. Las ventas en taquilla se dispararon tras las primeras críticas en las que todos esperaban un descalabro y el boca-oreja también ayudó. Fue nominada al Tony al mejor musical, aunque no lo consiguió.El musical llegará a Londres programado por el Southwark Playhouse, del 16 de Octubre al 21 de Noviembre de 2015, dirigido por Paul Warwick Griffin, con diseño escénico de Morgan Large y coreografías de Nathan M. Wright, con Carly Anderson (Kira), Samuel Edwards (Sonny), Alison Jiear (Melpomene), Lizzy Connolly (Calliope), Micha Richardson (Erato), Joel Burman (Terpsicore), Nicholas Duncan (Thalia) y Emily McGougan (Euterpe).

MÚSICA Y LETRAS: Jeff Lyne
MÚSICA Y LETRAS: John Farrar


Existe grabación en CD de las canciones de la película, como del Broadway Cast.


También se puede conseguir fácilmente el DVD de la película con Olivia-Newton John y Gene Kelly.

Acompañamos el video con el número interpretado en los Tony del 2008

y la grabación pirata del musical completo que alguien ha colgado en la red

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola