TRABAJAR

No es la primera vez ni será la última que me haga más de 250 kilómetros para ir a ver el montaje de fin de cuarto curso de la Escuela Siperior de Arte Dramático de Murcia y es que es un gustazo ratificar la labor que vienen desarrollando año tras año Silvia Montesinos como directora escénica y Susana Ruiz en la dirección coreográfica, como cabezas de un equipo que siguen creando afición entre el público y formando a nuevas generaciones para el teatro y el teatro musical.

El trabajo de fin de curso de 2016-2017 es su versión de “TRABAJAR”, acertadísima adaptación al español del musical de Dolly Parton del que hablamos con motivo de su estreno en Broadway en el post “9 to 5 (Nine to five)” título que hace referencia al horario de la jonada laboral americana. Quiero destacar especialmente la valentía de estas profesoras al atreverse con una obra que requiere constantes cambios de emplazamientos y escenografía que ejecutan los actores a la vista del público, pero jugando hábilmente con la iluminación y con el apoyo de la orquesta.cuento 925La adaptación al español del libreto original está hecha por la misma profesora de interpretación y directora escénica del mismo Silvia Montesinos, delegando en los alumnos la adaptación de las letras de las canciones con la premisa de que deben mantener el sentido del original y en las que no caben acentos mal colocados. Como uno de tantos ejemplos tomamos el tema original “Nine to five” que en inglés necesita tres notas, una por palabra, mientras que en castellano necesitaría cuatro “Nue-vea-cin-co”, con lo que sabiamente lo han traducido por “Trabajar” utilizando tres sílabas como el original, manteniendo el sentido e incorporando en otro verso la expresión “nueve a cinco”. Estupendo trabajo el de estos jóvenes.

El movimiento escénico está muy bien resuelto con las coreografías de Susana Ruiz que ejecutan muy bien los miembros del reparto sin ser bailarines, pero que se atreven hasta con un número de claqué en el principio del segundo acto que hizo soltar al público varios “Bravos”. La escasez de recursos contrasta con la imaginación e ingenio para resolver todas las situaciones que requiere la trama y así vemos como se utilizan diferentes espacios en la platea o el proscenio y ante nuestros ojos una mesa de despacho se puede convertir en mil y un objetos que pueden ir de una fotocopiadora a una camilla o un mueble de cocina.IMG_7962En el reparto las tres protagonistas femeninas tenían sustituta, pero aún así la directora hizo que en cada función alternasen sus papeles para que cada día el reparto cambiase y aunque sólo puedo hablar del que vi, haciendo justicia debo nombrar a todos comenzando por Teresa Grau o Laura Gómez (Violet / Margaret), Marina Torregrosa y Asun López (Doralee / Kathy), Ana Torregrosa o Sara Herrera (Judy / María), Jesús Teatino (Franklin Hart), José Antonio Albacete (Roz / Dick /Celador), Adrián Quiñones (Joe / Dwayne / Detective / Tinsworthy), Vanessa Serrano (Missy / Voluntaria), Juan Cantabella (Josh / Policía), Tony Iniesta (Bob / Doctor /Empleado nuevo) y Patricia Serradell (Voz en off).trabajar

Por si esto no fuera suficiente como ya he dicho tenían orquesta en directo, como cada año cedida por el Conservatorio, con unos metales realmente brillantes, dirigidos por Cristina Sánchez Gómez con Leandro Martínez-Romero e Inés Piñera Martínez (piano), Darío Martínez Gálvez (saxo barítono y tenor), Miriam Serrano Beteta (saxo alto), Daniel Martinez Maciá y José David Mercader Pellicer (clarinetes), Pablo Mayorga Arrayás y Victor Antonio Leal Orenes (trompeta), Daniel Maurí López y Abel Alcázar Soler (percusión), Jorge Morcillo González (guitarra) y José Antonio Rico Soto (trombón).

Un musical ambientado en los años 80 aunque no se estrenaría en Broadway hasta 2009 y que sigue denunciando temas tan candentes como la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres o la adjudicación de puestos directivos mayormente al sexo masculino, siempre desde el punto de vista de la comedia y con toques de humor pero que muestran una realidad todavía vigente a día de hoy.

Ni que decir tiene que cada año Murcia (y los que no somos de Murcia) esperamos estos trabajos de fin de curso con mucha ilusión, para ser testigos una vez más de la creatividad para sacar adelante proyectos que quizá hemos visto en Broadway o Londres y que los acercan a un público que abarrota cada día el salón de actos porque son SÓLO CINCO DÍAS y ayer 14 de Febrero de 2017 tuvo lugar la última función, además no se cobra la entrada y es muy de agradecer que en esta Escuela de Arte Dramático se apueste por títulos nuevos y no se recurra a los vistos una y mil veces.IMG_7963Arquímedes dijo “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo…..” yo sólo me cuestiono ¿hasta dónde podría  sorprendernos este equipo si les facilitasen medios?.

Enhorabuena a tod@s y especialmente gracias a Silvia y Susana por compartir vuestro talento.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *