LA REVELACIÓN: Nueva Nuncajamás

Chema Cardeña como los buenos clásicos ha vuelto por Navidad para traernos otro de sus “Cuentos Políticos” y si en 2015 era  su particular visión de “Alicia en Wonderland“, en 2016 su “Buscando al Mago de Oz: Oh EurOZpa” y en 2017 le llegó el turno a “Viaje a Nuncajamás“, este 2018 se ha atrevido con un spin off de esta última con su “La Revelación: Nueva Nunca Jamás” donde sirviéndose de los personajes creados para su anterior cuento ha sabido rizar el rizo para reflejar lo que ha ocurrido desde que dejásemos a Peter Pan hace un año en el reino de Nueva Nuncajamás con sus estados que respondían a los nombres de Comunicomia (Cataluña), Burocracia (Andalucía), Empresaria (País Vasco), Terra Mística (Galicia) o Armania (Gobierno Central).

Ahora una agresiva vicepresidenta Campanilla (Iria Martinez) pide ayuda a Peter Pan (Juan Carlos Garés) que acude acompañado del Coco-Drille (Darío Torrent) para tratar de solucionar el problema de Comunicomia, presidido por Wendy (Rosa López), que tras un referéndum ilegal ha decidido separarse del resto de estados. Peter no da crédito a los desastrosos cambios producidos tan sólo en un año de ausencia, donde el Presidente del Gobierno sigue siendo un Jefe Indio algo sarasa y cargado de plumas con poca determinación (José Doménech) que ha hecho Ministra de Economía a una sirena (Raquel Ortells) que con el resto de ministros abogan por cambiar la Constitución, algo a lo que el rey Garfio (Chema Cárdeña), no ve de muy buen grado.

Además está la música, esas canciones que ayudan a pasar de una escena a otra y que arrancan con el “Help” haciendo alusión a la ayuda que hace falta para solucionar el embrollo, seguidas de otros temas como “Xanadu”, “Give me hope Joanna”, “Bad romance”, “In the navy”, “I need a hero”, “Happy together”, “Hosanna” de Jesucristo Superstar, “Azurro”, “Highway to hell”, “I will survive” o “Ain’t no mountain high” que le dan un tono divertido y diferente del sentido para el que fueron creadas y por supuesto interpretadas en directo por la Pirates New Neverland Band que forman David Campillos, José Montoro y Johnny B. Zero.

Como de costumbre Cardeña salpica la historia de juegos de palabras y segundas y terceras lecturas que encierra en esta broma ácida de nuestra realidad actual, en la que se nos invita a tomar parte en distintos momentos de la trama como esos “niños perdidos” que somos en manos de esos políticos que “manejan nuestra barca” a su interés y antojo, porque tienen el poder que queramos o no, les hemos dado tras votar en las urnas y que nos sentimos como ese incómodo Principito (Juanjo Benavent) al que todos quieren quitarse de encima.Es una pena que llegue en unas fechas (del 7 de Diciembre de 2017 al 7 de Enero de 2018 en la Sala Russafa de Valencia) cuando la mayoría del público andamos algo liados con las compras, reuniones familiares y demás que hará que gran parte de esos niños perdidos y valga la redundancia, se la pierdan. Por mi parte voy a tratar de repetirla porque seguro que en una nueva visión aún sacaré cosas que se me pasaron en la primera. Un divertimento con cierto grado de reflexión que nadie debiera perderse.

TEXTO Y DIRECCIÓN: Chema Cardeña

Terminamos con un video promocional de la obra

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola